Implantes dentales. ¿Qué pasa si no se cuidan?

Los dentistas estamos notando cada vez más casos de peri-implantitis, infección de las encías asociada a los implantes dentales.

Cuando Kowk Law, de 34 años, se cayó de su patineta mientras descendía a toda velocidad una cuesta notó como sus dientes se rompían cuando se golpeó con el suelo. Lo atendieron de emergencia y luego lo refirieron a un dentista en la escuela de odontología del hospital King’s College de Londres. Allí le recomendaron que se pusiera unos implantes dentales.

«Había escuchado de los implantes dentales pero tenía mis dudas. Pensé que iba a terminar usando puentes todo el resto de mi vida para reemplazar los tres dientes que perdí».

En vez de eso, los dentistas le colocaron tres dientes de porcelana, asegurados con dos especies de tornillos (implantes) clavados a la mandíbula. Dos años después, Kwok está muy contento con su nueva apariencia y su nueva boca.

«Se siente mejor a medida que pasa el tiempo. Puedo comer todo lo que quiero. Son fantásticos, muy resistentes y como si fueran los naturales».

Pues todo esto está muy bien, pero ya advertimos que sin el cuidado adecuado, colocarse implantes dentales puede no tener un final feliz. Los implantes dentales han sido una de las grandes innovaciones de la odontología en los últimos treinta años pero con frecuencia los pacientes no saben cómo mantenerlos y no son conscientes de que si no se cuidan pueden causar problemas al igual que un diente natural.

Cada vez se observan más casos de lo que se conoce como Peri-implantitis, una infección en el área del implante, que resulta ser una inflamación de las encías y, en el peor de los casos, puede llevar a la pérdida de hueso en la mandíbula.

 

El investigador Dr. Aws Alani, hizo un estudio al respecto publicado en la revista británica British Dental.

No son indestructibles

Kowk Law tiene varios implantes dentales, después de un accidente en el que perdió tres dientes.

«La gente cree que los implantes dentales son indestructibles, pero eso no es así», señala el Doctor Alani. Agrega que «en la gran mayoría de los casos son exitosos, siempre que se explique a los pacientes cómo cuidar sus nuevos dientes”.

Quienes lleven implantes dentales deben dejar de fumar, mejorar su higiene bucal y recordar hacerse chequeos regulares que en Dentaden siempre son gratuitos. Los que corren mayor riesgo de ser afectados por este problema son los fumadores, las personas que ya tienen piorrea, y aquellos que no se limpian los dientes regularmente. Si se deja que una infección se establezca en el área donde el implante está insertado en las encías, la mandíbula en esa área también estará afectada y comenzará a corroerse. Con el tiempo, esto puede hacer que el implante pierda estabilidad, se afloje y pueda fracasar

Draegon Ismael, de 40 años, sabe muy bien lo que es tener peri-implantitis. A Ismael le colocaron varios implantes dentales en 2007, en Estados Unidos, años después de haber perdido varios dientes durante un accidente de coche. Ahora tiene serios problemas con sus implantes dentales, que él atribuye al hecho de que perdió muchos dientes al mismo tiempo. También admite que no le ha puesto mucha atención al cuidado de su dentadura.

«No me informaron de la mejor manera de cuidar de ellos. No sabía que tenía que ir a chequeos regulares y limpieza. Pensé que los implantes iban a remediarlo todo, pero han desgastado buena parte del hueso y ahora se me empiezan a mover. Tarde o temprano se van a caer».

Corrosión del hueso

Quienes tienen implantes dentales deben seguir cuidados estrictos y visitar regularmente el dentista. Ismael tiene con frecuencia infecciones en las encías y dice que sus dientes se están separando unos de otros. Él es uno de los pacientes que ha sido atendido porque su problema es muy serio y sus opciones son limitadas, debido a una gran pérdida de hueso en la mandíbula que gracias a lo avanzado en este campo también tiene solución.

Nuestro mensaje es muy simple:

Los implantes dentales no son diferentes a los dientes naturales. Deben limpiarse y mantenerse regularmente. Los implantes dentales hay que cuidarlos como si fueran dientes naturales. Si ves que tienes alguna inflamación en las encías o cualquier deterioro en el implante, visítanos. Se puede resolver, pero si el problema no se identifica a tiempo, puede progresar y llevar a la pérdida de hueso y eso ya requiere de otra cirugía añadida.

 

Kwok Law sabe exactamente qué hacer para asegurarse de que su implante dure por largo tiempo. Le recomendaron cepillarse los dientes al menos dos veces al día, usar hilo dental para limpiar entre los dientes y usar enjuague bucal, lo cual está siguiendo fielmente.

«Cuando te cepillas, solo limpias la superficie del diente, pero el problema surge en las encías. La infección de las encías es lo peor que me podría pasar»,