Invisalign. El paso a paso de la ortodoncia invisible

La ortodoncia invisible con Invisalign consiste en una serie de férulas/fundas alineadoras transparentes y removibles. Estas férulas están fabricadas de polímeros finos y ultra transparentes de manera que no se noten una vez colocadas. Cada una de ellas está realizada individualmente según la exploración anatómica previa de cada paciente. Por último, el odontólogo especialista será el que decida si el paciente es candidato a una ortodoncia de estas características.

El resultado final de una ortodoncia con Invisalign es la misma que con cualquier otra técnica, pero con la gran diferencia del resultado estético durante el tiempo del tratamiento. Con Invisalign, los alinadores o aligners (en inglés) y unos ataches de composite en forma de relieve, irán desplazando los dientes lentamente y poco a poco hasta su posición ideal, consiguiendo de esta manera una alineación y oclusión dental óptima y muy gratificante para el paciente.

Invisalign paso a paso

En primer lugar y en cualquier tratamiento de ortodoncia, y con Invisalign igualmente, lo primero que debemos hacer es un historial clínico del paciente completo. Las exploraciones orales e intraorales necesarias, y cualquier otra prueba complementaria que el odontólogo precise.

A continuación el tratamiento de ortodoncia invisible requerirá de un estudio ortodontico. Aquí se examinará en profundidad e individualmente cada situación. Se valorará cada plan de tratamiento y se verá aproximadamente el número de férulas y aparatología a utilizar para tratar cada caso lo más cómodo y adecuadamente posible.

Después pasaremos a gabinete donde se tomarán impresiones de las dos arcadas con un escáner intraoral o con los típicos moldes de silicona. Los modelos obtenidos se enviarán al laboratorio estadounidense de Invisalign y allí procederán con unas aplicaciones informáticas específicas a planificar paso a paso el tratamiento completo de ortodoncia y realizar un resultado final de todo el proceso.

Pasados unos días y ya con nuestro planteamiento final de tratamiento en la mano, se presentará al paciente virtualmente con un simulador, todos los movimientos que a lo largo del mismo se van a ir realizando, además de hacerle también una presentación final de terminación. Es decir, como, aproximadamente le va a quedar la boca y alineación dental una vez finalizado el tratamiento.

El primer día de tratamiento, se colocarán las férulas o aligners al paciente. Se procederá a enseñarle como colocarlos y quitarlos, y a como distinguir la arcada superior de la inferior. Muy sencillo por cierto… los alineadores superiores siempre irán marcados con una letra «U» de upper y los marcados con la letra «L» de lower serán los encargados de alinear la arcada inferior.

También, en este primer día el odontólogo especialista en ortodoncia explicará al paciente los cuidados y medidas a tomar con todos los alineadores del Invisalign. Así como el tiempo que se deben llevar puestos (entre 20-22 horas al día) y quitándolos solamente para comer. A tener muy en cuenta la higiene bucodental, cepillando los dientes y las férulas siempre después de cada comida.

Según cada caso, es posible que en la primera visita o en los siguientes días, se tengan que cementar unos ataches en ciertas partes de los dientes (según indique el estudio previo). Estos ataches son pequeños resaltes de resina y suelen adherirse en algunas zonas vestibulares de los dientes que necesitan un desplazamiento mayor para su correcta posición.

Las revisiones y visitas de control  suelen ser cada mes o mes y medio y son verificadas por el ortodoncista especializado. Realizando así las posibles modificaciones precisas del tratamiento de Invisalign. En cada nueva revisión también se va haciendo entrega al paciente de parte de los alineadores en unas bolsitas con la fecha exacta del día del cambio.

Finalizado el tratamiento y como en cualquier tipo de ortodoncia, debemos retener los dientes para evitar la recidiva ya que siempre tenderán a volver a su posición original. Para ello se colocará un arco/retenedor fijo en la parte lingual de cada arcada y en los dientes anteriores y otro retenedor removible para utilizarlo durante las noches. Este paso es muy importante llevarlo a cabo, de ello dependerá nuestro éxito futuro en un tratamiento con Invisalign.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *