Cómo eliminar las caries
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Cómo eliminar las caries

Cuando se habla de la prevención como herramienta más eficaz para evitar enfermedades dentales, todos tenemos más o menos claro qué hacer. Pero cuando ya han aparecido las caries en nuestra boca, la mejor opción para quitarlas es acudir al dentista. Aún así, os contamos algunos consejos de cómo eliminar las caries.

Causas y síntomas de las caries

Antes de hablar sobre cómo eliminarlas, vamos a ver qué son la caries, por qué salen y los síntomas más frecuentes.

En el cuerpo humano habitan de forma natural multitud de bacterias, la mayoría no causan ningún problema y, muchas de ellas, necesarias para nuestro organismo. En nuestra boca, al comer, las bacterias y los restos de comida se acaban juntando en la superficie de los dientes y formando la placa dental. Si no se elimina, acaba dañando al esmalte de la superficie del diente. A partir de entonces, si no se trata, avanzará atacando los tejidos, cada vez a más profundidad, produciendo caries.

Así, podemos definir la caries como una enfermedad bucodental caracterizada por la destrucción de los tejidos de las piezas dentales como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana.

Los síntomas de la caries pueden ser múltiples: molestia o dolor en las piezas dentales; mal aliento o mal sabor de boca; sensibilidad dental; cambios en el color del diente; aparición de perforaciones en los dientes, abscesos dentales e infección; e, incluso, rotura de las piezas. Si cualquiera de ellos aparece, lo más inteligente es acudir a la clínica dental para que un profesional valore vuestra situación. 

Consejos para eliminar las caries

Cepillarse los dientes todos los días

La aparición de las caries suele ser fruto de una higiene dental deficiente. Lo recomendable para prevenir las caries es cepillarse los dientes antes de que transcurran 30 minutos tras la ingesta de alimentos, durante al menos 2 minutos y utilizando una correcta técnica. De este modo, se eliminarán los restos de alimentos que han quedado depositados sobre los dientes, y se minimiza la aparición de placa bacteriana. Asimismo, también es aconsejable cepillarse la lengua, ya que esta contiene gran parte de las bacterias que hay en la boca.

Usar enjuague bucal

El enjuague bucal o colutorio, es un líquido antimicrobiano, que ayudará a reducir el nivel de bacterias en la boca. Son especialmente interesantes los enjuagues de flúor, que previenen la caries fortaleciendo el esmalte del diente y haciéndolo más resistente al ataque microbiano y que incluso pueden remineralizar el esmalte y así, eliminar pequeñas caries incipientes.

Utilizar seda dental a diario

El hilo o seda dental es un complemento ideal al cepillado habitual de los dientes, ya que ayuda a limpiar aquellas zonas donde el cepillo no alcanza y donde es muy frecuente la aparición de la caries, los espacios interdentales.

Comer frutas frescas

Determinadas frutas como las manzanas ayudan a prevenir las caries, ya que estimulan la producción de saliva. La saliva es la responsable de deshacer los pequeños residuos de comida entre los dientes. En cuanto a los cítricos, lo recomendable es ingerirlos en compañía de otros alimentos. Al tener un PH muy ácido, pueden ir descomponiendo el esmalte con el paso del tiempo.

Masticar bien los alimentos

El hecho de masticar estimula la producción de saliva: antimicrobiano natural.

Beber agua con abundancia

Hoy en día gran parte de los sistemas públicos ya incorporan ciertas cantidades de flúor en el agua corriente. La ingesta de flúor ayuda a mantener el esmalte de los dientes sano. Además, al beber agua arrastramos parte de los restos de comida.

Comer alimentos ricos en calcio

El calcio es vital para tener unos huesos y dientes fuertes. Se encuentra, sobretodo, en productos lácteos como la leche, el queso o el yogur. Además, al comer queso, se estimula la generación de saliva por parte de nuestro organismo.

Asegurarse de tener un buen nivel de vitamina D

La vitamina D es fundamental para tener una buena salud ósea, ya que contribuye a la absorción de calcio e induce la catelicidina (un péptido antimicrobiano que combate a las bacterias que provocan caries dentales). Cómo es complicada de asimilar a través de la alimentación, lo recomendable es obtenerla a través del sol (tomando el sol). Si vivimos en una zona poco soleada (como los países nórdicos, por ejemplo), o si durante el invierno apenas aprovechamos las horas de sol, se puede obtener por medio de suplementos vitamínicos.

Visitar al dentista con frecuencia

La opinión de un profesional es muy importante a la hora de evaluar el estado de salud de tu boca. Acudir, como mínimo, una vez al año al dentista servirá para detectar posibles patologías y deficiencias en nuestra higiene dental y ponerles remedio antes de que se compliquen. Además, nos permitirá eliminar las caries  en estadíos iniciales de la enfermedad, evitando así, que la caries prolifere y produzca daños importantes en nuestros dientes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Whatsapp
1
¿"Whatsappeamos"?
Hola soy Silvia de Dentaden.
¿En qué podemos ayudarte?