blog

Blog

Implante dental en niños. ¿Edad mínima?

Generalmente los padres no reparan en cual es la edad mínima para poder colocar un implante dental en niños.

Esto es debido por lo general a que cualquier pérdida dental por parte de un niño, en edades en las que aún están con los dientes de leche, resulta ser irrelevante.

Pues bien. A pesar de todo, esto no es así, y la pérdida de un diente temporal en un niño, puede acarrear futuras consecuencias muy negativas para la correcta alinaeción de los dientes en la dentición definitiva de la persona.

A veces tampoco damos importancia a la perdida dental por parte de un niño. Esto sucede porque creemos que es un diente de leche (temporal). Cuando en muchos casos en realidad se trata de la pérdida de un diente permanente. En estos casos el problema se agrava debido a los futuros problemas de alineación que podrá tener con total seguridad y a la pérdida de una pieza dental definitiva e importantísima en la formación definitiva de la boca y piezas dentales de ese paciente.

Los niños pueden perder uno o varios dientes por diversas causas o motivos. Los más generalizados son provocados por las caries extensas y por traumatismos. De ambos nos vamos a encargar ahora de explicarlo.

Cuando colocar un implante dental en niños

Pérdida de uno o varios dientes por caries extensa

Estas pérdidas dentales se suelen pasar más por alto cuando el niño pierde el diente de leche debido a una caries extensa.

Un porcentaje muy alto de padres tiene la falsa creencia de que cuidar los dientes temporales no es necesario debido a que estos terminarán por caerse para dar paso a los definitivos. Y nunca más lejos de la realidad no solo es muy importante cuidarlos, puesto que debajo de esos dientes se están formando los futuros dientes permanentes, sino que también tiene un componente educativo y psicológico en el niño fundamental.

A los niños debemos de educarlos y acostumbrarlos a cuidar de sus dientes. Al igual que lo hacemos con su educación, aseo diario, desayunar, ir al cole… Desde pequeño este tipo de actos como lavarse los dientes tres veces al día después de cada comida, visitar al dentista para revisiones periódicas, etc, hará en él que le parezca un acto normal y por supuesto saludable para cuidar su boca día a día.

Debemos de hacer de las visitas al dentista un hecho natural y que no parezca nada extraordinario en nuestras vidas. De este modo, la futura buena salud bucal de nuestros hijos estará mucho más garantizada cuando sean adultos.

Los padres deben saber las consecuencias negativas que traerá la pérdida de un diente temporal en la alineación de los dientes para la futura formación dentaria definitiva. De ahí que se deba reemplazar el diente perdido cuanto antes.

Por lo general los dientes perdidos en niños por extensas caries suelen ser los molares. Deberemos analizar si es un molar de leche o definitivo para actuar en consecuencia. En el caso de ser un molar temporal o de leche el dentista valorará el estado de formación del diente definitivo. Si en esta valoración todo indica que la erupción de este diente definitivo va a ser en breve lo más seguro es que el profesional odontólogo no realice tratamiento alguno; pero si se trata de un diente que aún le queda tiempo por erupcionar, al estar en una fase inmadura de formación, entonces este espacio deberá ser reemplazado por un «mantenedor de espacio» para salvaguardar este «hueco» mientras se forma y erupciona el diente definitivo.

Si lo que se ha perdido ha sido un diente permanente, habrá que valorar la estética, posición de este diente y edad del paciente. En el caso estético en la parte anterior de la boca, deberemos solucionarlo con un diente provisional, hasta poder realizar el tratamiento definitivo de la zona afectada. Si hablamos que la perdida es de la parte posterior de la boca (muela), habrá que valorar la fase de erupción y ver si ese «hueco» podrá ser cerrado por otros molares en crecimiento y por supuesto guiado con la ayuda de aparatos de ortopedia infantil y/o aparatos de ortodoncia.

Pérdida de uno o varios dientes por un traumatismo

La pérdida de uno o más dientes o avulsión dental (desalojo completo de un diente del alveolo) es una de las consecuencias tras sufrir una caida o fuerte golpe un niño o adolescente.

Cuando sucede un traumatismo de este modo, lo mejor sería reimplantar ese diente lo más rápido posible. En el caso de no encontrar el diente o no poderse reimplantar por diversos motivos, éste «hueco» es necesario con urgencia rellenarlo de alguna manera. Así evitaremos futuros males mayores en la boca del niño.

Además debemos tener en cuenta, independientemente de que el diente haya sido avulsionado o no, que el traumatismo haya podido tener otros posibles dientes afectados por ese mismo golpe. Aunque a simple vista y aparentemente no aparezca nada más afectado en la boca.

Así pues tendremos que llevar a nuestro hijo rápidamente al dentista. Para que valore y evalúe posibles fracturas óseas o cualquier otras consecuencias derivadas de la caida, para poner remedio cuanto antes. La salud bucodental del niño está en nuestras manos y en lo que hagamos por él.

Reponer definitivamente un diente perdido en niños y adolescentes

Como en adultos, la mejor opción para reponer piezas dentales definitivamente, es el tratamiento del implante dental en niños. En los casos en los que no se puede sustituir por otro diente en erupción o en zonas anteriores de nuestra boca, deberemos pensar en este tipo de tratamiento. Aunque habrá que esperar a que la boca del paciente no esté en crecimiento.

La gran diferencia del tratamiento de implante dental en niños con respecto a los adultos es que una vez puesto el implante en el hueso, este al ser un material inerte, no tiene la capacidad de adaptarse al crecimiento del hueso como las raíces de los dientes naturales. Por esto mismo, lo ideal es esperar a que finalice el crecimiento del niño para colocarlos con garantía de éxito.

Generalmente lo ideal para realizar un tratamiento de implante dental es esperar a los 20-25 años de edad. Así nos aseguraremos no tener que hacer futuras cirugías invasivas para solucionar fallos en la ubicación del implante por el crecimiento del paciente.

Cualquier duda ya sabes que nos tienes a tu disposición. Puedes localizarnos en cualquiera de nuestras 3 clínicas en Granada capital o bien llamándonos al 958 25 00 00 u on-line haciendo click aquí. 😉

¿Qué es y cuándo se necesita el protector bucal?

Proteger la salud bucodental y estética de los dientes es importante, cuidando las alteraciones que se producen ante las fracturas dentales o la perdida de piezas que modifican la calidad de vida y se resuelven con el uso de un protector bucal para comer, reír y hablar con normalidad.

¿Cómo puede salvar la sonrisa el protector bucal?

En pacientes que sufren traumatismos varios, choques, golpes o caídas por distintas causas se aconsejan los protectores y para ello, debemos conocer algunos aspectos relevantes, como los tipos que existen y el uso que se puede dar a estos aparatos dentales. Para elegir el mejor, será preciso considerar el deporte que se practica y reconocer la variedad que ofrece el mercado actual. Antes de optar por un modelo concreto recuerda estas sencillas pautas y reconocerás si necesitas uno para proteger tus dientes y cuidar la sonrisa:

¿Qué es un protector bucal? La funda que protege de posibles lesiones o golpes en las piezas dentales y se coloca fácilmente en la cavidad bucal.

¿Para qué se utiliza? Tanto en niños, como personas adultas, sirven para amortiguar los distintos golpes y se adaptan a las necesidades de cada persona escogiendo el adecuado, según las practicas deportivas que se realizan.

¿Cuáles son los tipos que existen y cómo elegirlos? En la actualidad, podemos encontrar varios tipos:

  • A medida: Son fabricados para cada paciente a partir de los moldes diseñados especialmente a la medida de la boca, ganando en comodidad para conseguir un encaje perfecto en las encías y dientes, olvidando que pueden caerse.
  • Estándar: Este tipo de protector bucal se comercializa en un tamaño idéntico para todos, pero existe la posibilidad de que no encajen correctamente y se aconseja usarlos solamente en casos de emergencia.
  • Moldeables: Están confeccionados con materiales que se pueden moldear ante el calor y son recomendados frente a los modelos estándar, sin embargo, no protegen totalmente como los protectores a medida.

¿Dónde se pueden adquirir? Podemos encontrarlos en las tiendas deportivas, por Internet y en las farmacias, pero los diseñados a medida solamente se realizan en la consulta del dentista.

¿Qué tipo de cuidados necesitan? Si pretendemos que duren varios años debemos cuidarlos con una limpieza diaria, como las fundas de ortodoncia que se pueden lavar y guardar en estuches para evitar su deterioro.

Claves para usar protectores bucales

Cuando realizamos deportes son imprescindibles para eliminar riesgos reales por rotura de dientes y si bien, puede parecer un gasto innecesario ayudan a mantener una buena salud oral, así como evitar extraer piezas dentales por causa de los diversos traumatismos que generan un gasto superior y someterse a los implantes dentales para recuperar la estética ante la pérdida de un diente. Estos protectores que son moldeables permiten dar la forma según la dentición de cada paciente, pero restan efectividad cuando el protector bucal se adapta a una mala mordida. Para evitar estos casos, muchos especialistas aconsejan el modelo a medida que se desarrolla en la clínica dental con todas las garantías de protección, máxima comodidad, costes asequibles y ajuste ideal a cada persona. El proceso de moldeado en la consulta se efectúa con muestras de la mordida del paciente y asegura una correcta adaptación a la boca.

Cumplen el objetivo de protección en las diferentes tallas que se ofrecen y no provocan inconvenientes para respirar ni hablar, como se supone. Consultando con nuestros profesionales para mayor información, encontraréis respuesta a cualquier duda con la atención profesional de los mejores dentistas. ¡Asegurar una práctica sin problemas dentales, depende de llevar protectores bucales con el ajuste personalizado que proporcionan las fundas a medida, consulta sin compromiso llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Técnicas de prevención para evitar perder los dientes

Mantener una sonrisa sana después de perder los dientes requiere un tratamiento personalizado y acorde con las estructuras bucales de cada paciente, aplicando, con la última tecnología, las técnicas más modernas de la mano del mejor odontólogo.

Causas frecuentes de pérdida de piezas dentales

Todos sabemos que tarde o temprano se caen los dientes y generalmente, vemos gente mayor sin algunas piezas como algo natural, aunque, si bien podemos sufrir pérdidas dentarias por un traumatismo, también podemos decir que no se caen solamente por la edad. Tradicionalmente se suponía que era normal la ausencia de piezas, pero sucede por la falta de higiene oral adecuada y se suma a este hábito poco saludable la falta de información de los adultos de cierta edad que contribuye a este tipo de problemas.

Perder los dientes, ya no forma parte de un problema, porque los avances en el campo de la odontología aseguran las mejores técnicas de prevención que son necesarias para evitarlo, desterrando completamente la creencia de que se trataba de un proceso de vejez natural. Entonces, queda claro que solamente se pierden aquellos dientes de leche en la etapa de la niñez para cambiar a la dentición definitiva, dejando de lado que en nuestra época sea factible la ausencia de todas o algunas piezas dentarias.

¿Cuáles son los motivos de perder los dientes?

Os dejamos un resumen de las principales razones para que una persona de cualquier edad no tenga dientes:

  • Caries: en determinados casos puede suponer un inconveniente económico por el coste de los tratamientos cuando se deja mucho tiempo una caries dental, además de suponer un intenso dolor. Surgen ante la presencia de bacterias y sarro en la cavidad bucal, porque se destruye paulatinamente el esmalte natural del diente con los ácidos que se producen en el interior de la boca, deteriorándose la pieza con el tiempo. Algunos pacientes llegan a la consulta con dolor, heridas o flemones, necesitando tratamientos efectivos para solventar la afección. Con métodos preventivos se logra evitar la enfermedad periodontal y uno de ellos es la higiene diaria y la visita periódica al dentista.
  • Periodontitis: deriva de la deficiente higiene bucodental causando la gingivitis en primer lugar, enfermedad que se puede controlar para no afectar al hueso maxilar que sostiene la dentadura y si la periodontitis alcanza a la densidad de la masa ósea, se agrava la patología hasta perder los dientes y en ocasiones varios de ellos. Mejorando la higiene y acudiendo al odontólogo periódicamente solucionamos esta enfermedad para lucir una gran sonrisa.
  • Traumatismo: sucede con un golpe en los dientes y la posterior rotura de la pieza completa o parcialmente. Prevenir situaciones con protectores bucales durante las prácticas deportivas para protegerse es una opción a considerar, porque se puede minimizar el impacto. También los pacientes con bruxismo necesitan férulas de descarga para evitar el desgaste de los dientes, durante las horas de sueño.

Más allá de estas afecciones surgen las patologías orales agravadas para no perder los dientes, inclusive pueden convertirse en crónicas y afectan de forma negativa la buena salud bucal. Pueden surgir distintos padecimientos, como la diabetes y el cáncer de boca, pero encuentran respuesta inmediata en la consulta del dentista, quien aplicará los métodos preventivos y tratamientos oportunos. Para dar respuesta a los diversos casos, os aconsejamos prevenir estas enfermedades que se reducen notablemente con la buena higiene diaria, después de las comidas, siendo lo recomendable cepillarse los dientes 3 veces por día, utilizar colutorio y llegar a los espacios más difíciles con el hilo dental. Estas sencillas pautas ayudan a mantener la salud oral en las mejores condiciones y permiten soportar mejor los problemas derivados de las bacterias, asistiendo a la visita semestral del dentista.

En Dentaden te aconsejaremos sobre los mejores tratamientos para tu salud buco dental. Puedes pedir tu cita previa llamándonos al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Tratamiento eficaz con implante dental

Recupera la salud y estética de tus dientes perdidos con la eficacia del tratamiento sustitutivo, capaz de ayudarte a recuperar la funcionalidad y belleza con cirugía para colocar implante dental.

¿Qué opciones ofrece la implantología?

Las nuevas técnicas desarrolladas en odontología durante los últimos años, te permiten disfrutar de un método altamente experimentado y muy popular. El objetivo es restituir la estructura, mediante la implantación de una pieza más estable en la raíz con material de titanio y proporcionarte la estética dental que necesitas.

Actualmente la tasa de éxito ha subido hasta llegar al 99% de pacientes satisfechos con su implante dental.

Solicitando asesoramiento a tu odontólogo puedes descubrir los efectos secundarios, beneficios y alternativas para reemplazar muelas o dientes con una sencilla cirugía en la consulta, para mantener mayor fortaleza estructural.

El primer paso es realizar la visita al dentista, quien evaluará las condiciones de tu dentadura examinando en detalle las posibilidades y revisando tu historial para asegurar un mejor resultado. Las personas con mejor salud oral, estructuras óseas adecuadas y mandíbula fuerte son candidatos ideales para implantar estas piezas.

Pacientes fumadores son propensos al rechazo de los materiales después de estas intervenciones, aunque tienen otras opciones adaptadas a sus condiciones y expectativas para recuperar la estética de sus dientes.

Soluciones para todos los pacientes

Las características y condiciones que debes reunir para sustituir el diente ausente son importantes para lograr estabilidad total, pero si no cuentas con suficiente hueso para colocarte el implante dental, el odontólogo te brindará otras alternativas como prótesis.

Reemplazar tus dientes dependerá de la experiencia del profesional, que realizará la intervención con alta calidad en los materiales cuidadosamente implantados. Cuando el dentista te coloca estas raíces de titanio, asegura la resistencia de los tejidos y evita los inconvenientes de las dentaduras postizas y sus adhesivos.

Existen otras soluciones si tu mandíbula no soporta la pieza como la cirugía que permite realizar injerto de hueso, reforzando la zona donde posteriormente se coloca el diente.

Este procedimiento procura efectuar procesos esenciales manteniendo el buen estado de la cavidad bucal y la salud general de todas las estructuras dentales, evitando perdidas de otros dientes en el futuro.

Recuperación después de la cirugía   

El procedimiento es sencillo y se realiza con anestesia local en la clínica, colocando la raíz artificial como base para garantizar la estabilidad de la corona que reemplaza estéticamente tu diente. Cuando finaliza la intervención el tratamiento continúa en tu domicilio de forma ambulatoria, siempre con las revisiones pertinentes para colocar después del tiempo indicado por el dentista la corona de porcelana.

La raíz se fusiona totalmente con tu mandíbula entre tres a seis meses, después de efectuada la cirugía y en esta etapa la corona temporal llenará el espacio entre tus dientes.

El proceso finaliza después de tu recuperación y la restauración total, asemejándose al resto de las piezas dentales ajustando definitivamente la parte exterior y visible del implante dental.

El dentista experimentado será quien proceda a diagnosticar el método más eficaz, para aumentar las posibilidades de éxito, escuchando tus opiniones y expectativas. Un examen minucioso de la zona afectada, determina tus opciones para decidir correctamente y obtener mejores resultados finales en el procedimiento.

Las ventajas de este tratamiento son conocidas y promocionadas en los medios de comunicación, demostrando la amplia aceptación de los pacientes que disfrutan la funcionalidad y estética de estos implantes.

Nuestra clínica te ofrece los presupuestos asequibles que buscas, para brindarte la posibilidad de acceder a un tratamiento eficaz con estabilidad superior.

Ofrecemos una propuesta integral con profesionales capacitados, quienes resuelven satisfactoriamente el reemplazo del diente perdido con el implante dental.

Para cualquier otra duda o aclaración, consúltanos sin compromiso alguno pidiendo cita al teléfono 958 25 00 00 o bien a través de nuestro formulario de citas.