blog

Blog

Carillas dentales para mejorar tu boca

Las carillas dentales, también llamadas carillas laminadas, son unas finas capas fabricadas con distintos materiales de forma personalizada para cubrir la superficie visible de tus dientes y mejorar su imagen. Estas finas láminas se han convertido en el mejor de los tratamientos en estética dental gracias a su capacidad de cambiar el color, la forma, el tamaño y la longitud de los dientes una vez pegadas a las piezas naturales. Esta es, precisamente, otra de sus principales ventajas. El tratamiento con carillas dentales no necesita la extracción ni la implantación de ningún diente, sino que permiten mantener todas las piezas propias del paciente, consiguiendo un tratamiento mínimamente invasivo.

Materiales de las carillas dentales

Las carillas dentales pueden ser fabricadas con diferentes materiales. Las más sencillas y económicas son las hechas con resinas compuestas (composite) y las más sofisticadas donde podemos lograr una estética insuperable son de porcelana. Las carillas de porcelana sin tallado dental son láminas utraresitentes de 0,3 a 0.6 mm de grosor que se adaptan al diente para modificar los aspectos deseados. Con ellas no es necesario reducir el tamaño del diente y se consigue una estética dental perfecta.

Carillas de porcelana: ventajas e inconvenientes

Las carillas de porcelana tienen un coste más elevado que las de composite pero lo compensan con muchas otras ventajas. La porcelana no altera sus propiedades con el paso del tiempo, por lo que mantienen el color blanco como el primer día para siempre. El parecido de la porcelana con el esmalte propio de los dientes ofrece unos resultados naturales que pasan desapercibidos. Se trata de una restauración muy resistente y duradera que no necesita ningún tipo de mantenimiento y que pueden llegar a durar muchos años. En cuanto a sus desventajas, dependiendo del grosor de la carilla puede ser necesario tallar un poco el diente para conseguir una estética perfecta y natural. Pero gracias a las carillas de porcelana de última generación, ya es posible colocar carillas de porcelana sin tener que afectar el diente. En este tipo de tratamiento suelen ser necesarias tres sesiones bastante seguidas para colocar las carillas, tras las que podrás empezar a disfrutar de tu nueva sonrisa. Por otro lado, las carillas de composite son más económicas son más propensas a sufrir cambios de color debido a la tinción y deben ser revisadas periódicamente para realizarles un mínimo mantenimiento cada dos años, más o menos.

Centros especializados

Algunas clínicas dentales nos hemos especializado en este tipo de tratamientos en estética dental debido a su buena acogida y a su demanda por parte de la sociedad. En Dentaden somos unas de las mejores clínicas de Granada en cuanto a carillas dentales se refiere. Pídenos cita llamando al 958 25 00 00 u on-line haciendo click aquí. Te dejaremos una bonita sonrisa a un precio inigualable.