¿Qué es y cuándo se necesita el protector bucal?

Proteger la salud bucodental y estética de los dientes es importante, cuidando las alteraciones que se producen ante las fracturas dentales o la perdida de piezas que modifican la calidad de vida y se resuelven con el uso de un protector bucal para comer, reír y hablar con normalidad.

¿Cómo puede salvar la sonrisa el protector bucal?

En pacientes que sufren traumatismos varios, choques, golpes o caídas por distintas causas se aconsejan los protectores y para ello, debemos conocer algunos aspectos relevantes, como los tipos que existen y el uso que se puede dar a estos aparatos dentales. Para elegir el mejor, será preciso considerar el deporte que se practica y reconocer la variedad que ofrece el mercado actual. Antes de optar por un modelo concreto recuerda estas sencillas pautas y reconocerás si necesitas uno para proteger tus dientes y cuidar la sonrisa:

¿Qué es un protector bucal? La funda que protege de posibles lesiones o golpes en las piezas dentales y se coloca fácilmente en la cavidad bucal.

¿Para qué se utiliza? Tanto en niños, como personas adultas, sirven para amortiguar los distintos golpes y se adaptan a las necesidades de cada persona escogiendo el adecuado, según las practicas deportivas que se realizan.

¿Cuáles son los tipos que existen y cómo elegirlos? En la actualidad, podemos encontrar varios tipos:

  • A medida: Son fabricados para cada paciente a partir de los moldes diseñados especialmente a la medida de la boca, ganando en comodidad para conseguir un encaje perfecto en las encías y dientes, olvidando que pueden caerse.
  • Estándar: Este tipo de protector bucal se comercializa en un tamaño idéntico para todos, pero existe la posibilidad de que no encajen correctamente y se aconseja usarlos solamente en casos de emergencia.
  • Moldeables: Están confeccionados con materiales que se pueden moldear ante el calor y son recomendados frente a los modelos estándar, sin embargo, no protegen totalmente como los protectores a medida.

¿Dónde se pueden adquirir? Podemos encontrarlos en las tiendas deportivas, por Internet y en las farmacias, pero los diseñados a medida solamente se realizan en la consulta del dentista.

¿Qué tipo de cuidados necesitan? Si pretendemos que duren varios años debemos cuidarlos con una limpieza diaria, como las fundas de ortodoncia que se pueden lavar y guardar en estuches para evitar su deterioro.

Claves para usar protectores bucales

Cuando realizamos deportes son imprescindibles para eliminar riesgos reales por rotura de dientes y si bien, puede parecer un gasto innecesario ayudan a mantener una buena salud oral, así como evitar extraer piezas dentales por causa de los diversos traumatismos que generan un gasto superior y someterse a los implantes dentales para recuperar la estética ante la pérdida de un diente. Estos protectores que son moldeables permiten dar la forma según la dentición de cada paciente, pero restan efectividad cuando el protector bucal se adapta a una mala mordida. Para evitar estos casos, muchos especialistas aconsejan el modelo a medida que se desarrolla en la clínica dental con todas las garantías de protección, máxima comodidad, costes asequibles y ajuste ideal a cada persona. El proceso de moldeado en la consulta se efectúa con muestras de la mordida del paciente y asegura una correcta adaptación a la boca.

Cumplen el objetivo de protección en las diferentes tallas que se ofrecen y no provocan inconvenientes para respirar ni hablar, como se supone. Consultando con nuestros profesionales para mayor información, encontraréis respuesta a cualquier duda con la atención profesional de los mejores dentistas. ¡Asegurar una práctica sin problemas dentales, depende de llevar protectores bucales con el ajuste personalizado que proporcionan las fundas a medida, consulta sin compromiso llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *