Técnicas de prevención para evitar perder los dientes

Mantener una sonrisa sana después de perder los dientes requiere un tratamiento personalizado y acorde con las estructuras bucales de cada paciente, aplicando, con la última tecnología, las técnicas más modernas de la mano del mejor odontólogo.

Causas frecuentes de pérdida de piezas dentales

Todos sabemos que tarde o temprano se caen los dientes y generalmente, vemos gente mayor sin algunas piezas como algo natural, aunque, si bien podemos sufrir pérdidas dentarias por un traumatismo, también podemos decir que no se caen solamente por la edad. Tradicionalmente se suponía que era normal la ausencia de piezas, pero sucede por la falta de higiene oral adecuada y se suma a este hábito poco saludable la falta de información de los adultos de cierta edad que contribuye a este tipo de problemas.

Perder los dientes, ya no forma parte de un problema, porque los avances en el campo de la odontología aseguran las mejores técnicas de prevención que son necesarias para evitarlo, desterrando completamente la creencia de que se trataba de un proceso de vejez natural. Entonces, queda claro que solamente se pierden aquellos dientes de leche en la etapa de la niñez para cambiar a la dentición definitiva, dejando de lado que en nuestra época sea factible la ausencia de todas o algunas piezas dentarias.

¿Cuáles son los motivos de perder los dientes?

Os dejamos un resumen de las principales razones para que una persona de cualquier edad no tenga dientes:

  • Caries: en determinados casos puede suponer un inconveniente económico por el coste de los tratamientos cuando se deja mucho tiempo una caries dental, además de suponer un intenso dolor. Surgen ante la presencia de bacterias y sarro en la cavidad bucal, porque se destruye paulatinamente el esmalte natural del diente con los ácidos que se producen en el interior de la boca, deteriorándose la pieza con el tiempo. Algunos pacientes llegan a la consulta con dolor, heridas o flemones, necesitando tratamientos efectivos para solventar la afección. Con métodos preventivos se logra evitar la enfermedad periodontal y uno de ellos es la higiene diaria y la visita periódica al dentista.
  • Periodontitis: deriva de la deficiente higiene bucodental causando la gingivitis en primer lugar, enfermedad que se puede controlar para no afectar al hueso maxilar que sostiene la dentadura y si la periodontitis alcanza a la densidad de la masa ósea, se agrava la patología hasta perder los dientes y en ocasiones varios de ellos. Mejorando la higiene y acudiendo al odontólogo periódicamente solucionamos esta enfermedad para lucir una gran sonrisa.
  • Traumatismo: sucede con un golpe en los dientes y la posterior rotura de la pieza completa o parcialmente. Prevenir situaciones con protectores bucales durante las prácticas deportivas para protegerse es una opción a considerar, porque se puede minimizar el impacto. También los pacientes con bruxismo necesitan férulas de descarga para evitar el desgaste de los dientes, durante las horas de sueño.

Más allá de estas afecciones surgen las patologías orales agravadas para no perder los dientes, inclusive pueden convertirse en crónicas y afectan de forma negativa la buena salud bucal. Pueden surgir distintos padecimientos, como la diabetes y el cáncer de boca, pero encuentran respuesta inmediata en la consulta del dentista, quien aplicará los métodos preventivos y tratamientos oportunos. Para dar respuesta a los diversos casos, os aconsejamos prevenir estas enfermedades que se reducen notablemente con la buena higiene diaria, después de las comidas, siendo lo recomendable cepillarse los dientes 3 veces por día, utilizar colutorio y llegar a los espacios más difíciles con el hilo dental. Estas sencillas pautas ayudan a mantener la salud oral en las mejores condiciones y permiten soportar mejor los problemas derivados de las bacterias, asistiendo a la visita semestral del dentista.

En Dentaden te aconsejaremos sobre los mejores tratamientos para tu salud buco dental. Puedes pedir tu cita previa llamándonos al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *