Odontología Preventiva para una sonrisa sana

Mantener unos dientes perfectos forma parte de la apariencia personal y tienen su base en los cuidados que se consiguen solo con la odontología preventiva.

¿Cómo lograr una sonrisa sana?

En nuestros días, cuando nos sentimos refriados tenemos la posibilidad de guardar cama y curarnos con una medicación específica, mientras la salud bucodental requiere otro tipo de cuidados ante la presencia de las caries, por ejemplo, porque son más complicadas de remediar, asistiendo a la consulta del profesional. Por ello, estos últimos años ha cobrado importancia la prevención con especial peso, debido a los riesgos que supone perder un diente por no tratarse una carie, además de los dolores que implica por la presencia de bacterias.

Frente a las distintas patologías que atacan la boca generando enfermedades periodontales, podemos optar por dejar el problema y aumentar el coste del tratamiento junto al dolor, o bien, evitarlo con las claves que propone la odontología preventiva. Consiste en llevar a cabo determinados tips y comienza en casa con el cuidado diario para prevenir problemas mayores. Ante los riesgos que suponen las patologías dentales, muchas instituciones y organismos a nivel mundial fomentan la prevención para terminar con las afecciones, mejorar los gastos de dinero y tiempo que conllevan, eliminado los dolores con un tratamiento odontológico.

Realizando las visitas al dentista de forma periódica para una limpieza oral profunda y siguiendo las recomendaciones de higiene bucal diaria 3 veces por día, además de las indicaciones personalizadas del especialista, estamos más cerca de alcanzar una sonrisa perfecta todo el año. Todo ello, permite eliminar el sarro y las bacterias causantes de diversos tipos de enfermedades orales, gracias al uso de técnicas sencillas que liberan de las amenazas, empleando poco tiempo durante el día.

Hábitos orales saludables y odontología preventiva

Reducir los problemas de la salud oral es posible, protegiendo nuestros dientes de las patologías más frecuentes que llegan a la consulta del dentista y algunas claves para prevenirlas, son:

  • Tabaco y Alcohol: conocidos en odontología preventiva por ser factores nocivos contra la salud bucal, también afectan el bienestar general de las personas.
  • Higiene oral: después de las comidas diarias aconsejan los expertos el cepillado, uso de hilo dental y colutorio, como pautas indispensables para prevenir afecciones, eliminando la placa bacteriana y restos de alimentos en los espacios interdentales. Cuando no evitamos que se alojen las bacterias, surge el sarro que se endurece en las piezas causando la gingivitis, derivando luego en periodontitis que es una enfermedad grave capaz de destruir tejidos, hasta irreversible y grave en algunos pacientes, pero tratada por el odontólogo a tiempo se evita la destrucción del maxilar.
  • Dieta sana: consumir los alimentos de un régimen equilibrado garantiza la odontología preventiva en todos los aspectos y es vital para la salud bucal, desapareciendo los riesgos extras. Esto significa que el consumo excesivo de chucherías, dulces, bebidas carbonatadas y alimentos azucarados son los principales enemigos de los dientes, porque aumentan la proliferación de bacterias. Sin exponernos a estos excesos, recuperamos la sonrisa que también mejorará con el consumo de calcio para mantener unos dientes más resistentes a las afecciones dentales.

Así, por ejemplo, recomendamos dejar el tabaco como primera medida de odontología preventiva, desterrando las clásicas manchas y el cáncer oral que pueden sufrir los pacientes con el desenlace fatal que supone en cinco años. Todas las herramientas están hoy al alcance de las personas que buscan mejorar su salud dental, asistiendo a las revisiones con el dentista para sonreír sin complejos y vivir sin patologías, ahorrando dinero en tratamientos más complejos con el consiguiente dolor que ocasionan las caries, bacterias, etc. ¡Cuida tus dientes y sonríe siempre!

Para una revisión minuciosa y exhaustiva puedes visitarnos sin ningún compromiso. Tu primera visita es gratuita. Puedes pedir cita previa llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *