Sangrado de encías: verdades y mitos

Merece la pena el cuidado de la salud bucal invirtiendo poco tiempo y dinero en la consulta al dentista para evitar el sangrado de encías, siguiendo las recomendaciones del profesional.

¿Cómo evitar durante el cepillado el sangrado?

Habitualmente, llegan al dentista personas que padecen afecciones con fácil solución, como puede suceder con las encías cuando se ejerce presión excesiva durante el cepillado. Pero, también significa en determinados pacientes una señal de patologías que requieren un tratamiento específico.

Desarrollar enfermedades periodontales que comienzan con el sangrado es una de las causas de consulta al dentista, como pueden ser la periodontitis y la gingivitis en sus fases avanzadas.

Desde el enrojecimiento hasta el sangrado de encías, responden a diversos factores que no son normales y aunque muchos afirmen que es parte del cepillado, pertenece a un mito que hoy en día encuentra respuesta en distintas afecciones dentales.

Evitar en la rutina de higiene bucodental este problema implicará una revisión odontológica y seguir las pautas del especialista.

En primer lugar, no sangran las encías, sino que evidencian un signo claro de enfermedades dentales y debe frenarse para eliminar riesgos de infecciones en la cavidad bucal.

Nuevas investigaciones han demostrado que el 50% de los pacientes sufren estas alteraciones y padecen alguna patología periodontal relacionada con infecciones. Para frenar definitivamente el sangrado es importante llevar a cabo estas indicaciones:

  • Consultar al odontólogo con periodicidad

Cada 6 meses es clave la visita al dentista para descartar posibles padecimientos y realizar una higiene dental con el profesional especializado. El higienista será el encargado de eliminar el sarro o placa bacteriana acumulada, principal razón por la cual se produce el sangrado de encías.

  • Salud bucal y tratamientos periodontales

En pacientes con encías infectadas es preciso llevar a cabo procedimientos, como el alisado radicular y el curetaje, mejorando considerablemente la recuperación de la zona, además de evitar otros procesos de mayor complejidad.

  • Cepillado de dientes

Realizar una rutina diaria tres veces al día durante dos minutos es una acción que no todos efectúan, aunque sabemos la importancia del cepillado aportando una técnica correcta con un cepillo adecuado y siempre utilizando la pasta dental con flúor, mientras se realizan los movimientos circulares.

  • Enjuagues y colutorios anti-bacterianos

Con los productos aconsejados por el dentista el sangrado de encías disminuye en las zonas afectadas, porque se consigue reducir las bacterias de la cavidad bucal, pero no debe utilizarse como sustitutos de las técnicas de cepillado.

  • Hilo dental

Aconsejado por los profesionales el uso de este método higiénico es fundamental para acompañar la rutina diaria de limpieza oral, eliminando restos de placas y alimentos, principalmente en esta afección de las encías.

  • Evaluación médica

Como signo de infección localizada en la boca el sangrado requiere la revisión del odontólogo, porque puede ser una evidencia del problema y ayudará a determinar el origen de una enfermedad: trastornos de coagulación, leucemia, desequilibrio hormonal, etc.

  • Dieta saludable

Prevenir patologías bucodentales, también depende de la alimentación diaria y los especialistas ayudan a eliminar el sangrado gingival con una dieta adecuada basada en verduras y frutas crudas, aportando las vitaminas necesarias para unos dientes más sanos y sin infecciones en las encías.

  • No fumar

Dejar este hábito nocivo para la salud en general es otro aspecto clave, porque el humo del tabaco perjudica las encías y no permite la curación, además esconde la sintomatología mientras se desarrolla la enfermedad, alcanzando estados más avanzados.

Reconociendo estos datos relevantes, podemos afirmar que el sangrado no es normal y solamente corresponde a un mito que los profesionales desmienten, porque se deba a las causas mencionadas. ¡Visita al dentista en caso de sangrado! Puedes pedir cita para revisión dental completa y gratuita llamando al número de teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *