trucos para blanquear los dientes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Trucos para blanquear los dientes

Tener los dientes blancos es un sueño que tienen muchas personas pero sin embargo no tienen el dinero suficiente para los tratamientos. Por este motivo, vamos a dar una serie de trucos para blanquear los dientes en casa de una manera natural. Si se siguen los consejos que vienen a continuación, se pueden conseguir unos dientes más blancos en poco tiempo y de forma sencilla. Conseguir un blanqueamiento dental es fácil.

Trucos para blanquear los dientes de manera sencilla

Vamos a dar una serie de consejos muy sencillos que pueden ayudar a tener unos dientes más blancos.

Pasta de bicarbonato con jengibre

Esta pasta da muy buenos resultados para blanquear los dientes gracias a su efecto exfoliante, retirando micropartículas de sarro que hacen que se vean dientes amarillos. Solo se puede usar dos veces por semana para no desgastar los dientes. De lo contrario, debilitaría el esmalte provocando sensibilidad.

Para conseguirlo hay que mezclar 3 cucharaditas de bicarbonato de sodio, ¼ de cucharadita de jengibre en polvo y 3 gotas de aceite esencial de menta. Guardaremos la mezcla en un recipiente hermético y sin que le dé la luz. Cuando vayamos a usarla, mojaremos el cepillo de dientes, colocaremos la pasta habitual y, por último, la mezcla.

Fresas con sal

Las fresas contienen vitamina C y un tipo de ácido que ayuda a eliminar la placa dental, que blanquea los dientes. Además, si se le añade un poco de bicarbonato, el blanqueamiento es más rápido. 

Necesitaremos 3 fresas, una pizca de sal gruesa y ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Machacamos las fresas con un tenedor hasta obtener un puré, luego se añade el resto de los ingredientes y se mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.

Colocaremos la mezcla en el cepillo de dientes y cepillaremos durante cinco minutos por todos los rincones de la boca. Por último, nos enjuagamos con agua y nos limpiaremos los dientes con nuestra pasta habitual. No debemos usar esta mezcla más de 2 o 3 veces por semana, para no desgastar los dientes.

Pasta de agua oxigenada y bicarbonato de sodio

El agua oxigenada y el bicarbonato de sodio son trucos caseros muy utilizados para blanquear los dientes. Consiste en mezclar bicarbonato con agua oxigenada hasta obtener una mezcla para utilizarla como pasta de dientes.

Sin embargo, no se debe usar todos los días porque es exfoliante y abrasiva, de manera que puede dañar tus dientes. Lo ideal son entre 3 y 5 días y después esperar de 3 a 6 meses para volver a utilizarla.

Cáscara de plátano

El plátano ayuda blanquear los dientes de manera económica. Para ello, necesitamos la cáscara de plátano. Esta parte es rica en potasio, magnesio y manganeso que pueden ayudarnos a tener los dientes blancos.

Estos minerales se absorben por el esmalte de los dientes y tienen efectos blanqueadores. La mejor forma de hacerlo es cepillarse normalmente con pasta de dientes y usar hilo dental para eliminar los restos que hayan quedado entre los dientes. Después, pelaremos un plátano maduro para frotar un pedazo de la parte interior de la cáscara sobre tus dientes durante 2 minutos.

Tras esto, nos enjugaremos la boca y ya estaría. Cuenta con la ventaja de que lo podemos hacer varias veces y los resultados se empiezan a ver en unas semanas.

Vinagre de manzana

Hacer gárgaras con un poco de vinagre de manzana diluido con agua aportará más eficacia a cualquier pasta de dientes. Para diluirlo se añade el triple de cantidad de agua que de vinagre, y también se puede mezclar con pasta de dientes y cepillarnos como de costumbre.

Aceite de coco

Este producto es antimicrobiano, de manera que ayuda a eliminar la placa bacteriana. Los ácidos grasos del aceite de coco, al combinarse con la saliva, producen una molécula de oxígeno que se adhiere a las manchas de los dientes. Por lo tanto, este remedio libre de oxidación crea una reacción química que elimina las manchas de forma natural mientras nos cepillas.

Solo es necesario poner una cucharadita de aceite de coco en la boca. Debemos dejar que se derrita y realizar movimientos con la boca para que penetre por todos los dientes durante unos 4 o 5 minutos. Una vez pasado este tiempo nos enjuagamos con agua. 

Pasta de carbón

Nuestro último truco es el carbón activado gracias a sus beneficios desintoxicantes. También sirve para conseguir unos dientes blancos debido a que sus gránulos se adhieren a las bacterias antes de que estas los manchen.

Otros consejos para blanquear los dientes

 Cuidar la higiene dental. Para ello debemos usar siempre hilo dental y enjuague bucal.

– Reducir el consumo de bebidas como el café, el té, zumos industriales o vino tinto. Si los consumimos, es recomendable tomar un vaso de agua después para enjuagar la boca.

– Evitar fumar.

– Beber usando una pajita, así evitaremos que los dientes entren en contacto directo con líquidos y se puedan manchar.

– Comer frutas como la naranja, fresa, manzana o pera. Sus componentes crearán una película protectora en el esmalte evitando que se manchen.

– Masticar chicles sin azúcar incrementa la producción de saliva. Esto ayuda a barrer la placa que mancha los dientes, así como las bacterias que producen caries.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿"Whatsappeamos"?
Hola soy Silvia de Dentaden.
¿En qué podemos ayudarte?