¿Qué es y cómo se produce el sarro dental?

El sarro dental o también llamado como cálculo dental, es la placa bacteriana ya endurecida y cristalizada, adherida generalmente a las partes linguales de nuestras piezas dentales.

¿Cómo se produce el sarro dental?

La placa bacteriana está compuesta de diferentes sustancias retenidas dentro de la cavidad bucal como pueden ser restos de alimentos, bacterias, gérmenes y proteínas.

El sarro dental se forma en nuestros dientes cuando se mineraliza la placa o biofilm con sales minerales de fosfato cálcico.

Estas sales minerales están siempre mucho más homogéneas en la zona subgingival y por lo tanto es más fácil de que aparezca este sarro en esas piezas dentales de nuestra boca. En cambio, en la parte supragingival estas sales están más heterogéneas, por consiguiente esta zona está menos expuestas a la acumulación de sarro.

En definitiva, sepamos que la cantidad y velocidad con la que el sarro dental aparece, variará en función de varios factores y de los hábitos de cada persona.

Los factores de los que dependerá la mayor o menor acumulación de sarro, son los siguientes:

  • Las dietas alcalinas y la ingesta de azúcares favorecen la cristalización y endurecimiento de la placa bacteriana.
  • Los altos niveles en la saliva de fósforo y calcio, y el bajo nivel de potasio, hacen que el biofilm mineralice con mayor rapidez.
  • Las personas con un PH alcalino en la saliva tienen un mayor riesgo.
  • La higiene bucal tiene también mucha importancia. La mayor presencia de bacterias en la boca hacen tener más riesgo de producir sarro dental.
  • La ubicación de los conductos salivales. A mayor cercanía de las piezas dentales, mayor riesgo de aparición de sarro.

La importancia de eliminar el sarro dental

La mineralización de la placa bacteriana o biofilm es menos dañina que la propia placa ya que la actividad de este sarro es prácticamente nula. El problema viene en que la rugosidad de este sarro es un magnífico asiento para el crecimiento de este con el nuevo biofilm.

El crecimiento de este nuevo biofilm sobre la placa de sarro se acentúa e incluso crece más cerca del hueso en la zona subgingival creando aquí patologías diferentes como la periodontitis o la gingivitis.

Existen estudios que demuestran la estrecha relación de la placa bacteriana mineralizada (sarro) con este tipo de enfermedades periodontales anteriormente descritas.

La bolsa periodontal entre encía y diente se inflama inducida por el sarro dental subgingival. Este crecimiento de sarro va produciendo una mayor profundidad en la bolsa, además del crecimiento del futuro nuevo sarro en forma de biofilm aún sin mineralizar.

¿Cómo combatir el sarro dental?

Para eliminar y mantener a raya  el sarro, es fundamental controlar la placa bacteriana o biofilm con una óptima higiene bucal.

Una vez endurecida, mineralizada y cristalizada esta placa, ya es imposible eliminarla con una simple higiene bucal. Es aquí entonces cuando debemos de acudir a la clínica dental para dar solución y poder eliminar el sarro.

En función de donde aparezca el sarro, se utilizarán técnicas diferentes. Todas ellas con el fin de eliminar esos cálculos (sarro) y prevenir.

Para la zona subgingival se utiliza la técnica del raspado y alisado, eliminando de este modo el sarro y alisando a la vez la superficie radicular para dificultar de nuevo el crecimiento de la placa bacteriana.

En el caso de la zona supragingival y en los márgenes de la encía de la zona subgingival se utiliza instrumental como curetas y ultrasonidos con el fin de realizar una limpieza en profundidad. Esta técnica de eliminación del sarro o cálculo dental es la conocida como detartraje.

En definitiva, tengamos en cuenta que una buena higiene bucal es fundamental para mantener la placa bacteriana controlada. Aún así con el tiempo, es normal que el sarro intente o se instale en nuestros dientes. De ahí que tengamos que realizar visitas periódicas con nuestro dentista por lo menos una vez al año. Esto hará que nuestra salud bucodental esté siempre al día.

Para una revisión completamente gratuita, puedes visitarnos pidiendo cita previa llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace. En Dentaden siempre estaremos encantados de atenderte como te mereces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *