blog

Blog

«Muelas del juicio»: ¿Extraer o no?

«Muelas del juicio»: ¿Extraer o no? Si te las tuvieron que sacar o crees que sería mejor sacártelas, seguramente sea así. Pero seguro que no sabes por qué se llaman así y tampoco, por qué crees que es mejor extraerlas. En este post te contamos esos detalles y más sobre las «muelas del juicio».

Los dientes salen cuando todavía somos niños. Sin embargo, las “muelas del juicio” son las últimas muelas en salir y en ocupar su posición en la boca. Lo hacen alrededor de los 18 años, cuando se supone que tenemos más juicio o sabiduría que cuando éramos niños. De ahí viene su nombre.

Las «muelas del juicio» son 4: dos a cada lado del maxilar superior y dos a cada lado de la mandíbula o maxilar inferior. Cuando salen sanas y alineadas correctamente, estas muelas son un aporte valioso a la boca. Sin embargo, es muy común que las «muelas del juicio» salgan torcidas: a veces salen de forma horizontal o en un ángulo en que presionan a otros molares o al hueso de la mandíbula. Cuando salen de esa forma pueden apretar las estructuras en la boca, dañar los dientes vecinos (los hacen más propensos a la caries y a la placa bacteriana), la mandíbula e incluso los nervios con el consiguiente problema añadido de la desalineación dental. En estos casos es necesario extraerlas.

También sucede que las «muelas del juicio» pueden salir parcialmente, lo cual las hace más propensas, como hemos dicho anteriormente, a caries y a otras enfermedades bucales porque son difíciles de alcanzar con el cepillado y el hilo dental, por lo que origina que se acumulen bacterias. Esto sucede porque no tienen suficiente espacio en la boca para salir completamente.

Los odontólogos especialistas en cirugía de Dentaden, determinarán si es necesario sacar tus «muelas del juicio» a través de un diagnóstico exhaustivo.

No olvides que no siempre es necesario extraer las «muelas del juicio» si tus muelas son sanas, salieron completamente, están posicionadas correctamente y puedes limpiarlas en tu rutina diaria de higiene oral.

En el caso de que haya que extraer las «muelas del juicio», el cirujano te pondrá anestesia alrededor del área donde se encuentran las muelas. La duración del procedimiento depende de las condiciones de las mismas -si salieron completamente o si están causando problemas a otros molares o al hueso maxilar- y generalmente exige reposo para la recuperación.

Recuerda que el extraer las «muelas del juicio» no es necesario para todo el mundo y si es necesario que te las quiten, tampoco es igual de un paciente a otro.

Por lo tanto, te recomendamos que pidas cita al 958 25 00 00 o haciendo click aquí para que podamos verte y valorar que es lo mejor en tu caso.