¿Cuáles son los problemas dentales más comunes?

Desde las enfermedades buco dentales, hasta la falta de higiene que es el factor más importante del desarrollo de patologías, son importantes y debemos conocer los principales problemas dentales para evitarlos, visitando cada seis meses al dentista para una revisión y diagnóstico.

¿Cómo evitarlos y cuáles son los problemas dentales más frecuentes?

Evitar las complicaciones orales resulta más sencillo siguiendo las pautas de la prevención oral y por esta razón es necesario mantener un cepillado diario tres veces por día en las encías y dientes controlando el desarrollo de las bacterias que conllevan varias afecciones. Pero, cepillar los dientes no es la única solución, sino que debemos recurrir a otras técnicas complementarias como el enjuague bucal, la higiene interproximal, el hilo dental, la irrigación bucal y la correcta limpieza lingual para evitar los habituales problemas dentales. Además, es importante acudir al odontólogo ante la presencia de síntomas como el dolor, enrojecimiento de las encías y otras molestias, sin dejar de lado las revisiones cada seis meses.

Os dejamos una breve explicación de las complicaciones más comunes que resolvemos con éxito en nuestras clínicas:

  • Caries dentales: Afecta tanto a niños, como adultos y destruyen progresivamente los tejidos internos, encontrándose su origen en los ácidos que provocan la pérdida del esmalte de los dientes. Esta enfermedad bucodental puede ocasionar en sus fases avanzadas la extracción de la pieza dental y para evitarlo es imprescindible la prevención basada en un buen cepillado, eliminando los productos con azúcar y visitando al especialista con periodicidad.
  • Periodontitis: Surge cuando no se diagnostica a tiempo esta afección y en pacientes con gingivitis mal tratada, provocando la movilidad de los dientes y el mal aliento. Destruye lentamente los soportes de los dientes cuando la infección se encuentra en estados avanzados y puede ser más grave, aunque detectada en los controles regulares el dentista preserva la salud bucal.
  • Gingivitis: Es otro de los problemas dentales que afecta a muchas personas por la acumulación de placa bacteriana y encías, además de sus síntomas que son el sangrado, inflamación y enrojecimiento, siempre con un proceso reversible si se consulta a tiempo para evitar que se produzca la periodontitis.
  • Llagas: Que son habituales junto con las aftas y otras irritaciones que surgen por estrés o falta de higiene que alterna las funciones vitales como beber y comer, provocando molestias por causa de las llagas que pueden desaparecer después de varios días.
  • Dolor de muelas: Aparece de repente y cambia por completo las rutinas de quienes lo padecen, hasta desarrollar infecciones por distintas causas que deberá valorar el odontólogo.
  • Bruxismo: Este hábito sucede mientras dormimos al apretar los dientes con fuerza y aunque difícil de detectar puede complicarse con las roturas dentales o cefaleas. Para reducir las causas principales y evitar estos problemas dentales, acudir a la consulta es el primer paso para impedir el rechinar de dientes.
  • Manchas dentales: Son superficiales en la mayoría de los casos y aparecen en la zona superficial de las piezas dentales oscureciendo el tono natural, pero son fáciles de eliminar con el blanqueamiento dental y la limpieza profesional que recupera rápidamente la sonrisa.
  • Halitosis: Procede de la cavidad oral el mal aliento que se intensifica a primeras horas de la mañana, afectando las relaciones personales hasta encontrar solución en la limpieza de la lengua y el uso de colutorios o enjuagues bucales.
  • Rotura dental: Si bien pueden ser totales o parciales, será preciso acudir al dentista para considerar el mejor tratamiento de restauración estético y funcional del diente.
  • Dientes sensibles: Cuando el paciente experimenta sensación de dolor ante los estímulos fríos o calientes y si persiste se elimina consultando con el profesional de confianza.

Así que ya sabes… toca cuidarse los dientes y boca todos los días. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *