¿Cómo solucionar el mal aliento?

El problema de halitosis en la población alcanza más del 30% y encuentra solución en nuestra consulta con los mejores consejos para evitar tu mal aliento.

¿Cómo tratar la halitosis de la boca?

El primer aspecto a considerar es el hermetismo que existe sobre este tema, debido a que muchas personas no se atreven a revelar principalmente a quienes presentan esta patología. La forma correcta de tratamiento incluye modificar los malos hábitos y conductas que originan afecciones en la cavidad bucal, según revelan recientes investigaciones epidemiológicas en el 85 % de los pacientes.

Resolver la halitosis es posible siguiendo las recomendaciones, acudiendo a las consultas de nuestros dentistas para mejorar rápidamente el mal aliento.

Definido como el olor más desagradable que procede de la boca, también resulta casi ofensivo para otras personas con las cuales nos relacionamos. Localizado normalmente por distintos motivos los más comunes, son:

  • Caries
  • Infecciones bucodentales, como periodontitis.
  • Higiene oral insuficiente.

Este problema social en un alto índice de la población se produce por los compuestos volátiles, generados por el disulfuro de dimetilo, metilmercaptano, sulfuro y sulfuro de hidrógeno. Las bacterias que contiene tu boca ocasionan estas sustancias, tanto en la lengua como en el resto de la cavidad ocasionando gingivitis, bolsas periodontales y otras dolencias.

Las encías inflamadas también son causa de halitosis debido a los gérmenes y bacterias que son productoras directas de sulfuros.

Otros focos de mal olor son la falta de limpieza y la lengua donde se aloja una película creada en la zona superior, que podrás eliminar con raspadores linguales y cepillados dentales diario tres veces por día.

Causas y consejos profesionales

Visitando nuestra clínica los expertos odontólogos os aconsejarán los mejores tratamientos y desarrollarán las técnicas adaptadas a tus necesidades, descartando en primer lugar que el problema no proviene de medicación o distintas patologías bucales.

Las revisiones periódicas y evaluaciones de nuestros dentistas, consiguen prevenir este tipo de afecciones, analizando tu historia clínica para detectar las causas relacionadas, como:

  • Malos hábitos de higiene dental.
  • Enfermedades de estómago, pulmones, riñones o páncreas, entre las principales que ocasionan mal aliento.
  • Afecciones de tipo respiratorio como: sinusitis, amigdalitis, alergias, etc.
  • Dietas con excesivo consumo de té o café y frecuencia en las comidas diarias.
  • Consumo de drogas, alcohol y tabaco.

Las infecciones bucodentales detectadas a tiempo por nuestro equipo de odontólogos, facilitan el resultado satisfactorio de los tratamientos en las diferentes enfermedades orales mencionadas.

Desde la sustitución de empastes de amalgamas antiguas que contribuyen a retener los restos alimenticios, hasta los métodos de prevención ofrecen una respuesta a tu problema de halitosis.

Los consejos más relevantes para mejorar el mal aliento son:

  • Prescripción profesional del colutorio y pasta dental que se adaptarán a tus necesidades, aumentando la eficacia de la limpieza oral que realizas habitualmente.
  • Disminuir la ingesta de alimentos con proteínas en tu dieta para eliminar el olor desagradable de tu boca.
  • Adquirir hábitos de higiene oral correctos utilizando seda dental, cepillos con cerdas suaves y pastas dentífricas adecuadas para reducir la presencia de bacterias.
  • Consultar con nuestros dentistas periódicamente para prevenir las causas que originan esta patología.

Recuperar la salud de tu boca es imprescindible para favorecer el buen estado de tus dientes, procurando mejores condiciones de limpieza profunda y los tratamientos apropiados en caso de caries, gingivitis, etc.

Restaurando las piezas dentales dañadas y diagnosticando a tiempo otras enfermedades bucales, evitarás el riesgo de sufrir este problema tan frecuente que tiene fácil solución.

En definitiva, nada mejor que tomar nota de estas advertencias y solicitar cita ante cualquier duda con nuestros especialistas, llamando al 958 25 00 00 u on-line haciendo click en este enlace, para comprobar las soluciones disponibles en tu caso particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *