Mordida abierta: En que consiste y sus tipos

Definamos la boca como una caja con su tapadera, la cual debe de encajar perfectamente en sus tres sentidos, transversal, sagital y vertical. Cualquier alteración en uno de estos sentidos hará en nuestra boca tener una maloclusión. Sepamos que las maloclusiones pueden ser muy diversas y con múltiples posibilidades. Hoy hablaremos de la mordida abierta.

¿Qué es y que tipos existen de mordida abierta?

Como ya hemos dicho, la mordida abierta es una maloclusión bucal. En este caso es una maloclusión (falta de contacto entre los dientes antagonistas) de sentido vertical. Esta falta de contacto entre dientes de las dos arcadas puede ser anterior, posterior, lateral o completa.

  • Anterior: Es cuando no hay contacto entre los dientes incisivos. Este tipo de mordida abierta es la más frecuente.
  • Posterior: Cuando no existe contacto entre los molares.
  • Lateral: Cuando no existe contacto entre los premolares.
  • Completa: No existe contacto salvo en los últimos molares.

Causantes de la mordida abierta:

Las causas son varias y generalmente actúan más en pacientes infantiles que están en periodo de crecimiento. Esto es debido a que las estructuras dento-bucales están en pleno desarrollo

La mordida abierta etiológicamente puede ser clasificada en tres: La debida a factores genéticos de herencia por una determinada forma muscular dolicofacial, la desarrollada en periodo de crecimiento generalmente por ciertos hábitos y por último la debida a factores locales tipo frenillo lingual corto, dental o por malos hábitos.

Estos hábitos que a continuación enunciamos, directa o indirectamente, son los causantes principales de una mordida abierta:

  • Respirar por la boca, además de no ser beneficioso para nuestra salud, perjudica claramente la mordida ayudando a favorecer desequilibrios musculares entre la lengua y los maxilares superior e inferior. Al no tener contacto la lengua con el paladar, estos no se desarrollan, persistiendo la mordida abierta.
  • Succionar el dedo pulgar, es muy común entre los niños y es un mal hábito buco dental de los mismos. Su paladar se formará mal y por consiguiente sus dientes se desarrollarán mal posicionados, dando lugar en el futuro a un tratamiento de ortodoncia para la correcta alineación dental.
  • La deglución atípica es una alteración causada por la mala coordinación de los movimientos de los músculos faciales. Este tipo de deglución consiste en posicionar la lengua sobre los dientes anteriores justo en el momento de tragar cualquier alimento.
  • Empujar los dientes con la lengua o protracción lingual es otra causa evidente para tener una mala mordida u oclusión. Influye principalmente en la vestibulización (dientes hacia «afuera») de los incisivos superiores, creando así una mordida abierta del tipo anterior.

Consecuencias de la mordida abierta:

  • Dificultades para la masticación. Una mordida abierta o cualquier otra maloclusión puede presentar problemas a la hora de comer.
  • Respiración bucal. Si la mordida afecta a los maxilares, la respiración por la nariz no aportará todo el oxígeno y compensaremos respirando por la boca. Con el consiguiente perjuicio.
  • Alteraciones en el habla. Es probable tener malas pronunciaciones de ciertas letras o palabras.
  • Trastornos del ATM (articulación tempo mandibular). Es muy común, tener problemas en las articulaciones y músculos de la mandíbula dando lugar a cefáleas, dolores de cabeza y crujidos en los ATM´s.
  • Mala estética. A nivel facial puede causar complejos estéticos sobre todo en niños y jóvenes.

¿Qué tratamientos se pueden realizar para solucionar una mordida abierta?

El principal tratamiento es controlar los hábitos y como siempre, realizar un diagnóstico correcto.

Aparte, para tratar la mordida abierta va a depender de la edad del paciente y del tipo de maloclusión. Generalmente la mayoría de casos se solucionan con una ortodoncia ya sea interceptiva en niños o la ortodoncia que se coloca en adultos. En casos más complejos lo normal es realizar también una cirugía maxilofacial.

  • La ortodoncia interceptiva es el tratamiento más sencillo ya que se realiza en pacientes infantiles en periodo de desarrollo. Es por eso que haya más facilidad de terminar el tratamiento con éxito.
  • Ortodoncia es el tratamiento a realizar en pacientes adolescentes y adultos los cuales ya no tienen margen natural de desarrollo muscular ni de corregir sus huesos.

Existen otros tipos de tratamientos como pueden ser los combinados:

  • Ortodoncia y cirugía ortognática es un tratamiento para una mordida abierta de tipo severo. Es recomendado para aquellos pacientes adultos que con el tratamiento de ortodoncia finalmente no se les quedaría una mordida óptima y para aquellos con trastornos del ATM.
  • Ortodoncia y logopedia. Este tratamiento es mejor llevarlo a cabo en la fase infantil (aunque también es posible en adolescentes y adultos) para combinar y llevar un trabajo interdisciplinar entre el ortodoncista con una ortodoncia interceptiva y el logopeda realizando una labor de enseñanza entre fonación y colocación de la lengua para evitar la protracción lingual.

Si tienes mordida abierta ya sabes… visítanos. O si lo prefieres llama para pedirnos cita al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Te atenderemos como te mereces. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *