Corona dental de porcelana. Ventajas y desventajas.

En el ámbito de las prótesis dentales, éstas se dividen en fijas o removibles. En el artículo de hoy vamos a hablar de las prótesis fijas y concretamente de la corona dental de porcelana. Como su propio nombre indica, estas prótesis fijas se encargan de sustituir o restaurar nuestros dientes naturales de una manera fija, sin poderlas extraer o sacar de la boca.

Una corona dental es lo que comunmente conocemos como funda. Un recubrimiento dental completo del diente. Las coronas son utilizadas para solucionar los problemas dentales de las piezas que están siendo comprometidas por caries, endodoncias, etc; o bien por simple estética dental en casos de piezas oscuras o tintadas. Este tipo de prótesis fija se adhiere al diente natural a través de un cementado y previo tallado dental del diente natural.

Entre las coronas dentales existen diversos materiales para su fabricación. Entre estos materiales, hoy destacamos la porcelana. Este material se utiliza generalmente para las piezas anteriores de la boca por su acabado estético. La corona dental de porcelana es la prótesis más parecida a un diente natural.

Tipos de corona dental de porcelana

Existen principalmente tres clasificaciones de corona dental de porcelana según su composición. Corona dental de feldespato, corona dental de alúmina y corona dental de circonio.

Corona dental feldespato: Este tipo de coronas con porcelana feldespática fue de los primeros materiales en utilizarse para estas prótesis en odontología. Su composición con solo tres elementos (feldespato, cuarzo y caolín) fue el mismo que se utilizó en la fabricación de piezas de arte y ciertas esculturas. Con el paso del tiempo este material ha ido evolucionando en el mundo de la odontología y hoy en día su composición es de un magma feldespático con dispersas partículas de cuarzo y en menor medida el caolín. El aspecto traslúcido de la pieza de porcelana se debe al feldespato, el cristalino y brillo al cuarzo y por último la plasticidad de esta al caolín. Existen diversas marcas en el mercado que comercializan este tipo de porcelana y cada una de ellas con un toque muy similar. Lo importante es la calidad del producto.

Corona dental alúmina: Esta corona dental de porcelana es muy parecida a la feldespática; con la diferencia que reduce la cantidad de cuarzo y añade el óxido de aluminio a su composición. Debido a este cambio, las coronas dentales de alúmina son más resistentes aún y mejoran las propiedades mecánicas. Gracias a ello se han podido realizar coronas completamente de porcelana sin la utilización de casquillos de metal. En este tipo de porcelana se conocen los sistemas In-Ceram y Procera comercializado por diversas marcas.

Corona dental circonio: Las coronas de circonio a día de hoy son las coronas de porcelana más avanzadas y de última generación. Son coronas con un alto grado de resistencia gracias al circonio y una alta tenacidad. Este tipo de porcelana está compuesta por óxido de circonio en un 95% y un 5% de óxido de itrio. Igualmente a las anteriores existen diversas marcas comercializadoras de este tipo de porcelana.

Ventajas y desventajas de las coronas dentales de porcelana

La principal virtud o ventaja de las coronas de porcelana es su estética en boca. Gracias a lo traslúcido de su material, se consiguen unos resultados espectaculares en el sector anterior de la boca. Pareciéndose a los dientes naturales en un porcentaje elevadísimo.

Otro punto importante y a favor de las coronas de porcelana es que todos los materiales son biocompatibles con la boca y el organismo humano y no provocan alergias de ningún tipo. Además estás coronas de última generación han podido desplazar a las coronas «metal-cerámica» debido a poder fabricarlas directamente sin el material metálico del casquillo; y por consiguiente el resultado final es excelente y muy satisfactorio para el paciente.

Como desventaja comentar que este tipo de coronas están indicadas generalmente en los dientes anteriores de la boca puesto que en los posteriores y debido a las fuerzas masticatorias no son compatibles. Otra de las desventajas también puede ser el costo que es algo más elevado que una corona «metal-cerámica». Todo es cuestión de valorarlo antes con el odontólogo.

Para cualquier consulta o información, puedes ponerte en contacto con nosotros pidiendo una cita previa llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *