Me noto un agujero en el diente. ¿Qué hago?

Cuando detectamos un agujero en el diente muchas veces ya lleva bastante tiempo ahí. ¿Qué son esos agujeros y como lo podemos solucionar?

¿Cómo aparece un agujero en el diente?

Los agujeros en los dientes o muelas están originados por la placa bacteriana acumulada. Esta placa o biofilm de nuestra boca fabrica ácidos que pueden destruir nuestros dientes. Perforan el esmalte y consiguen formar pequeños agujeros negros conocidos por todos nosotros como caries dental.

Estos agujeros negros o caries a veces son muy pequeños y resultan ser casi imperceptibles. Generalmente nos damos cuenta de ellos cuando el proceso de caries ya es más avanzado. Por esto mismo es fundamental las revisiones periódicas con nuestro dentista. Detectarlos a tiempo es fundamental para proceder con el tratamiento y con la mayor eficacia.

Nada más notar un agujero en el diente, tenemos que acudir a nuestro dentista. Él actuará rapidamente para empastarlo y desactivar el avance de esa caries dental. Cuanto más tardemos en realizar este tratamiento mayor daño irá recibiendo nuestro diente o muela. Recuerda que los ácidos siguen haciendo su trabajo intentando destruir el esmalte y el interior de nuestra pieza dental.

Ante cualquier hallazgo de un agujero en el diente por pequeño que este sea, en cualquier pieza dental, sea de color negro o blanco, o esté cerca de la encía y sin dolor… no dudes en visitar tu clínica dental cuanto antes para poder diagnosticar y realizar el tratamiento preciso.

Sintomatología para saber si tienes una muela picada:

Lo común es que ese agujero en el diente sea provocado por una caries dental. El tratamiento para solucionarlo es realizar un empaste de composite o si es muy grande una reconstrucción, también con el mismo material.

  • Rotura de pequeños trozos del esmalte dental.
  • Dolor de la pieza dental con el agujero. Este síntoma es muy probable que ya se produzca cuando la caries haya afectado a la raíz.
  • Sensibilidad dental. Con comidas y bebidas calientes y frías.
  • Cambio de color del esmalte en la zona afectada de la pieza dental.
  • Aparición de abscesos en las encías. Pueden aparecer bultos cuando la pieza picada no se ha tratado y existe una infección.
  • Mal olor y mal sabor de boca de forma prolongada.

Tratamiento a efectuar ante una muela picada

Los agujeros pequeños en los dientes o las muelas picadas se tratan con un empaste o reconstrucción de la pieza con composite.

El agujero en el diente o la caries es fundamental detectarlo a tiempo. En caso contrario la caries avanza de tal manera que puede llegar a afectar al nervio y por consiguiente tener que realizar una endodoncia (matar el nervio) y una posterior reconstrucción de la pieza dental.

En muchas ocasiones lo que parece un pequeño agujerito en el diente, puede suponer una gran caries en lo más profundo de este.

Si te exploras en casa y te encuentras un pequeño agujero en un diente/muela, o notas alguno de los síntomas explicados anteriormente, no dudes en ponerte en contacto con tu dentista de confianza. Porque una pieza dental picada cuanto antes se solucione mejor será.

La profundidad y el tamaño del agujero en el diente (caries), determinará el tratamiento a realizar. Si la caries es superficial y poco extendida, bastará con un empaste simple de composite. De lo contrario si es una caries profunda, existe un riesgo mayor de realizar una endodoncia. Cuanto más profunda sea esta, más probabilidad de que afecte a la raíz.

Formas de prevenir la caries

Cuando detectamos una caries en un diente o muela, generalmente el esmalte ya ha sido afectado. De ahí que sea de urgencia adelantarnos a su desarrollo o avance acudiendo a nuestro dentista o clínica dental más cercana.

Una vez empastado y solucionado deberemos de tener en cuenta una serie de cuidados para prevenir y evitar no volver a tener ese problema. Enumeramos:

  • Realizar visitas periódicas al dentista por lo menos de 6 meses a un año como máximo.
  • Cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día y después de cada comida. El cepillado antes de ir a dormir es fundamental para dejar limpia la boca durante toda la noche. La placa bacteriana la mantendremos alejada de esta manera.
  • Limpieza interproximal o interdental. Esta limpieza se puede llevar a cabo con cinta o hilo dental para limpiar resto de alimentos y sarro entre los dientes. También podemos utilizar cepillitos interdentales además de colutorios. Otra buena técnica es la irrigación bucal.
  • Cuidemos la alimentación evitando el exceso de azúcares y limitando los productos azucarados o ácidos como los refrescos, zumos, vinos y gaseosas.

El responsable de la caries es el ácido de la placa bacteriana. Ataca al esmalte formando los agujeros y destruyendo las piezas dentales. De ahí que sea muy importante la higiene bucodental para no permitir el avance de esta placa.

Si notas cualquier caries o agujerito en tus dientes, no dudes en acudir a Dentaden. Te atenderemos rápido y aplicaremos el tratamiento necesario para salvarlos.

Puedes pedirnos cita visitándonos en cualquiera de nuestras tres clínicas, llamándonos por teléfono al 958 25 00 00 u on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *