Soluciones para pacientes con apiñamiento dental

Los problemas orales que afectan el impacto visual causado por apiñamiento dental, requieren los mejores profesionales de la odontología con experiencia.

Apiñamiento dental y métodos de corrección

Frecuentemente, llegan a nuestra clínica pacientes que precisan mejorar su sonrisa por las malas posiciones de sus dientes. En la actualidad nuestra clínica trata con éxito estos casos con tratamientos de ortodoncia, evitando las consecuencias que afectan a la salud bucodental de las personas.

¿Qué es y cómo se soluciona el apiñamiento? Se identifica con la alteración de las piezas dentales por su colocación y se origina ante la falta de despacio, puede ser por dientes de mayor tamaño, como por contar con un maxilar estrecho. Existen varios motivos que clasifican este problema, como son:

  • Apiñamiento primario: en pacientes con antecedentes familiares.
  • Apiñamiento secundario: surge ante la prematura pérdida de los conocidos como dientes de leche y algunos hábitos poco saludables en los niños, cuando tienen la costumbre de succionarse el pulgar.
  • Apiñamiento terciario: normalmente se presenta esta clase de apiñamiento dental por la erupción de los molares que adquieren malas posiciones.

Además de modificar la estética de la boca presentan repercusiones negativas en el resto de la dentadura y afectan la salud oral del paciente.

Consecuencias y tratamientos para corregir el apiñamiento

Con los dientes apiñados se desarrollan procesos nocivos y dificultades importantes, como ausencia de una higiene oral adecuada porque no se puede acceder a los espacios interdentales. Tampoco es posible limpiar correctamente la cavidad bucal, generando un aumento en la placa bacteriana y el sarro, aumentando el riesgo de infecciones, enfermedades periodontales y caries. Por otra parte, provoca inconvenientes en la oclusión o masticación ante la falta de encaje del maxilar superior con el inferior, tensión en la zona de las mandíbulas, desgaste del esmalte y carencias, como las manchas o falta de estética.

Así mismo, llegan a nuestras consultas pacientes con distintos tipos de apiñamiento dental en las arcadas, desarrolladas por las causas antes mencionadas que requieren atención personalizada por su complejidad. Resolvemos exitosamente todos los casos con la experta intervención de los dentistas, tratando las alteraciones orales con procedimientos y técnicas idóneos para cada persona. Por ejemplo, muchos niños entre los 7 y 11 años de edad utilizan aparatos que actúan directamente sobre los maxilares para una corrección ideal de las erupciones dentales, durante el tiempo que permanecen en sus casas.

Muchos pacientes adolescentes y adultos necesitan tratamientos de ortodoncia, adaptados a sus necesidades, solucionando la exodoncia algunos casos puntuales con el objetivo de mejorar el apiñamiento severo, mediante la extracción de piezas, como los premolares o incisivos localizados en la arcada inferior, considerando que los demás dientes cuentan con una correcta oclusión. Frente a la erupción de las llamadas muelas de juicio, si existe apiñamiento dental, nuestro odontólogo evaluará el procedimiento, aunque normalmente se opta por extraer preventivamente los terceros molares. Conseguimos, evitar de esta forma algunos riesgos y solventamos estos problemas, además se necesitará después de las extracciones el tratamiento de ortodoncia.

Hoy en día, ofrece una solución el stripping dental que no duele y se aplica sin anestesia por ser una técnica capaz de pulir el esmalte con la finalidad de reducir el ancho del diente y ayudar a recuperar el espacio. Todos los métodos de prevención son claves para favorecer la aparición de este problema y controlar el apiñamiento desde temprana edad, realizando los cambios necesarios y modificando hábitos orales, como reducir el uso en los niños del chupete, pasar del biberón al vaso y eliminar la succión del pulgar.

En cualquier caso, os aconsejamos una visita al dentista para la evaluación del profesional. Puedes llamar, para pedir cita sin compromiso alguno, al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *