Tratamientos odontológicos para la recesión gingival

El impacto negativo de la excesiva longitud de los dientes en la sonrisa y fonación por la recesión gingival, tiene solución con nuevos tratamientos estéticos.

Causas de la recesión gingival

En pacientes con este problema la cirugía para recubrir la exposición radicular es una técnica acertada, resuelve las alteraciones del periodonto. Algunos cambios frecuentes son la sonrisa gingival, encías retraídas, asimetrías, coronas insuficientes, agrandamientos gingivales, etc.

Normalmente las encías se retraen en los premolares y caninos ante el cepillado agresivo, como una de las causas de esta afección. El sarro es otro motivo de destrucción de encías, cuando no se remueve a tiempo.

Muchos pacientes con hipersensibilidad ante estímulos como el frío en casos de exposición radicular, dolor, incomodidad y dificultad durante la limpieza oral, son causas suficientes para consultar con el especialista.

¿Qué tipo de tratamientos existen?

Primero, nuestros dentistas realizan una evaluación y posterior diagnóstico para proponerte la mejor solución, ya sea la cirugía estética periodontal o la posibilidad del injerto en el tejido conectivo para cubrir la raíz.

La aplicación de spray y gel por un lapso de tiempo determinado es uno de los procedimientos recomendados para tratar este problema, cuando no existen necesidades reales de recuperar la estética y la longitud de los dientes no es excesiva.

Todos los métodos de recesión gingival brindan resultados exitosos al conseguir el espacio indispensable para lograr la inserción conectiva, alargamiento de las coronas y el colgajo que elimina el hueso visible.

En caso de hendiduras gingivales cuando queda expuesta la exposición radicular que será de color blanco y roja en pacientes con grietas parciales, se pueden tratar las hendiduras completas e incompletas dependiendo de la gravedad y la unión mucogingival.

Para lograr mayor consistencia el tratamiento aconsejado en hendiduras rojas se lleva a cabo con clorhexidina y el control, mediante aplicaciones químicas para controlar la placa causada por las bacterias, evitando los instrumentos odontológicos.

En recisión gingival por hendiduras blancas se recomienda la incisión submocosa, llamada también gingivectomías para recuperar el tejido dañado y, además, los injertos de tejido conectivo con el objetivo de reponer la corona. Este procedimiento implica el injerto seguido de la reposición lateral o coronal.

Ya sea el tratamiento con colgajo de reposición con o sin osteoplastia, como la gingivectomía que es más sencilla deben ser realizados por especialistas con amplia experiencia.

Ventajas de la cirugía estética en la recisión gingival

Cuando la migración apical no es correcta queda expuesta la encía hasta en 3 mm y es una de las causas habituales de alteración. Por ello, parte de la corona se cubre al erupcionar el tejido oseo y se observa la sonrisa gingival.

Existen también, casos de pacientes con agrandamiento del margen gingival que pueden deberse a la medicación y procesos crónicos por inflamación.

Por otra parte, pueden las asimetrías gingivales originarse en esta sonrisa sin necesidad de dañar todo el sector sino parte, corrigiéndose con gingivectomía a bisel interno, modificando los márgenes. Y, todo ello, sin tener que eliminar totalmente el hueso alveolar, pero el componente oseo presente en estas asimetrías sí exige una cirugía restauradora para reponer con osteoplastia la recisión gingival.

Para resolver esta afección en caso de margen plano nuestros profesionales aconsejan la cirugía, como técnica eficaz de reposicionamiento apical y recontorneado, tanto del hueso alveolar como de la zona gingival.

En cada procedimiento quirúrgico el primer factor para obtener resultados satisfactorios reside en la experiencia del odontólogo, quien aplicará el tratamiento idóneo en tu caso particular con un postoperatorio sencillo para una pronta recuperación.

¡Respondemos todas tus dudas sobre este tipo de tratamientos para la recesión gingival! Consulta sin compromiso alguno llamándonos al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *