blog

Blog

¿Cómo conseguir una sonrisa perfecta?

Para conseguir una sonrisa perfecta debemos comenzar con tener una buena salud bucal. Realizando unas rutinas diarias como mantener una buena higiene con los dientes limpios sin restos de alimentos, boca con buen aliento, encías con buena tonalidad, sin sangrado y por último un control periódico junto a una alimentación sana y equilibrada.

Consejos y claves para mantener una sonrisa perfecta

El primer consejo y de los más importantes para mantener una sonrisa perfecta es realizar una técnica de cepillado excelente. Para ello es necesario llegar a limpiar absolutamente todas las superficies de los dientes. Las caras externas y las caras internas o linguales. El cepillado tiene que hacerse meticulosamente desde los márgenes de la encía hacia el final del diente.

La limpieza dental debe hacerse siempre sin ejercer una excesiva presión, que sea cómoda para el paciente y que no dañe ningún tejido. Para ello debemos de saber que la mejor forma de cepillado es la conocida como «Técnica de Bass». Esta técnica se realiza colocando el cepillo dental en un ángulo de 45º, haciendo que los filamentos del cepillo, al cepillarnos, penetren en la encía ligeramente. Recordar que esta técnica debe ser también realizada suavemente sobre la encía para retirar posibles restos de alimentos y bacterias depositadas en la misma.

A la hora de elegir un cepillo dental es preceptivo buscar uno con el cabezal pequeño para que el acceso sea más sencillo y llegar a las zonas más estrechas de la cavidad bucal.

La dureza del cepillo a elegir para una boca sana, deberá ser de dureza media junto a una pasta dental fluorada para proteger el esmalte dental de las posibles caries. La concentración mínima de flúor en adultos tiene que ser de 1500 ppm.

Otro aspecto importante es la periodicidad de estas higienes dentales para eliminar por completo el biofilm o placa bacteriana. Generalmente con tres veces al día, 15 minutos después de las comidas, es suficiente y la durabilidad de cada cepillado debe comprender entre 3-4 minutos aproximadamente. Estudios científicos demuestran que hasta ese tiempo la placa bacteriana no se elimina eficazmente.

Para que la efectividad en el cepillado sea óptima, debemos de cambiar el cepillo dental cada tres meses aproximadamente ya que con el paso del tiempo los filamentos pierden forma y su función en el cepillado deja de ser buena. Si los filamentos del cepillo se abren o deforman antes de esos tres meses, deberemos de ejercer menor presión a la hora de realizar nuestro cepillado.

Además de todo lo anteriormente escrito, debemos considerar la limpieza interproximal o limpieza entre los dientes, ya que todas estas zonas representan un 40% del total de la superficie dental. Utilizaremos cepillos interproximales o bien, hilo, cinta o seda dental para la limpieza interdental por lo menos una vez al día.

Importantísimo también llevar un estilo de vida saludable, realizando habitualmente deporte y llevando una dieta sana.

Entendemos por una dieta sana y equilibrada, el consumo abundante de frutas y verduras y que a su vez sirve para una buena salud bucodental, previniendo  caries dentales y otros tipos de afecciones bucales. Este tipo de alimentos combaten el biofilm, ayudando a la disminución de la placa bacteriana.

La goma de mascar o chicles sin azúcar son también interesantes a la hora de la higiene buco dental. Nunca sustituyen al cepillado pero nos benefician en el aumento de la saliva y por consiguiente ésta evita la aparición de bacterias.

Vigilar la alimentación es muy importante. Evitar siempre comidas muy calóricas y azucaradas. Al igual que las bebidas, debemos tener en cuenta que los refrescos azucarados contienen también unos ácidos que desgastan el esmalte dental, provocando caries y sensibilidad dental. El vino, café, té o similares tienen el problema añadido de teñir el esmalte dental. Por lo tanto aconsejamos no abusar de este tipo de bebidas para mantener una sonrisa perfecta.

Los hábitos no saludables como pueden ser el tabaco y el alcohol son agentes nocivos y bastante agresivos también para nuestros dientes.

El tabaco debilita los tejidos de la cavidad bucal, provocando retracción de la encía y posibles enfermedades periodontales hasta incluso poder perder los dientes, manchas en las piezas dentales y aumento del riesgo en padecer un cáncer oral.

Alimentos interesantes para nuestros dientes son los productos lácteos como la leche y el yogurt natural sin azúcar ya que contienen calcio, vinamina D y fosfatos que nos aportarán minerales para ayudar a nuestra salud bucal. El consumo de calcio nos protege y contraresta los ácidos que atacan a nuestro esmalte dental.

Por último recordar siempre acudir a una revisión dental cada seis meses y como mínimo una vez al año para mantener la salud dental en perfecto estado de revista y disfrutar de una sonrisa perfecta.

Ahora en Dentaden puedes pedir tu cita gratuita para una revisión completa llamándonos al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

¡Feliz día!

¿Qué es y cómo se produce el sarro dental?

El sarro dental o también llamado como cálculo dental, es la placa bacteriana ya endurecida y cristalizada, adherida generalmente a las partes linguales de nuestras piezas dentales.

¿Cómo se produce el sarro dental?

La placa bacteriana está compuesta de diferentes sustancias retenidas dentro de la cavidad bucal como pueden ser restos de alimentos, bacterias, gérmenes y proteínas.

El sarro dental se forma en nuestros dientes cuando se mineraliza la placa o biofilm con sales minerales de fosfato cálcico.

Estas sales minerales están siempre mucho más homogéneas en la zona subgingival y por lo tanto es más fácil de que aparezca este sarro en esas piezas dentales de nuestra boca. En cambio, en la parte supragingival estas sales están más heterogéneas, por consiguiente esta zona está menos expuestas a la acumulación de sarro.

En definitiva, sepamos que la cantidad y velocidad con la que el sarro dental aparece, variará en función de varios factores y de los hábitos de cada persona.

Los factores de los que dependerá la mayor o menor acumulación de sarro, son los siguientes:

  • Las dietas alcalinas y la ingesta de azúcares favorecen la cristalización y endurecimiento de la placa bacteriana.
  • Los altos niveles en la saliva de fósforo y calcio, y el bajo nivel de potasio, hacen que el biofilm mineralice con mayor rapidez.
  • Las personas con un PH alcalino en la saliva tienen un mayor riesgo.
  • La higiene bucal tiene también mucha importancia. La mayor presencia de bacterias en la boca hacen tener más riesgo de producir sarro dental.
  • La ubicación de los conductos salivales. A mayor cercanía de las piezas dentales, mayor riesgo de aparición de sarro.

La importancia de eliminar el sarro dental

La mineralización de la placa bacteriana o biofilm es menos dañina que la propia placa ya que la actividad de este sarro es prácticamente nula. El problema viene en que la rugosidad de este sarro es un magnífico asiento para el crecimiento de este con el nuevo biofilm.

El crecimiento de este nuevo biofilm sobre la placa de sarro se acentúa e incluso crece más cerca del hueso en la zona subgingival creando aquí patologías diferentes como la periodontitis o la gingivitis.

Existen estudios que demuestran la estrecha relación de la placa bacteriana mineralizada (sarro) con este tipo de enfermedades periodontales anteriormente descritas.

La bolsa periodontal entre encía y diente se inflama inducida por el sarro dental subgingival. Este crecimiento de sarro va produciendo una mayor profundidad en la bolsa, además del crecimiento del futuro nuevo sarro en forma de biofilm aún sin mineralizar.

¿Cómo combatir el sarro dental?

Para eliminar y mantener a raya  el sarro, es fundamental controlar la placa bacteriana o biofilm con una óptima higiene bucal.

Una vez endurecida, mineralizada y cristalizada esta placa, ya es imposible eliminarla con una simple higiene bucal. Es aquí entonces cuando debemos de acudir a la clínica dental para dar solución y poder eliminar el sarro.

En función de donde aparezca el sarro, se utilizarán técnicas diferentes. Todas ellas con el fin de eliminar esos cálculos (sarro) y prevenir.

Para la zona subgingival se utiliza la técnica del raspado y alisado, eliminando de este modo el sarro y alisando a la vez la superficie radicular para dificultar de nuevo el crecimiento de la placa bacteriana.

En el caso de la zona supragingival y en los márgenes de la encía de la zona subgingival se utiliza instrumental como curetas y ultrasonidos con el fin de realizar una limpieza en profundidad. Esta técnica de eliminación del sarro o cálculo dental es la conocida como detartraje.

En definitiva, tengamos en cuenta que una buena higiene bucal es fundamental para mantener la placa bacteriana controlada. Aún así con el tiempo, es normal que el sarro intente o se instale en nuestros dientes. De ahí que tengamos que realizar visitas periódicas con nuestro dentista por lo menos una vez al año. Esto hará que nuestra salud bucodental esté siempre al día.

Para una revisión completamente gratuita, puedes visitarnos pidiendo cita previa llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace. En Dentaden siempre estaremos encantados de atenderte como te mereces.

Me noto un agujero en el diente. ¿Qué hago?

Cuando detectamos un agujero en el diente muchas veces ya lleva bastante tiempo ahí. ¿Qué son esos agujeros y como lo podemos solucionar?

¿Cómo aparece un agujero en el diente?

Los agujeros en los dientes o muelas están originados por la placa bacteriana acumulada. Esta placa o biofilm de nuestra boca fabrica ácidos que pueden destruir nuestros dientes. Perforan el esmalte y consiguen formar pequeños agujeros negros conocidos por todos nosotros como caries dental.

Estos agujeros negros o caries a veces son muy pequeños y resultan ser casi imperceptibles. Generalmente nos damos cuenta de ellos cuando el proceso de caries ya es más avanzado. Por esto mismo es fundamental las revisiones periódicas con nuestro dentista. Detectarlos a tiempo es fundamental para proceder con el tratamiento y con la mayor eficacia.

Nada más notar un agujero en el diente, tenemos que acudir a nuestro dentista. Él actuará rapidamente para empastarlo y desactivar el avance de esa caries dental. Cuanto más tardemos en realizar este tratamiento mayor daño irá recibiendo nuestro diente o muela. Recuerda que los ácidos siguen haciendo su trabajo intentando destruir el esmalte y el interior de nuestra pieza dental.

Ante cualquier hallazgo de un agujero en el diente por pequeño que este sea, en cualquier pieza dental, sea de color negro o blanco, o esté cerca de la encía y sin dolor… no dudes en visitar tu clínica dental cuanto antes para poder diagnosticar y realizar el tratamiento preciso.

Sintomatología para saber si tienes una muela picada:

Lo común es que ese agujero en el diente sea provocado por una caries dental. El tratamiento para solucionarlo es realizar un empaste de composite o si es muy grande una reconstrucción, también con el mismo material.

  • Rotura de pequeños trozos del esmalte dental.
  • Dolor de la pieza dental con el agujero. Este síntoma es muy probable que ya se produzca cuando la caries haya afectado a la raíz.
  • Sensibilidad dental. Con comidas y bebidas calientes y frías.
  • Cambio de color del esmalte en la zona afectada de la pieza dental.
  • Aparición de abscesos en las encías. Pueden aparecer bultos cuando la pieza picada no se ha tratado y existe una infección.
  • Mal olor y mal sabor de boca de forma prolongada.

Tratamiento a efectuar ante una muela picada

Los agujeros pequeños en los dientes o las muelas picadas se tratan con un empaste o reconstrucción de la pieza con composite.

El agujero en el diente o la caries es fundamental detectarlo a tiempo. En caso contrario la caries avanza de tal manera que puede llegar a afectar al nervio y por consiguiente tener que realizar una endodoncia (matar el nervio) y una posterior reconstrucción de la pieza dental.

En muchas ocasiones lo que parece un pequeño agujerito en el diente, puede suponer una gran caries en lo más profundo de este.

Si te exploras en casa y te encuentras un pequeño agujero en un diente/muela, o notas alguno de los síntomas explicados anteriormente, no dudes en ponerte en contacto con tu dentista de confianza. Porque una pieza dental picada cuanto antes se solucione mejor será.

La profundidad y el tamaño del agujero en el diente (caries), determinará el tratamiento a realizar. Si la caries es superficial y poco extendida, bastará con un empaste simple de composite. De lo contrario si es una caries profunda, existe un riesgo mayor de realizar una endodoncia. Cuanto más profunda sea esta, más probabilidad de que afecte a la raíz.

Formas de prevenir la caries

Cuando detectamos una caries en un diente o muela, generalmente el esmalte ya ha sido afectado. De ahí que sea de urgencia adelantarnos a su desarrollo o avance acudiendo a nuestro dentista o clínica dental más cercana.

Una vez empastado y solucionado deberemos de tener en cuenta una serie de cuidados para prevenir y evitar no volver a tener ese problema. Enumeramos:

  • Realizar visitas periódicas al dentista por lo menos de 6 meses a un año como máximo.
  • Cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día y después de cada comida. El cepillado antes de ir a dormir es fundamental para dejar limpia la boca durante toda la noche. La placa bacteriana la mantendremos alejada de esta manera.
  • Limpieza interproximal o interdental. Esta limpieza se puede llevar a cabo con cinta o hilo dental para limpiar resto de alimentos y sarro entre los dientes. También podemos utilizar cepillitos interdentales además de colutorios. Otra buena técnica es la irrigación bucal.
  • Cuidemos la alimentación evitando el exceso de azúcares y limitando los productos azucarados o ácidos como los refrescos, zumos, vinos y gaseosas.

El responsable de la caries es el ácido de la placa bacteriana. Ataca al esmalte formando los agujeros y destruyendo las piezas dentales. De ahí que sea muy importante la higiene bucodental para no permitir el avance de esta placa.

Si notas cualquier caries o agujerito en tus dientes, no dudes en acudir a Dentaden. Te atenderemos rápido y aplicaremos el tratamiento necesario para salvarlos.

Puedes pedirnos cita visitándonos en cualquiera de nuestras tres clínicas, llamándonos por teléfono al 958 25 00 00 u on-line haciendo click en este enlace.

Manchas en los dientes. ¿Cómo eliminarlas?

La importancia de unos dientes blancos cada vez es mayor. Eliminar las manchas en los dientes es fundamental para conseguir unos dientes de cine.

En Dentaden estamos completamente preparados para realizar los tratamientos más avanzados en estética dental. Utilizamos todas las técnicas posibles para dibujar en tu rostro la sonrisa deseada.

Nuestros profesionales y bien preparados odontólogos además de nuestros equipos y programas de diseño de sonrisa digital, harán que puedas lucir una boca como siempre has soñado.

El odontólogo especialista en estética dental tiene que saber combinar su destreza como dentista y su capacidad artística para conseguir el efecto deseado en cada paciente. Para ello además cuenta con la última tecnología para un exitoso resultado.

A tener en cuenta y muy importante es la entrevista o entrevistas previas al tratamiento con el propio paciente. De este modo podremos saber las expectativas y el deseo del paciente en su futura estética dental para poderlo integrar en el propio diseño de su sonrisa. Así este se sentirá completamente satisfecho en el resultado final. Nos anteponemos a la finalización del tratamiento.

La gran mayoría de los pacientes acuden preguntando como conseguir unos dientes blancos y en muchos otros casos como eliminar las manchas de los dientes y de que manera recuperar el brillo y tono que en años atrás tuvieron. Pues bien, en este post te contaremos y aconsejaremos que tratamiento es mejor para tu diseño de sonrisa.

Muchas veces nos preguntamos… ¿Cómo no se me quitan las manchas en los dientes si me cepillo bien todos los días? Esas manchas en el esmalte ya no son posibles retirarlas con un simple cepillado. Y aquí es cuando actuamos los especialistas en estética dental, logrando retirar esas manchas en los dientes que no te gustan y recuperando el color original de tus piezas dentales.

¿Por qué tengo manchas en los dientes?

Las manchas dentales mayormente están ocasionadas por factores externos. Ingerir y masticar ciertos alimentos que tiñen como pueden ser las cerezas, chocolates, regaliz, vino, café, té, refrescos carbonatados, etc… descalcifican el esmalte y lo oscurecen, provocando posibles caries, desgaste y sensibilidad dental. Debemos de moderar la ingesta de estos alimentos si queremos controlar las caries y mantener una buena salud bucodental.

Estos casos de manchas dentales con estos alimentos suelen tener solución inmediata con una higiene oral en la propia clínica. Con la limpieza bucal con ultrasonidos y un control de mantenimiento rutinario, es más que suficiente para prevenir y que puedan aparecer otros problemas en nuestra boca.

El consumo de tabaco como bien sabemos es mejor evitarlo. Tanto para nuestra salud oral como para nuestra salud en general. El tabaco oscurece los dientes, envejece y debilita prematuramente los tejidos periodontales. Esto deriva en el aumento de poder sufrir enfermedades periodontales y el consiguiente riesgo también de que aparezca un cáncer oral.

Otro factor importante para que aparezcan manchas en los dientes es el uso diario de enjuagues bucales. Algunos colutorios usados con frecuencia provocan la tinción dental. En estos casos, debemos acudir a la clínica para que nos aconsejen otro enjuague adecuado a nuestra boca y que no nos tiña los dientes, además de realizar una limpieza bucodental por ultrasonidos para eliminar las tinciones provocadas anteriormente.

Si el problema de las manchas es persistente y no se soluciona con la limpieza bucal, tendremos que actuar con otro tipo de tratamientos para recuperar el color natural de tus dientes.

Tratamientos para recuperar el color natural de tus dientes

Para los pacientes que no se sienten cómodos con su color dental y no sonríen con naturalidad o les da vergüenza enseñar sus dientes, existe una amplia variedad de tratamientos dentales estéticos.

El blanqueamiento dental es un tratamiento lider y con mucha influencia en la sociedad. También existe la eliminación de manchas localizadas a través de restauraciones con composite. Y por último las restauraciones completas del diente o dientes a través de carillas o coronas dentales.

Las carillas o micro carillas estéticas son un tratamiento restaurador del color y de la forma del diente. Son el «top» de la estética dental. Es un tratamiento avanzado con unas finísimas láminas de porcelana adheridas al diente mediante un adhesivo. En algunos casos hay que preparar el diente con un ligero tallado. Los resultados finales estéticos son de una calidad elevadísima imitando realmente al diente natural.

Blanqueamiento dental

Hoy día existen dos tipos de blanqueamiento dental. Con ellos lograremos ganar hasta 4-8 tonos en nuestros dientes.

El primer tipo es con la aplicación, durante aproximadamente 15 días, de un gel blanqueante (peróxido de hidrógeno) en nuestros dientes a través de unas férulas dentales.

El otro tipo de blanqueamiento se realiza en la propia clínica aplicando el gel blanqueador en la superficie dental y activándolo mediante una lámpara de luz led azul para que realice su función.

Cabe recordar que todos los tratamientos de blanqueamiento dental deberán estar supervisados por un especialista odontólogo en estética dental.

La estética dental

Hoy día todos los tratamientos estético dentales aportan al paciente consecuencias positivas y son muy poco invasivos. El paciente queda completamente satisfecho y los resultados son muy naturales además de tener una durabilidad el tratamiento de muchos años.

Recuerda si tienes manchas en los dientes y no sabes como eliminarlas, no dudes en acudir a Dentaden. Tenemos los mejores profesionales en estética dental para valorar tu caso en particular y ofrecerte unos dientes naturales sin manchas para que puedas sonreír sin ningún tipo de vergüenza.

¿Dientes grises o amarillentos y no sabes por qué?

¿Tienes o conoces algún familiar o amigo con los dientes grises o amarillentos? Esto no sucede siempre por mala higiene. Y ahora en este artículo te lo explicamos.

Realmente cuando van pasando los años, nuestros dientes van cambiando y perdiendo brillo, tonalidad y luminosidad. Esto en mayor medida es debido a nuestros hábitos y a los alimentos que consumimos a lo largo de nuestra vida. El tabaco, alcohol, las bebidas que tiñen como puedan ser el café y el té son hábitos que van haciendo que nuestros dientes tomen esas tonalidades amarillentas y de perdida de translucidez que nunca nos gusta tener y que vemos mal en el resto de personas. Suele ser de un color amarillento y no tiene por que ser falta de higiene.

Los dientes grises generalmente están afectados por otras causas y pueden responder a dos motivos claros.

Causa de los dientes grises y soluciones

Una de las principales causas de tener unos dientes grises es haber tomado en la infancia y cuando están los dientes en pleno desarrollo de crecimiento algún medicamento antibiótico con tetraciclinas. Estos antibióticos son prescritos en casos de infecciones de las vías respiratorias, ciertos tratamientos de acné juvenil y neumonía. El tono y la mayor o menor intensidad de los dientes grises estará directamente ocasionado en función de la dosis tomada por el paciente. Incluso puede llegar a que esas manchas grises se presenten en forma de rayas en el esmalte del diente con diversas tonalidades de grises. En la mayoría de estos casos, los dientes grises, se pueden neutralizar con un blanqueamiento dental profesional clínico salvo los muy rayados, oscuros e intensos. Para este último tipo de dientes, será necesario acudir a otro tipo de tratamiento como puede ser las micro carillas de composite o de porcelana. Muy naturales y brillantes y con el color deseado por el paciente.

El otro caso sería si un diente gris en particular de repente te ha aparecido en edad adulta. Esto puede ser consecuencia de un golpe, trauma dental o de una endodoncia (lo que comunmente llamamos matar el nervio). En estos casos el diente puede ir oscureciéndose poco a poco conforme pasan los días. Para tratar este tipo de casos de dientes grises, debemos realizar un blanqueamiento interno para aclarar de nuevo esa pieza dental en concreto.

La higiene dental es fundamental

El cepillado dental, la higiene bucal y el cuidarse la boca a diario, es un factor fundamental para que los dientes con el paso del tiempo no amarilleen tanto. Utiliza cepillos de dientes de dureza media-blanda y sin apretar mucho para no dañar el esmalte dental

Lávate siempre los dientes después de cada comida; es decir tres veces al día y utiliza el hilo o la cinta dental. Recuerda que como mínimo hay que cepillarse bien los dientes durante 2-3 minutos aproximadamente.

Los cepillitos interproximales son otro utensilio de máxima utilidad. Con ellos podremos acceder a la limpieza interdental y de esta manera no acumular sarro en esas zonas. Así y por consiguiente no dar ese feo tono a nuestros dientes.

No olvides nunca el cepillado dental de la noche antes de acostarte. Es el más importante de todo el día. Dedícale tu tiempo, hazlo como te hemos comentado y además termínalo con un colutorio o enjuague bucal sin alcohol.

Por último recuerda que evitando y reduciendo el consumo de vinos, alcohol, tabaco, café, té, frutos rojos, etc… mantendrás por más tiempo tu tonalidad natural y además estarás contribuyendo a tu salud en general.

Cualquier consulta al respecto de este tema u otro de la odontología, no dudes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de hablar contigo o de responderte. Para ello puedes llamarnos al 958 25 00 00 o bien rellenando este corto formulario. Aquí siempre nos tendrás.

¿Cuáles son los problemas dentales más comunes?

Desde las enfermedades buco dentales, hasta la falta de higiene que es el factor más importante del desarrollo de patologías, son importantes y debemos conocer los principales problemas dentales para evitarlos, visitando cada seis meses al dentista para una revisión y diagnóstico.

¿Cómo evitarlos y cuáles son los problemas dentales más frecuentes?

Evitar las complicaciones orales resulta más sencillo siguiendo las pautas de la prevención oral y por esta razón es necesario mantener un cepillado diario tres veces por día en las encías y dientes controlando el desarrollo de las bacterias que conllevan varias afecciones. Pero, cepillar los dientes no es la única solución, sino que debemos recurrir a otras técnicas complementarias como el enjuague bucal, la higiene interproximal, el hilo dental, la irrigación bucal y la correcta limpieza lingual para evitar los habituales problemas dentales. Además, es importante acudir al odontólogo ante la presencia de síntomas como el dolor, enrojecimiento de las encías y otras molestias, sin dejar de lado las revisiones cada seis meses.

Os dejamos una breve explicación de las complicaciones más comunes que resolvemos con éxito en nuestras clínicas:

  • Caries dentales: Afecta tanto a niños, como adultos y destruyen progresivamente los tejidos internos, encontrándose su origen en los ácidos que provocan la pérdida del esmalte de los dientes. Esta enfermedad bucodental puede ocasionar en sus fases avanzadas la extracción de la pieza dental y para evitarlo es imprescindible la prevención basada en un buen cepillado, eliminando los productos con azúcar y visitando al especialista con periodicidad.
  • Periodontitis: Surge cuando no se diagnostica a tiempo esta afección y en pacientes con gingivitis mal tratada, provocando la movilidad de los dientes y el mal aliento. Destruye lentamente los soportes de los dientes cuando la infección se encuentra en estados avanzados y puede ser más grave, aunque detectada en los controles regulares el dentista preserva la salud bucal.
  • Gingivitis: Es otro de los problemas dentales que afecta a muchas personas por la acumulación de placa bacteriana y encías, además de sus síntomas que son el sangrado, inflamación y enrojecimiento, siempre con un proceso reversible si se consulta a tiempo para evitar que se produzca la periodontitis.
  • Llagas: Que son habituales junto con las aftas y otras irritaciones que surgen por estrés o falta de higiene que alterna las funciones vitales como beber y comer, provocando molestias por causa de las llagas que pueden desaparecer después de varios días.
  • Dolor de muelas: Aparece de repente y cambia por completo las rutinas de quienes lo padecen, hasta desarrollar infecciones por distintas causas que deberá valorar el odontólogo.
  • Bruxismo: Este hábito sucede mientras dormimos al apretar los dientes con fuerza y aunque difícil de detectar puede complicarse con las roturas dentales o cefaleas. Para reducir las causas principales y evitar estos problemas dentales, acudir a la consulta es el primer paso para impedir el rechinar de dientes.
  • Manchas dentales: Son superficiales en la mayoría de los casos y aparecen en la zona superficial de las piezas dentales oscureciendo el tono natural, pero son fáciles de eliminar con el blanqueamiento dental y la limpieza profesional que recupera rápidamente la sonrisa.
  • Halitosis: Procede de la cavidad oral el mal aliento que se intensifica a primeras horas de la mañana, afectando las relaciones personales hasta encontrar solución en la limpieza de la lengua y el uso de colutorios o enjuagues bucales.
  • Rotura dental: Si bien pueden ser totales o parciales, será preciso acudir al dentista para considerar el mejor tratamiento de restauración estético y funcional del diente.
  • Dientes sensibles: Cuando el paciente experimenta sensación de dolor ante los estímulos fríos o calientes y si persiste se elimina consultando con el profesional de confianza.

Así que ya sabes… toca cuidarse los dientes y boca todos los días. 😉

Odontología versus Tabaquismo. ¡Cuidemos nuestra boca!

Fumar influye en la sonrisa cambiando el color natural de los dientes y afectando las encías con los hábitos perjudiciales que provoca el tabaquismo.

¿Cuáles son los efectos en la salud oral del tabaquismo?

Todos sabemos que afecta la salud general del organismo, pero durante la adolescencia y la juventud, generalmente se adquiere este vicio que puede durar varios años. Mascar tabaco o fumar son hábitos nocivos, también para la salud bucodental, porque deteriora de forma progresiva los dientes y produce los siguientes efectos con importantes complicaciones:

  • Enfermedades periodontales al favorecer la periodontitis y la gingivitis, cuando se alteran las defensas del sistema inmunológico, destruye los tejidos que actúan como soporte de los dientes y existe la posibilidad de perder las piezas dentales.
  • Estéticos, porque el tabaquismo modifica el color natural de los dientes que adoptan un tono amarillento, alterando la sonrisa y en algunos pacientes, provoca manchas que solo se eliminarán con tratamientos odontológicos específicos.
  • Mal aliento, quizá es el efecto más conocido por ser una consecuencia derivada del tabaco, especialmente cuando no se mantiene una higiene oral adecuada para evitarlo, permaneciendo por más tiempo. Aunque el uso de enjuagues bucales puede ser una solución si contiene flúor, como elemento protector del esmalte dental.

Así mismo, se encuentra entre las causas principales del cáncer oral, según afirman las investigaciones al respecto, porque han detectado el origen de esta patología en el 80% de los casos estudiados por causa del tabaco. Como dato relevante de los problemas que ocasiona el tabaco en la dentadura es importante destacar, que genera retraso en la curación de las heridas o llagas después de las extracciones de dientes y aumenta el riesgo de infecciones, alargando la recuperación en cualquiera de los procedimientos realizados. Sabemos que muchos pacientes fumadores deben mejorar su rutina de control, asistiendo a la consulta para las valoraciones periódicas y potenciar la higiene dental, además de abandonar el tabaco de forma definitiva.

Prevención y pautas contra el cáncer oral

Diversos factores influyen en la aparición de esta enfermedad bucodental grave y el tabaquismo es una causa que puede evitarse con prevención. Comenzando por adquirir hábitos saludables el primer paso será visitar al dentista, cuando se detectan los primeros síntomas y aunque podrían pasar de forma desapercibida o confundirse con la gingivitis la inflamación en la zona de los maxilares, bultos pequeños o irritaciones que no cicatrizan, deben ser diagnosticados por el odontólogo.

La detección temprana de la patología en pacientes con tabaquismo es clave para mejorar el resultado final y siempre se aconseja la biopsia oral. Para una prevención eficaz es fundamental seguir estos consejos:

  • Visitar al dentista dos veces al año como mínimo, ayudará a una detección precoz del cáncer oral.
  • Realizar una higiene oral rutinaria con el cepillado correcto 3 veces al día, usando hilo dental y colutorio contribuye a prevenir las causas en personas fumadoras.
  • Evitar los hábitos de riesgo beneficia esta patología cuando se abandona el consumo de tabaco y el alcohol que son determinantes en el desarrollo de esta afección.
  • Acudir al odontólogo para la revisión de las prótesis, especialmente porque forman parte de los elementos de riesgo y los pacientes que son portadores de prótesis, deben asistir regularmente a la consulta para un seguimiento profesional.

Hoy en día, diferentes tratamientos ofrecen una solución a los problemas causados por el tabaco y permiten evitar los graves riesgos que ocasionan, tanto la prevención como las técnicas aplicadas por el profesional, consiguen mejorar los efectos adversos de estas sustancias en la salud bucodental. ¡Visita a tu dentista periódicamente y evita fumar para garantizar tu bienestar con una gran sonrisa! Puedes consultarnos llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

¿Cómo eliminar los distintos tipos de manchas dentales?

Conseguir unos dientes blancos y radiantes para sonreír sin complejos, requiere evitar las manchas dentales y el desarrollo de patologías orales con los tratamientos profesionales.

Prevención como método clave contra las manchas

Normalmente, llegan a la consulta muchos pacientes que presentan un aumento de color en los dientes, debido a varios factores que afectan la estética general y provocan importantes complejos a la hora de sonreír en público.

Frente a ello, existen soluciones como la prevención que será esencial para mejorar el desarrollo de enfermedades periodontales, aplicando los tratamientos más actuales que son capaces de eliminar totalmente las manchas que cambian el color.

Como causas habituales que producen la formación de estas afecciones se destacan la mala higiene, el consumo de alcohol en exceso, tabaco y alimentación que altera el tono blanco de las piezas.

Adquiere un papel importante en las manchas dentales el consumo de vino, café y arándanos, así como otros factores que pueden ser genéticos, pero también influyen determinados medicamentos.

Conviene tener en cuenta los beneficios de la prevención oral para acudir con periodicidad al dentista y detectar el desarrollo de estas manchas, determinando de forma temprana el origen o tipo que influirá en el tratamiento posterior a realizar.

No todos los cambios de color en los dientes son similares, tampoco tienen los mismos factores como suponemos y existen tres tipos diferentes, entre ellos:

  • Manchas intrínsecas

Aunque menos comunes se producen en la zona superficial del diente ya sea de color blanco, como en tono marrón claro, generalmente son causadas por el envejecimiento de forma prematura y en algunos pacientes por la medicación, como pueden ser los antibióticos con efectos secundarios.

  • Manchas superficiales

En la zona externa de las estructuras dentarias son las más frecuentes y pueden tener un color marrón oscuro, originado por manchas dentales que tienen su origen en los alimentos mencionados. Pero, existe el riesgo en los dientes con fisuras de penetrar y ocasionar mayores complicaciones, hasta dificultar la eliminación total en algunos pacientes. En la consulta la limpieza profesional consigue recuperar el color blanco y evitar las manchas.

  • Depósitos blandos

Por la higiene deficiente de la cavidad bucal se ocasiona este tipo localizado en la línea de las encías, presenta un color oscuro o blanquecino dependiendo de las características de cada paciente. Todo ello, puede originarse por acumulación del sarro y biofilm, eliminándose con un pulido o raspado dental.

Formas de eliminar y evitar manchas dentales

Tratamientos muy variados evitan, previenen y logran mejorar las consecuencias en la estética con las siguientes claves:

  • Consulta al odontólogo: con la visita al profesional y la correspondiente evaluación se pueden eliminar las bacterias o sarro incrustado, causantes de la formación de manchas dentales.
  • Limpieza bucodental: mediante la rutina diaria tres veces por día y durante dos minutos aproximadamente es posible evitar este tipo de afecciones, preferentemente esperando 20 minutos después de la ingesta de alimentos para una higiene óptima. Como dato relevante, debe llevarse a cabo la irrigación bucal y usar diariamente enjuague con el fin de remover los restos de bacterias, tanto de la superficie como de la línea de encías con la higiene interproximal.
  • Dieta alimentaria equilibrada: moderar el consumo de ciertos productos, forma parte de la prevención aconsejada por los profesionales para evitar manchas. Desde el café, hasta el vino, entre otros alimentos y los hábitos nocivos como el tabaco, son fundamentales para retrasar cualquiera de los tres tipos que afectan el color natural de los dientes.

Visitando al odontólogo y aplicando los procedimientos con materiales modernos se garantizan las mejores soluciones para eliminar las distintas manchas, recuperando la sonrisa en menos tiempo. Puedes pedir tu cita ahora llamando al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

¿Qué son y cómo prevenir las caries de biberón?

El contenido de azúcares en los líquidos que alimentan a los pequeños ocasiona caries de biberón, pero existen métodos de prevención que evitarán las bacterias y placas.

¿Qué significa en los bebés este tipo de caries?

Desde los refrescos o zumos de fruta, hasta la leche y diferentes bebidas azucaradas, son la principal causa de la formación de placa bacteriana capaz de fijarse alrededor de encías y dientes, especialmente en lactantes. Así, resulta frecuente que el consumo de líquidos azucarados y los ácidos ayuden a cariarse ante este tipo de ataques.

Existen otros alimentos capaces de originar esta enfermedad asociada a la leche materna, jarabes, chupones con productos que se humedecen en miel, etc. Por esta clase de fluidos dulces, aumentan las caries de biberón que se forman durante la noche mientras duerme el bebé.

Prevención para evitar la formación de caries

Nuestros profesionales con amplia experiencia recomiendan algunas pautas que te ayudarán a mantener la salud dental de tu hijo:

  • No permitir que los pequeños se duerman con el biberón de jugo, leche o bebida azucarada.
  • Masajear las encías y zonas de tejido gingival envolviendo en el dedo una gasa húmeda.
  • Limpiar una vez al día las encías del bebé para mejorar la dentición y salud bucodental.

Todas las acciones deben realizarse desde la aparición del primer diente con el objetivo de remover la placa. También, aconsejamos utilizar cepillos suaves para la higiene diaria de los niños y aplicar pasta dental en cantidades similares al tamaño que tiene un guisante.

Como aspecto importante a tener en cuenta los padres deben usar pasta sin flúor, hasta el momento que los hijos aprenden a escupir y luego aplicar en el cepillo dental pasta con flúor. Sin embargo, será importante la visita al odontólogo entre los 6 a 12 meses de edad por primera vez.

Cambios en la dieta para evitar caries de biberón

Los dentistas hacen hincapié en la prevención como método eficiente y solución eficaz de estas enfermedades a temprana edad. Algunas modificaciones que se deben implementar son sencillas para contribuir a mejorar la salud bucal de los niños en desarrollo y entre los cambios principales la alimentación es fundamental para eliminar riesgos de caries de biberón.

Dieta para menores en etapa de dentición:

  • Disminuir el azúcar entre las comidas.
  • Reducir con agua el contenido del líquido del biberón gradualmente, entre 2 a 3 semanas aproximadamente.
  • Prevenir siempre con agua ofreciendo a tu hijo un chupón limpio y según las indicaciones del dentista.
  • Alimentar al niño después del tiempo aconsejado, implica llenar con agua el biberón por ser el único liquido seguro para ayudar en este tipo de prevención.
  • Abandonar el biberón cuando puedan beber directamente de la taza sin adelantarse al momento recomendado, gracias a la succión mejorará el desarrollo de la lengua y todos los músculos faciales.

¿Cuándo preocuparse por estas caries?

En primer lugar, será clave una alimentación adecuada para mejorar la salud de todos los dientes y para ello, recuerda que si alimentas al niño con bebidas que contienen azúcar a la hora de dormir será nocivo. Esto se debe a que las caries de biberón se producen por este motivo, debido a la disminución del flujo de saliva que permanece por más tiempo en los dientes de tu bebé.

Si quieres evitar la extracción de piezas dentales por caries graves consulta con el profesional de confianza, antes de provocar infección o dolor.

Ayuda a mejorar los hábitos alimenticios, dientes torcidos, problemas del habla y mala dentición en el futuro comenzando por la visita al dentista.

¡Los cuidados en la niñez garantizan la salud bucal permanente!

Puedes pedir cita ahora para tu consulta gratuita, llamando al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Principales ventajas y consecuencias de la fluorización

La evolución en odontología de este proceso que utiliza la sustancia para realizar fluorización, ha cambiado la incidencia y patrones hasta ahora conocidos.

¿Qué ventajas y desventajas ofrece la aplicación del flúor?

El objetivo es la prevención utilizando con suficiente precaución los fluoruros, actualmente son los responsables de mejorar la incidencia de las caries en los pacientes, gracias a los cambios desde los años 40 en este producto.

En nuestros días la toxicidad del flúor resulta un motivo de preocupación entre los dentistas, porque su acumulación puede ser excesiva y alterar en ocasionas algunos órganos o tejidos, denominada fluorosis dental.

Por ello, sus desventajas y beneficios han sido analizados para conocer si el exceso de fluorización, provoca efectos nocivos para la salud bucodental a los recomendados, que son: fortalecer los huesos y prevenir las caries.

El exceso de flúor inclusive ocasiona manchas en las piezas dentales, llamada fluorosis y se busca, reducir el daño asistiendo a la consulta con los profesionales para evaluar estos riesgos. Así, cada odontólogo puede recomendar el tipo de concentración de esta sustancia, según el agua de tu zona y también, aconsejar practicas ideales para mejorar las condiciones de la boca.

Conocer las desventajas es fundamental, pero igualmente es importante destacar las ventajas del flúor que presentan tres efectos relevantes:

  • Mejora la remineralización.
  • Potencia la resistencia del esmalte dental.
  • Beneficia por su acción antibacteriana.

La protección de la dentadura desde temprana edad es una de los beneficios más destacados, porque favorece especialmente a los más pequeños y ayuda a mantener un mejor aspecto general y saludable de tus dientes.

Reconociendo las limitaciones y uso adecuado evitarás la toxicidad crónica por acumulación o fluorización, ante la prolongada exposición a esta sustancia. La ingesta de agua con una excesiva concentración del producto no debe superar los 2 mg/litro-2 ppm (partes por millón).

¿Qué mecanismos se aconsejan para mejorar la acción del flúor?

Para potenciar las ventajas durante su aplicación el primer aspecto a considerar es la acción que produce, diferenciada en dos mecanismos que son:

  1. Inhibición de bacterias: el efecto que produce es reducir considerablemente las reacciones, provocadas por causa de la glucosis bacteriana que afecta directamente tu placa dental. Este mecanismo evita la formación de ácidos llamados butírico y acético, además consigue inhibir este proceso de descomposición de la hidroxiapatita de la placa, formando iones de fosfato, calcio y agua.
  1. Transformación de hidroxiapatita: otro proceso que produce el flúor es modificar en fluorapatita tu esmalte, mejorando la resistencia de los dientes para evitar la descalcificación. Aplicando este mecanismo como tratamiento la reacción química es aceptada, pero no alcanzaría una solución estable y permanente. Los dentistas aconsejan según cada situación particular la acción tópica ante la erupción de dientes, logrando un efecto similar al proceso sistémico.

Fluorización como método beneficioso para cuidar tus dientes, siguiendo los mecanismos de acción indicados por el profesional de confianza.

Estos formatos se aplican según el tipo de método aconsejado, ya sea por vía tópica como pueden ser los geles, colutorios, barnices o dentífricos y también a través de la vía sistémica con los actuales suplementos fluorados, incluidos en tu dieta y fluoración, mediante las aguas controladas para el consumo público.

Cabe destacar en este aspecto, el papel de gran importancia que adquieren en estos procedimientos los colutorios en el campo de la  odontología. Sin embargo, la acción del flúor no cambia de forma significativa en cualquiera de las vías mencionadas.

Combinando las aplicaciones es posible evitar la fermentación provocada en casos, donde se utiliza solamente el mecanismo sistémico. ¡Solicita cita en nuestra clínica llamando al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí, y consulta las ventajas y desventajas en tu caso!

¿El blanqueamiento dental en casa o en clínica?

El uso diario de los productos de farmacia para lucir dientes más blancos, puede resultar nocivo a diferencia del láser usado por nuestros profesionales que posibilita resultados asombrosos en blanqueamiento dental.

Beneficios y desventajas del tratamiento

El peróxido de carbamida o de hidrógeno que contienen los compuestos para blanquear se descompone y aclara tu dentadura en pocos días, porque el oxígeno penetra en el esmalte de tus piezas dentarias.

Los diversos procedimientos estéticos cambian el color envejecido, convirtiendo en luminosos y recuperando el brillo natural con las técnicas adecuadas, seguidas por nuestro equipo de dentistas especializados sin efectos desagradables, usando siempre productos de alta calidad para no dañar tu esmalte ni desgastarlo.

En la actualidad los distintos procesos mejoran el aspecto, previo estudio de cada caso en nuestra clínica para escoger el tipo de blanqueamiento dental que mejor se adapta a las características de tus estructuras.

El primer paso que seguimos en la mayoría de los pacientes que confían en nuestra profesionalidad es la higiene dental profesional, facilitando la correcta eliminación de tinciones que presentan tus dientes, estudiando posteriormente la clase de técnica a seguir en tu caso concreto.

Las dos formas de blanquear las piezas dentales responden a procesos diferentes, realizados en tu domicilio o la consulta que recomendamos conocer sus ventajas y desventajas antes de decidir cualquiera de los métodos.

Blanqueamiento en tu hogar

Este proceso indicado por nuestros profesionales incluye férulas que se confeccionan, después de tomar los modelos de tu cavidad bucal en nuestra clínica. blanqueamiento dental que seguirás en la comodidad de tu hogar, usando un aparato cómodo y sencillo de colocar que rellenarás antes con el gel proporcionado por nuestros odontólogos.

El tratamiento tiene una duración aproximada entre dos y cuatro semanas para obtener los mejores resultados, colocando estas férulas alrededor de seis y ocho horas diarias.

Las principales ventajas que obtendrás en tu domicilio con este método son:

  • Blanquear progresivamente tu dentadura.
  • Aplicar geles menos concentrados que los productos de blanqueamiento comprados en las farmacias.
  • Evitar sensibilidad dental.
  • Potenciar el procedimiento realizado en nuestras consultas.
  • Utilizar las férulas como recordatorio anual y mantener un aspecto siempre blanco.

Blanqueamiento profesional con luz led 

Realizado únicamente en las clínicas este proceso se efectúa mediante la aplicación de un gel concentrado, diferente al recomendado para uso casero. Nuestros especialistas después de colocar el gel aplican luz led, aumentando el efecto de blanqueamiento dental.

El proceso es sencillo y se lleva a cabo en una sesión de 45 minutos a una hora de duración, recuperando el color blanco natural de forma segura, menos nociva y rápida.

El diagnóstico de nuestros dentistas e higienistas es imprescindible para aconsejar el tratamiento adecuado, según las características de tus dientes, siendo fundamental la evaluación del tipo de estructuras con el fin de alcanzar los mejores resultados.

Las ventajas más importantes del blanqueamiento profesional, son entre otras:

  • Sesiones en las consultas con ambiente adecuado y relajado.
  • Rapidez en el procedimiento aplicado.
  • Técnicas indoloras.
  • Eliminación del color amarillento en una sesión única.
  • No requiere tomar muestras de tu boca.

La combinación de los dos tipos de procedimientos es una opción que deberá determinar el profesional, porque existe la posibilidad de realizar el procedimiento en nuestra clínica y también seguir en tu casa con las férulas para potenciar el efecto, hasta lograr el tono blanco deseado.

Los dos tipos se recomiendan en pacientes con mayores complicaciones por distintos problemas, buscando siempre conseguir en el menor tiempo un aspecto blanco, limpio y luminoso de tus dientes.

¡Descubre cuál es el mejor método para blanquear tu dentadura en casa o la clínica, consultando con nuestros dentistas!

Llámanos al 958 25 00 00 y pide tu cita gratuita o bien online haciendo click aquí.