Empaste caído. 4 importantes pasos a seguir.

Independientemente de si se te cae mientras comes, te cepillas los dientes, o te pasas el hilo dental, un empaste caído suele ser un evento traumático para la mayoría de pacientes. No solo porque provoca la extraña sensación de que te falte una parte del diente, sino porqué la exposición de la dentina puede provocar sensibilidad dental e incluso dolor.

Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los empastes, incluso los más nuevos, no duran toda la vida. Las visitas regulares con el dentista son una buena manera de monitorizar y controlar aquellos que corren un mayor riesgo, pero en caso de que tengas un empaste caído entre visitas, debes saber cómo actuar.
Estos son los pasos que debes seguir en el caso de tener un empaste caído o roto:

1.- Quitar el empaste

Quitar por completo el empaste caído es imprescindible para evitar que te lo tragues o que lo muerdas. Una vez fuera de la boca, ya puedes llamar a tu dentista para comentarle el problema.

2.- Practicar una higiene oral excelente

Si no puedes ver al odontólogo en el mismo momento, deberás mantener una perfecta higiene en la zona dañada para evitar que se acumulen en la cavidad bacterias o restos de comida. Cepilla el agujero suavemente y enjuágate la boca con agua y sal después de comer.

3.- Utilizar un empaste temporal

Un empaste caído puede exponer los nervios del diente y aumentar la sensibilidad al frío y al calor. Esta sensibilidad puede ser muy dolorosa y tomar algún medicamento contra el dolor puede ayudarte. También puedes cubrir la cavidad con un empaste temporal d los que venden en la farmacia siguiendo sus instrucciones de uso.

4.- Visitar a tu dentista

Recuerda que si te has puesto un empaste temporal ambulatorio, solo puedes utilizarlo durante unos pocos días y que la visita al dentista es imprescindible para solucionar el problema. Normalmente no es necesario llevar el empaste caído, a no ser que se trate de una inlay o un empaste de oro -estos se pueden recolocar a veces-.

Para un empaste caído sigue los consejos que te hemos dado y no tendrás ningún motivo por el que no se pueda arreglar el problema con un nuevo empaste. Ten en cuenta que algunas veces la pérdida del empaste puede estar causada por el daño del diente o por una caries en el mismo. En este caso, nuestro dentista te indicará cuál es el plan de tratamiento ideal para solucionar la situación.

Para ello, cualquier otra consulta o realización de tratamiento te puedes poner en contacto con nosotros llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí. Estamos a tu disposición.

Foto | Flickr