Anquiloglosia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Qué es la Anquiloglosia

La Anquiloglosia es una anomalía en la leguna, que se caracteriza por que quien la padece tiene un frenillo lingual más corto de lo normal. Este problema de la lengua puede desencadenar ciertos problemas en el habla y la salud. de la boca.

¿Dónde está situado el frenillo lingual y para qué sirve?

El frenillo lingual se encuentra debajo de la lengua, insertado normalmente dentro de la lengua. Sin embargo, cuando en etapas embrionarias se desarrolla la cavidad oral y los músculos hiogloso y geniogloso, en ocasiones estos dos músculos se separan mal, quedando el frenillo fuera de la lengua. Esta situación hace que la lengua se mantenga sujeta al suelo de la boca, impidiendo en diferente medida los movimientos de la lengua que permiten al bebé realizar la transferencia de leche: protrusión, elevación, peristaltismo, acanalamiento y lateralización.

Todos estos movimientos son necesarios para que el bebé pueda mamar de manera placentera y eficaz y para que posteriormente, al iniciar la alimentación complementaria, pueda realizar los movimientos necesarios para ensalivar y tragar el bolo digestivo con facilidad.

El frenillo no tiene ninguna función específica cuando está situado fuera de la lengua por lo que seccionarlo, si es necesario, no perjudica en nada al bebé.

¿Qué es la Anquiloglosia?

En la boca existen dos frenillos distintos: el frenillo lingual, que es el que conecta la parte inferior de la boca con la lengua; y el frenillo labial, que hace lo propio entre el labio y la zona superior de la boca. Las anomalías en estos frenillos pueden provocar diversas condiciones y problemas que la cavidad oral de quienes las padecen.

La definición de Anquiloglosia es muy sencilla. Se trata de una anomalía oral congénita que se caracteriza por tener un frenillo lingual más corto de lo convencional.

Como hemos comentado al principio, el frenillo lingual conecta el suelo de la boca con la lengua y está ubicado tras las encías, en la zona de los dientes delanteros inferiores. Padecer Anquiloglosia se asocia a contar con varias restricciones a la hora de realizar movimientos linguales normales, lo que afectaría a la masticación y al habla (dicción correcta).

Además, la Anquiloglosia en niños puede provocar ciertos problemas durante la etapa de la lactancia materna en los bebés. Este acortamiento del frenillo lingual impide que los lactantes puedan succionar con total normalidad.

Por lo tanto, uno de los problemas asociados a esta afección aparece en el bebé cuando necesita alimentarse de leche de la madre.

La Anquiloglosia es una patología congénita que debería de tratarse y solucionarse durante la infancia. Por lo tanto, cuanto antes se realice la primera visita del niño al odontopediatra antes se podrá poner solución a esta afección oral, evitando así las limitaciones de la funcionalidad bucal en los niños.

Causas

La lengua va pegada al fondo de la boca por una banda de tejido llamada frenillo lingual. En personas con anquiloglosia, esta banda es demasiado corta y gruesa. Se desconoce la causa exacta de la anquiloglosia. Los genes pueden desempeñar un papel. El problema tiende a ser hereditario en algunas familias.

Síntomas

En un recién nacido o en un bebé, los síntomas de anquiloglosia son similares a los síntomas en cualquier niño que esté teniendo problemas con la lactancia materna. Los síntomas pueden incluir:

  • Actuar de manera irritable o melindrosa, incluso después de comer.
  • Dificultad para iniciar o mantener la succión en el pezón. El bebé puede resultar cansado en 1 o 2 minutos o quedarse dormido antes de alimentarse lo suficiente.
  • Poco aumento de peso o pérdida de peso.
  • Problemas para prenderse al pezón. En lugar de esto, el bebé puede simplemente masticar el pezón.
  • Pueden presentarse dificultades del habla o la pronunciación en niños mayores.

La madre lactante puede tener problemas con el dolor en las mamas, conductos galactóforos taponados o mamas adoloridas y se puede sentir frustrada.

Tratamiento

La mayoría de los problemas de lactancia se pueden manejar fácilmente. Una persona que se especializa en la alimentación con leche materna (experto en lactancia) puede ayudar con las cuestiones de la lactancia.

La cirugía para la anquiloglosia, denominada frenotomía, es necesaria en pocas ocasiones. La cirugía consiste en cortar y liberar el frenillo pegado bajo la lengua. Con frecuencia se realiza en el consultorio del proveedor. Es posible que se presente infección o sangrado después de esto, pero es poco frecuente.

La cirugía para los casos más graves se realiza en el quirófano de un hospital. Es posible que se requiera un procedimiento quirúrgico, llamado cierre con plastia en Z, para prevenir la formación de tejido cicatricial.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿"Whatsappeamos"?
Hola soy Silvia de Dentaden.
¿En qué podemos ayudarte?