¿Por qué la gingivitis afecta las encías?

El problema que provoca en los tejidos y encías la gingivitis cuando dejas sin tratamiento esta afección, puede afectar seriamente tus dientes.

Trastornos y causas de gingivitis

Considerada una enfermedad que ocasiona un daño grave tanto en las encías reversibles, como en los tejidos que sirven para soporte de las piezas dentales cuando no se realiza el tratamiento oportuno, también encuentra solución con procedimientos sencillos que no dejan secuelas.

El origen de esta patología odontológica está en el sarro y la placa bacteriana, acumulados por la mala higiene oral alrededor de las estructuras dentales. Este entorno cuando permanece durante meses es un caldo de cultivo en la zona gingival, donde crecen y se multiplican las bacterias.

En este estado las personas con el padecimiento presentan síntomas, como el sangrado de encías y la inflamación, generalmente en el momento del cepillado dental. Muchos pacientes, advierten a nuestros dentistas sobre su temor a cepillarse, porque provocan el sangrado agravando la inflamación que aumenta por no remover la placa de las encías.

Todos estos signos son propios de la gingivitis y se convierten en los primeros indicadores de la enfermedad, manifestándose de forma temprana.

Por ello, recomendamos la consulta al profesional en esta fase, quien realizará la evaluación para un tratamiento personalizado que resultará más sencillo de solucionar.

Normalmente en esta etapa de la enfermedad la limpieza dental profunda que efectúa el odontólogo es eficaz y suficiente como método, mientras en algunos pacientes se lleva a cabo el alisado radicular y curetaje para una mejor eliminación del sarro, localizado en la superficie de la pieza dental.

Por su parte, resulta muy eficaz el proceso de alisado radicular, directamente aplicado en las superficies de la raíz del diente, porque consigue una eliminación total de las bacterias y sarro de los dientes infectadas.

Clasificación y tipos de gingivitis

En odontología esta clase de inflamación que se produce en el tejido gingival se clasifica, según el tipo de pérdida que existe en la inserción del tejido conectivo de la persona afectada.

Según el factor etiológico la gingivitis se puede clasificar de la siguiente forma:

  • Inducida: es la subcategoría más común y se produce cuando la placa dental se deposita en la superficie del diente, inducida por las bacterias, actualmente el principal factor etiológico.
  • Inducida por placas alteradas: esta patología se produce por factores como la malnutrición, daños sistémicos y medicaciones.
  • Agrandamiento gingival: determinados fármacos promueven este tipo y desarrollan el problema inducido por la placa, como ciclosporina, diltiazem, fenitoina, nifedipino o verapamilo. Gracias al control de las bacterias el dentista logra evitar el agrandamiento con tratamientos específicos.
  • Asociada al embarazo: surge ante los cambios de tipo hormonal que facilitan el aumento de las diferentes cepas bacterianas.
  • Asociada a la diabetes mellitus: esta alteración se observa en pacientes que no tienen un buen control del metabolismo ante esta afección y las defensas disminuyen frente a la acción de las bacterias. Así, este huésped reduce la adhesión de los fagocitosis, quimiotaxis y neutrófilos.
  • No inducidas por placa: otro tipo de enfermedad bacteriana que surge como causa de infecciones fúngicas, reacciones alérgicas, virus o desórdenes que pueden ser genéticos.
  • Alterada por malnutrición: generalmente se encuentra en personas que viven en países subdesarrollados, debido a la carencia de ácido ascórbico que altera las encías y produce sangrado e inflamación.

Nuestros profesionales aconsejan tratar la gingivitis evitando el avance de la patología que provoca la periodontitis y posterior pérdida de masa ósea que es el soporte de tus dientes.

Mediante el alisado y raspado sin anestesia si prefieres por ser una técnica indolora, evitarás el avance de esta enfermedad, consulta sin compromiso llamándonos al número de teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *