10 Claves para mejorar la higiene bucal en niños

Los consejos más importantes para mantener la salud bucal, incluyen desde la visita a nuestros dentistas dos veces al año hasta la higiene bucal en niños a partir del primer año.

Claves para mejorar la limpieza bucal de tus hijos

Los buenos hábitos en los más pequeños son fundamentales para mantener los dientes sanos toda la vida, siguiendo estos consejos:

1.- Higiene dental desde el primer diente:

Os recomendamos la revisión a temprana edad cuando erupcionan los dientes de leche, siguiendo las indicaciones médicas podrás evitar las molestias del bebé y mejorar el proceso de salida de sus piezas dentarias.

Desde los primeros meses la limpieza bucal es necesaria porque los lácteos y alimentos azucarados, generalmente provocan hongos en la lengua, convirtiéndose en imprescindible limpiar la zona y encías con gasas, después del consumo de productos lácteos o toma de lactancia.

La finalidad es eliminar del tejido gingival los restos alojados, recordad que el dedal de silicona es una alternativa óptima para tu bebé.

2.- Visita al dentista por los dientes de leche:

Un punto clave es la revisión de nuestros profesionales si tu hijo tiene caries, cuando cambia los dientes temporales que podrían resultar infectados. Las rutinas diarias adoptadas por los pequeños son básicas con productos de higiene bucal en niños, adquiriendo hábitos saludables como el cepillado con accesorios adaptados a su edad.

Recordad que los cepillos deben estar compuestos por cerdas blandas y pequeños cabezales, también se aconseja no usar pasta dentífrica hasta los 2 años y posteriormente en mínimas concentraciones de flúor.

Desde el primer año de tu bebé puedes visitar a nuestros odontopedíatras, encargados de comprobar el buen desarrollo de la dentadura en los niños.

3.- Diversión durante el cepillado:

El rechazo por este tipo de limpieza es normal en edades tempranas, razón para convertir el momento del cepillado en los minutos del día más divertidos.

Crea un espacio y atmósfera distendida donde el juego se acompaña con un toque de humor. Un método ideal para conseguir hábitos de limpieza sin darse cuenta, adaptando la higiene a las distintas etapas del crecimiento.

4.- Cepillado en los primeros dientes:

Nuestro consejo es cepillar las piezas dentales correctamente 2 veces por día, principalmente a la mañana y antes de dormir. Seleccionando el cepillo según la edad de tu hijo favoreces su adaptación a la cavidad bucal, ayudando si fuese preciso a sostener este elemento desde el mango.

La cantidad de pasta dentífrica debe ser similar a la uña del dedo meñique, realizando un método de cepillado que incluye la zona externa, interior de sus dientes y superficie de mordida.

5.- Reducir los dulces:

El riesgo de caries se evita mediante el consumo mínimo de alimentos dulces, también durante la etapa de desarrollo y caída de los dientes de leche.

6.- Comportamiento y ejemplo de los padres:

Las actitudes de higiene bucal en niños mejoran, observando a los mayores mantener hábitos de limpieza principalmente por la noche antes de acostarse.

7.- Revisiones en casa periódicas:

No olvidéis la importancia de comprobar que tus hijos no presentan flemones, caries o sarro, evitarás el desarrollo de patologías dentales y podréis valorar la posibilidad de una visita a nuestros dentistas.

8.- Renovación del cepillo dental:

Cambiando cada 3 o 4 meses este elemento de higiene, aseguras las buenas condiciones para una correcta limpieza dental, también después de una gripe, angina o catarro.

9.- Paciencia:

Un factor importante para la higiene bucal en niños es el aprendizaje de tu bebé, hasta coger destreza en el cepillado.

10.- Visita periódica al dentista:

Solicitando cita con nuestros odontólogos especializados, recibirás los mejores consejos en cada etapa del desarrollo de tus hijos para prevenir problemas dentales.

En Dentaden disponemos de odontopediatras especializados que atenderán a tus hijos con el mismo cariño que sus propios padres y por supuesto con la máxima eficacia y rigor profesional. Para ello puedes pedir cita llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *