¿En que consiste un encerado diagnóstico?

Cuando hablamos sobre un buen tratamiento en estética dental, debemos de hablar sobre el encerado diagnóstico. Con ello podremos ver, corregir y modelar los dientes a nuestro gusto. Dándoles la forma adecuada, sin tener que tocar ningún diente natural. Con el encerado diagnóstico conseguiremos y obtendremos unos parámetros importantísimos (tamaño de las piezas a restaurar, forma, huecos interdentales, etc.) para planificar mucho mejor cualquier tratamiento estético de prótesis, carillas, puentes o de rehabilitaciones con implantes.

¿Qué es un encerado diagnóstico?

Es la realización por un técnico de laboratorio dental, antes del tallado del diente, de las piezas dentales de la boca en un molde completo de las dos arcadas en cera, con la que después de posibles retoques y dado el visto bueno definitivo por el paciente, se comenzará el tratamiento estético en boca. Este encerado dental previo al comienzo del tratamiento evitará que el proceso se alargue con continuas modificaciones; y servirá también para la fabricación de las piezas provisionales; para comprobar ajustes en boca y como queda funcionalmente y sus posibles correcciones antes de realizar las prótesis definitivas.

Para analizar la situación dental del paciente y hacer un estudio real sobre que conservar y modificar de su boca, antes es necesario obtener una información a través de unos pasos a seguir. Con ellos podremos saber exactamente como realizar el tratamiento con todas las garantías de éxito.

Información a recopilar:

  • Revisión clínica por el odontólogo y tomas radiográficas
  • Realización de diferentes fotografías de la cara del paciente. Fotos de perfil y frontales, sonriendo y serio para ver si existe cualquier tipo de asimetría facial y poder compensar a la hora de realizar el tratamiento, al igual que la cantidad de encía que enseña cuando sonríe, si tiene una sonrisa gingival o no, etc.
  • Realización de fotografías de la boca del paciente. Al igual que las de la cara, estas fotografías las realizaremos desde diferentes ángulos. De la boca global, de frente, de perfil, sonriendo y ocluyendo. De la arcada inferior y de la superior para ver anchura de arcadas, oclusión y desalineación dental del paciente.
  • Por último tomaremos unos modelos de impresión de los dientes del paciente para de este modo hacer unos moldes de escayola de la boca tanto de la arcada inferior como la superior. Montaremos estos dos moldes en un articulador y los enviaremos al técnico del laboratorio dental para que nos realice el encerado diagnóstico.

En todo este proceso es fundamental la buena comunicación entre dentista y técnico de laboratorio. A mayor información por parte del dentista, mejor realización del encerado diagnóstico por parte del técnico para la restauración final. De esta manera es posible determinar desde los más sencillos tratamientos para resinas directas en reconstrucciones, hasta los más complicados como pueden ser los implantes, puentes o carillas.

El encerado diagnóstico y sus ventajas

  • Se puede ver el resultado final de como quedará nuestra boca antes de realizar nuestro tratamiento.
  • Con la prueba del encerado diagnóstico podremos ver todas las características finales que tendrán nuestras restauraciones como pueden ser las formas y anatomías de los dientes, oclusión y perfiles.
  • En el tallado de carillas o para la realización de coronas, nos indicará la cantidad a reducir de la estructura del diente a tallar.
  • Se abre una interesante comunicación entre odontólogo y técnico de laboratorio.
  • El paciente podrá ver su futura boca ya modificada. En caso de no gustarle algo, podrá variar cualquier característica hasta ver el resultado final como lo desee. Al fin y al cabo, él es quien decide.

Cuando tengamos el encerado final, tomaremos unas impresiones en silicona. De este modo obtendremos una guía de los perfiles dentales. Estos perfiles le servirán al odontólogo de referencia a la hora de saber el grosor a tallar para la colocación definitiva en la restauración dental requerida.

Una vez terminadas estas impresiones de silicona del encerado, se pasará a la realización de las prótesis provisionales del paciente. Estas prótesis estéticas pero no definitivas se utilizan durante un periodo variable; y son muy útiles porque de esta manera el paciente puede ver realmente en boca como le quedará la prótesis definitiva.

Recuerda que sin un encerado previo a un tratamiento dental estético, nos llevará a la ralentización del mismo y a la peor estética en boca de la restauración final.

Si quieres o tienes necesidad de una sonrisa estética y natural, no dudes ponerte en contacto con nosotros. En Dentaden estaremos siempre encantados de atenderte. Puedes pedirnos cita previa sin compromiso llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *