blog

Blog

Piercing en la lengua y sus peligros

Hacerse un piercing en la lengua puede parecer una idea «way», pero antes de que te decidas a agujerearte la lengua debes considerar los problemas de salud oral que puede comportar este peculiar pendiente.

Y es que los piercings orales pueden causar desde incomodidades a la hora de comer y un exceso de babeo hasta serias infecciones o pérdida dental.

Peligros potenciales del piercing en la lengua

Estos son los principales peligros potenciales del piercing en la lengua:

Infección: Lo creas o no, en la boca hay millones de bacterias. Al agujerear la lengua, les facilitamos que causen una infección o inflamación. De no tratarse, esta puede poner en riesgo la vida. Además, la inflamación de la lengua también puede bloquear el paso del aire, complicando la respiración.
Daño en dientes y encías: Las personas que muerden el piercing o juegan con él pueden lesionar las encías o causar recisión gingival, lo que puede provocar pérdida dental o movilidad de los dientes. Además, este hábito también puede provocar sensibilidad, grietas o roturas dentales.
Reacciones alérgicas: Las personas con una hipersensibilidad a los metales pueden desarrollar reacciones alérgicas al piercing.
Entumecimiento: Alguna vez, después de colocar el piercing en la lengua algunas personas padecen entumecimiento a causa del daño de los nervios. Por suerte, se suele tratar de una complicación temporal, aunque puede ser permanente.
Aumento de la secreción salival: Tener un piercing oral puede aumentar la secreción de saliva, así como provocar problemas de habla y dificultades para masticar o tragar la comida.

Si todavía quieres hacértelo, toma medidas preventivas

Si a pesar de todos estos riesgos quieres seguir haciéndote un piercing en la lengua, acude a un estudio certificado con los estándares de esterilización y profesionalidad necesarios (lo barato a veces sale caro). Una vez te hayas hecho el piercing, contacta con tu dentista si notas cualquier problema de infección, hinchazón, dolor o fiebre.
Para el cuidado diario, enjuágate la boca después de cada comida para mantener la boca limpia. Evita jugar con el piercing y ten cuidado con él cuando hables o mastiques.

Si tienes cualquier duda relacionada con el pendiente, coméntasela a tu dentista de Dentaden para que te ayude a prevenir los peligros del piercing en la lengua. Puedes pedir cita llamando al 958 25 00 00 u on-line haciendo click aquí.