Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Qué son las pastas de dientes ecológicas

Son muchos los productos los que se usan para la higiene bucal que se han elaborado con ingredientes naturales. En este sentido, las pastas de dientes ecológicas cada vez adquieren una mayor importancia a la hora de realizar rutinas de higiene dental.

No obstante, antes de elegir uno de estos productos ecológicos para sanear los dientes es importante que se consulte con el odontólogo, ya que será el profesional quien recomiende el uso de un dentífrico u otro.

Teniendo esto en cuenta, es importante saber que las pastas de dientes ecológicas no resultan nocivas en ningún caso, pero es posible que el dentista recomiende algún producto un poco más agresivo para solventar diversas patologías orales.

Es importante consultar siempre con el profesional antes de realizar cambios sustanciosos en las rutinas de higiene bucodental.

Pastas de dientes ecológicas o pastas dentales tradicionales

Las pastas de dientes convencionales cuentan con algunos ingredientes químicos que si se usan en una medida desmesurada pueden resultar dañinos para la salud oral y general.

Por este motivo, la recomendación es utilizar siempre cantidades mínimas de dentífrico, ya que no es necesario lavarse los dientes con mucha pasta dental.

Las pastas de dientes tradicionales contienen agentes espumantes que las pastas de dientes ecológicas no llevan. Este tipo de químicos producen esa sensación de frescor tan agradable, pero si se usa en demasía es posible que provoque irritación en los tejidos de la boca o, incluso, sensibilidad dental.

El flúor es uno de los componentes básicos de los dentífricos convencionales. Por norma general, los dentistas recomiendan el uso de pastas dentales ricas en flúor para proteger la cavidad oral de la aparición de caries.

Por el contrario, las pastas dentales ecológicas están libres de flúor completamente. Si bien es cierto que el consumo continuado de este componente puede provocar lo que conocemos como fluorosis dental, sería necesario tragar mucha pasta de dientes para que esto suceda.

No obstante, el odontólogo será el profesional indicado para recomendar el dentífrico apropiado en función de cada caso en particular.

Las pastas de dientes convencionales contienen sustancias químicas antibacterianas que pueden afectar a todas las bacterias de la boca. Es decir, actúan frente a las buenas y las malas bacterias.

Sin embargo, las pastas de dientes ecológicas evitan todos estos componentes, apostando por la inclusión de otros de carácter natural que también tienen propiedades fungicidas.

Las pastas de dientes ecológicas no utilizan ni colorantes ni sabores sintéticos para su elaboración, lo que las convierte en un cosmético de higiene oral totalmente natural.

Este es el motivo que hace que no sean tan blancas como el resto de dentífricos. Además, el sabor de estos productos para la higiene bucal es mucho más suave que en el caso de las pastas dentales convencionales.

¿Qué alternativas naturales existen en el mercado?

Pastas basadas en aceites de hierbas

Existen dentífricos a base de aceites vegetales, como la oliva o el coco, que mimarán tu dentadura y le aportarán numerosas propiedades como el cuidado del esmalte y de las encías. En general, los aceites esenciales son antisépticos, antimicrobianos, antiinflamatorios, desintoxicantes, fungicidas y analgésicos. Algunos de los más utilizados son los aceites de menta, de clavo, de romero, de limón, de árbol del té, de tomillo, de orégano, de eucalipto…¡Una infinidad de productos al abasto! Pero cuidado, no podemos olvidar que utilizar un buen cepillo y un hilo dental son factores clave para mantener nuestra salud bucal. Con el pH equilibrado de los aceites, su alcalinidad natural y su poder para mantener un equilibrio en la flora bacteriana de nuestro organismo, podemos estar seguros de que nuestra boca estará limpia y sana.

Dentífricos sólidos

Hay dos tipos: un primer compuesto masticable y un segundo producto en formato polvoso.

El primero consiste en masticar continuadamente una pastilla para posteriormente empezar a cepillar tus dientes. En seguida sale espuma. Son un poco salados pero la sensación que te queda después es de pura limpieza.

En el segundo caso, debemos mojar el cepillo y restregarlo un poco sobre una pastilla o polvo que no deja de ser dentífrico deshidratado. Algo que impacta al principio es que hace muy poca espuma, aunque debemos recordar que la Dietanolamina, elelemento químico encargado de causarla en los dentífricos convencionales, puede generar irritación en nuestras mucosas.

  Pasta de dientes con arcilla blanca

Es un tipo de pasta que se puede comprar en establecimientos especializados o incluso se puede hacer en casa. Se debe guardar en la nevera para que no pierda sus propiedades. Su consistencia es estable, no se solidifica ni se pone demasiado líquida. En resumen, una textura perfecta que cuidará de nuestros dientes de la manera más natural.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿"Whatsappeamos"?
Hola soy Silvia de Dentaden.
¿En qué podemos ayudarte?