blog

Blog

Me noto un agujero en el diente. ¿Qué hago?

Cuando detectamos un agujero en el diente muchas veces ya lleva bastante tiempo ahí. ¿Qué son esos agujeros y como lo podemos solucionar?

¿Cómo aparece un agujero en el diente?

Los agujeros en los dientes o muelas están originados por la placa bacteriana acumulada. Esta placa o biofilm de nuestra boca fabrica ácidos que pueden destruir nuestros dientes. Perforan el esmalte y consiguen formar pequeños agujeros negros conocidos por todos nosotros como caries dental.

Estos agujeros negros o caries a veces son muy pequeños y resultan ser casi imperceptibles. Generalmente nos damos cuenta de ellos cuando el proceso de caries ya es más avanzado. Por esto mismo es fundamental las revisiones periódicas con nuestro dentista. Detectarlos a tiempo es fundamental para proceder con el tratamiento y con la mayor eficacia.

Nada más notar un agujero en el diente, tenemos que acudir a nuestro dentista. Él actuará rapidamente para empastarlo y desactivar el avance de esa caries dental. Cuanto más tardemos en realizar este tratamiento mayor daño irá recibiendo nuestro diente o muela. Recuerda que los ácidos siguen haciendo su trabajo intentando destruir el esmalte y el interior de nuestra pieza dental.

Ante cualquier hallazgo de un agujero en el diente por pequeño que este sea, en cualquier pieza dental, sea de color negro o blanco, o esté cerca de la encía y sin dolor… no dudes en visitar tu clínica dental cuanto antes para poder diagnosticar y realizar el tratamiento preciso.

Sintomatología para saber si tienes una muela picada:

Lo común es que ese agujero en el diente sea provocado por una caries dental. El tratamiento para solucionarlo es realizar un empaste de composite o si es muy grande una reconstrucción, también con el mismo material.

  • Rotura de pequeños trozos del esmalte dental.
  • Dolor de la pieza dental con el agujero. Este síntoma es muy probable que ya se produzca cuando la caries haya afectado a la raíz.
  • Sensibilidad dental. Con comidas y bebidas calientes y frías.
  • Cambio de color del esmalte en la zona afectada de la pieza dental.
  • Aparición de abscesos en las encías. Pueden aparecer bultos cuando la pieza picada no se ha tratado y existe una infección.
  • Mal olor y mal sabor de boca de forma prolongada.

Tratamiento a efectuar ante una muela picada

Los agujeros pequeños en los dientes o las muelas picadas se tratan con un empaste o reconstrucción de la pieza con composite.

El agujero en el diente o la caries es fundamental detectarlo a tiempo. En caso contrario la caries avanza de tal manera que puede llegar a afectar al nervio y por consiguiente tener que realizar una endodoncia (matar el nervio) y una posterior reconstrucción de la pieza dental.

En muchas ocasiones lo que parece un pequeño agujerito en el diente, puede suponer una gran caries en lo más profundo de este.

Si te exploras en casa y te encuentras un pequeño agujero en un diente/muela, o notas alguno de los síntomas explicados anteriormente, no dudes en ponerte en contacto con tu dentista de confianza. Porque una pieza dental picada cuanto antes se solucione mejor será.

La profundidad y el tamaño del agujero en el diente (caries), determinará el tratamiento a realizar. Si la caries es superficial y poco extendida, bastará con un empaste simple de composite. De lo contrario si es una caries profunda, existe un riesgo mayor de realizar una endodoncia. Cuanto más profunda sea esta, más probabilidad de que afecte a la raíz.

Formas de prevenir la caries

Cuando detectamos una caries en un diente o muela, generalmente el esmalte ya ha sido afectado. De ahí que sea de urgencia adelantarnos a su desarrollo o avance acudiendo a nuestro dentista o clínica dental más cercana.

Una vez empastado y solucionado deberemos de tener en cuenta una serie de cuidados para prevenir y evitar no volver a tener ese problema. Enumeramos:

  • Realizar visitas periódicas al dentista por lo menos de 6 meses a un año como máximo.
  • Cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día y después de cada comida. El cepillado antes de ir a dormir es fundamental para dejar limpia la boca durante toda la noche. La placa bacteriana la mantendremos alejada de esta manera.
  • Limpieza interproximal o interdental. Esta limpieza se puede llevar a cabo con cinta o hilo dental para limpiar resto de alimentos y sarro entre los dientes. También podemos utilizar cepillitos interdentales además de colutorios. Otra buena técnica es la irrigación bucal.
  • Cuidemos la alimentación evitando el exceso de azúcares y limitando los productos azucarados o ácidos como los refrescos, zumos, vinos y gaseosas.

El responsable de la caries es el ácido de la placa bacteriana. Ataca al esmalte formando los agujeros y destruyendo las piezas dentales. De ahí que sea muy importante la higiene bucodental para no permitir el avance de esta placa.

Si notas cualquier caries o agujerito en tus dientes, no dudes en acudir a Dentaden. Te atenderemos rápido y aplicaremos el tratamiento necesario para salvarlos.

Puedes pedirnos cita visitándonos en cualquiera de nuestras tres clínicas, llamándonos por teléfono al 958 25 00 00 u on-line haciendo click en este enlace.

Prótesis Dental Fija. Tipos e indicaciones.

Con el fin de mejorar su funcionalidad, cualquier prótesis y en este caso la prótesis dental fija, es un procedimiento efectuado para sustituir o reparar un órgano artificialmente.

La prótesis dental fija como cualquier otro tipo de prótesis dental, son siempre productos realizados a la medida de cada paciente. Son prótesis creadas a partir de unas medidas y moldes tomados previamente por el odontólogo y enviados al laboratorio de prótesis dental para su realización. Esto no significa que después haya que hacer una adaptación final en boca por el propio dentista en la clínica para su ajuste perfecto y satisfacción plena del paciente.

Las prótesis dentales se dividen en dos grupos principales. Prótesis dental removible y prótesis dental fija. Esta última es en la que hoy nos vamos a centrar.

Como su propio nombre indica, la prótesis dental fija, es un tipo de prótesis que una vez colocada, no se puede remover de la boca (quitar o extraer por uno mismo). Son prótesis para restaurar o sustituir artificialmente piezas dentales. Estas prótesis generalmente van cementadas o atornilladas. Y se sustentan en los propios dientes naturales previo tallado, en la raíz dental a través de un pin o en los pilares de los implantes dentales.

Para entender algo mejor la composición de una prótesis dental fija, decir que comienza con un diente natural o implante. A esto se le llaman los «dientes pilares». A continuación vendría la parte de la prótesis que se apoya en estos «dientes pilares», conocida como «retenedores». En el caso de un puente, los espacios sin diente sostenidos por los «retenedores», se les llama «pónticos». Y por último la unión entre los «retenedores» y los «pónticos», se le conoce con el nombre de «conectores».

La rotura o pérdida de un diente no entiende de edades y es posible que a lo largo de nuestras vidas pueda suceder. Esto evidentemente afecta a la estética de nuestro rostro y es por ello que las prótesis dentales fijas se realizan con los mejores materiales y con un diseño específico a cada paciente y adaptado a sus facciones, previo diagnóstico del dentista profesional. De este modo la rehabilitación dental en el paciente será de lo más natural y estético.

Tipologías de prótesis dental fija

Existen dos tipologías definidas en las prótesis fijas. Las de recubrimiento parcial del diente y las de recubrimiento total. Las prótesis de recubrimiento total son dientes artificiales llamados coronas. Las coronas se colocan cementadas sobre el diente natural previamente tallado o atornilladas al implante.

Las coronas de recubrimiento total se clasifican de la siguiente forma:

  • Corona dental de un solo diente. Creadas en diversos materiales destacando la corona de metal, la corona metal-cerámica y por último la corona 100% cerámica.
  • Varias coronas dentales unidas entre si. El conocido puente dental. Creado también en los mismos materiales que las coronas individuales.

Las coronas de recubrimiento parcial son aquellas que se realizan en el propio diente natural, en zonas diferentes y generalmente van cementadas. Las clasificamos así:

  • Onlay o Extracoronarias. Aquí además se encontrarían las carillas o microcarillas de porcelana y los puentes Maryland.
  • Inlay o Intracoronarias. En el interior del diente natural.
  • Intraradiculares. Colocadas dentro de la raíz del diente. Incluyen los perno-muñón metálico o cerámico.

¿Cuando está indicada una prótesis dental fija?

Para comenzar, este tipo de prótesis están indicadas en pacientes adultos. En los pacientes jóvenes es desaconsejable porque en el tallado natural es posible dañar la pulpa en los casos de dientes poco erupcionados. Indicaciones de la prótesis fija:

  • Cuando la estructura del diente ha sido afectada por un tratamiento de endodoncia.
  • En dientes rotos parcialmente o estropeados y con la suficiente fortaleza de las raíces para soportar los dientes que faltan.
  • En reconstrucciones por estética de dientes anteriores. Para cambiar su morfología y color. Ayudando así a tener una sonrisa de cine.
  • En reposiciones protésicas de los puntos de contacto.

Para finalizar recordemos que una higiene buco dental meticulosa es muy importante para conservar en buen estado los «dientes pilares». Son la base principal de la prótesis dental fija.

Si requieres de mayor información, no dudes pedir tu cita visitándonos en cualquiera de nuestras tres clínicas, llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Corona de Zirconio vs Corona de Porcelana 100%

La corona de zirconio o la de porcelana son la parte visible del diente colocada sobre un implante o sobre el propio diente natural (previo tallado del mismo). Estas coronas se colocan por lo general cuando se ha terminado un tratamiento de endodoncia, por rotura o daño de caries en el diente natural o por simple estética en dientes muy deteriorados.

Corona de Zirconio

Uno de los últimos avances utilizados en los materiales odontológicos es el del zirconio. Con este material se están realizando coronas dentales sobre implantes, coronas dentales sobre el propio diente natural y estructuras completas de rehabilitación fija sobre implantes dentales.

La corona de zirconio es un avance importante dentro de los materiales de construcción protésico-dental. Estas coronas nos dan un plus al poder permitir eliminar el metal de las coronas de siempre realizadas en  «metal-cerámica». Hoy día ya se puede elegir con que material rehabilitar.

Hoy en día la utilización de una corona de zirconio nos ofrece muchas ventajas. El paciente recibirá un mayor confort al ser un material mucho más biocompatible. La encía lo agradecerá siempre y evitará posibles alergias en personas predispuestas o alérgicas a los metales.

Ahora bien, si tenemos que definir y decidirnos para una prótesis de zirconio, cual es el factor más importante… sin lugar a duda decir que es el estético. El zirconio se trata de un material blanco puro y muy translúcido con el cual la creación de coronas queda muy luminoso, brillante y natural.

Ventajas de la Corona de Zirconio:

  • Material blanco muy translúcido. Resalta el brillo y la naturalidad en la pieza creada. Dando una «vida real» a la corona una vez colocada.
  • El resultado estético en boca es perfecto. Son más resistentes que las corona «metal cerámica» y las porcelana 100% además de muy ligeras.
  • La superficie de este material apenas es porosa y es mucho más lisa que cualquier otro. Esta superficie ayuda a la poca adhesión bacteriana.
  • Son coronas «termicamente perfectas». Controlan mucho la temperatura al ingerir bebidas o alimentos. Haciendo que no tengamos recalos ni sensaciones desagradables por el frío o calor.

Corona de Porcelana 100%

La porcelana 100% (sin metal) son porcelanas puras prensadas. Este tipo de coronas son también muy utilizadas actualmente en la odontología estética por sus innumerables ventajas respecto a la resistencia, compatibilidad, baja conductividad y realismo con respecto al color dental original.

Ventajas de la Corona de Porcelana 100%:

  • Cerámica muy transparente que imita al diente natural. Translúcida/transparente y estética.
  • Cerámicas que alcanzan un resultado estético muy bueno.
  • Plena biocompatibilidad con la boca al no incluir ningún tipo de metal. No produce alergias.
  • Al no incluir ningún metal en su construcción, no causan coloración en las encías.

Desventajas de la Corona de Porcelana 100%:

  • Estas coronas 100% porcelana son menos resistentes que otro tipo de coronas y no se aconsejan ponerlas en todos los dientes. Por lo general son coronas indicadas para la parte anterior de la cavidad bucal. Los dientes frontales.
  • En dientes oscuros con tonalidad grisacea, las coronas de porcelana 100%, no son aconsejables al no poder reemplazar el color por su transparencia.

Diferencias entre el Zirconio y la Porcelana 100%

  • El zirconio por su extrema dureza con respecto a la porcelana, tiene una mayor resistencia y es equiparable a la resistencia de una corona metal-cerámica.
  • En las coronas de zirconio, es posible darles la tonalidad y color de los dientes naturales. Sin embargo y debido a su transparencia, en las coronas de porcelana pura 100%, no es posible reemplazar la tonalidad y color de los dientes oscuros.
  • Una diferencia común y por supuesto una ventaja es que en ambos materiales (zirconio y porcelana 100%) nunca se verán esos feos bordes grises si la encía se retrae, al carecer estas coronas de estructuras metálicas.

Como siempre y si necesitas una mayor información al respecto, no dudes visitarnos, consultarnos, o pedir cita llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

¡Estaremos encantados de atenderte! 😉

Recomendaciones para actuar ante un dolor de muelas

La odontalgia o comunmente llamado dolor de muelas es una de las afecciones más frecuentes presentadas en nuestras cavidades orales. Suele aparecer de manera repentina en forma de dolor intenso y dificil de soportar y controlar. 

Este dolor se presenta cuando los nervios de la raíz del diente son estimulados por agentes químicos, térmicos o mecánicos. El cerebro entonces percibe ese estímulo en forma de dolor intenso, dando lugar a los típicos dolores de muelas.

La manifestación de este dolor por lo general comienza con una molestia localizada en la pieza o piezas dentales causantes de este, aunque no siempre es así. Hay muchas veces que este dolor es muy intenso y puede referirse a zonas cercanas como pueden ser el oido o la cabeza provocando a veces cefaleas importantes.

La odontalgia se relaciona normalmente con el aumento en la sensibilidad dental cuando se toman alimentos fríos o muy calientes ya que las fibras nerviosas son más propensas a detectar esos cambios de temperatura.

Como hemos comentado anteriormente el dolor de muelas se produce por varias causas y para solucionarlo es necesario saber cual es. Las causas o causantes más frecuentes suelen ser los siguientes:

Estos dolores de muela son originados por varias causas y para poder solucionarse se tiene que identificar la causa. La etiología más frecuente del dolor en las muelas suele ser: 

  • Caries Dental. La presencia de caries dental es una de las mayores causantes del dolor de muelas. Esta enfermedad infecciosa cuando ha llegado a capas profundas del diente como puede ser la pulpa o la dentina es muy probable que comience a dar problemas incluso a veces puede llegar a crear un absceso dental, dañar la sensibilidad dental y la pulpa y crear profundos e intensos dolores de muelas.
  • Enfermedad periodontal. El sangrado periódico es una señal inequívoca de que se tiene una enfermedad periodontal activa. Esas zonas activas generalmente inflamadas, nos indican de la existencia de algún elemento irritativo y por consiguiente nos puede provocar dolor.
  • Rotura o traumatismo dental. Este proceso es uno de los más dolorosos. La rotura de un diente ante un golpe, la pérdida de este, o un simple golpe, es motivo más que suficiente para generarse una odontalgia muy intensa en la zona.
  • Bruxismo. En pacientes con esta afección bucal de rechinar o apretar los dientes durante largos periodos de tiempo es muy probable también que generen sobrecargas dentales y ello sea causante de odontalgia.
  • Erupción dental. Es otro de los procesos dolorosos debido a producirse la rotura de la encía a través de la mucosa.
  • Infección. Cualquier infección buco dental puede provocar dolor de muelas moderado o intenso focalizado e incluso en zonas cercanas.

Soluciones para el dolor de muelas

Acudir a un profesional de la odontología es la mejor opción. Realizar una revisión buco dental junto con una prueba o pruebas diversas, como puedan ser los rayos x, para llegar a un buen diagnóstico. Así podremos ver la causa del dolor para poder tratarla de la mejor manera.

A veces es imposible obtener una cita rápida y mientras tanto es bueno saber que opciones tenemos, para de forma puntual bajar esa intensidad del dolor:

Un remedio casero y eficaz es aplicar frío exteriormente en la zona del dolor. Este frío puede actuar como antiinflamatorio local y aliviará y ayudará a que notemos menos intensidad en el dolor.

Es recomendable también realizar enjuagues bucales con agua templada y sal. La sal como antiséptico que es, ayudará a controlar mientras tanto la infección.

Otra opción es la administración de un fármaco de tipo analgésico por vía oral. Pregunte a su farmacéutico.

Por último te recordamos que para no llegar a este tipo de casos y así evitarte un severo dolor de muelas, te recomendamos visites al dentista una o dos veces al año. Así siempre estarás vigilado, controlado y con una salud bucal enviadiable. 😉

Para cualquier duda o consulta puedes pedir cita previa gratuita llamando al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

Corona dental de porcelana. Ventajas y desventajas.

En el ámbito de las prótesis dentales, éstas se dividen en fijas o removibles. En el artículo de hoy vamos a hablar de las prótesis fijas y concretamente de la corona dental de porcelana. Como su propio nombre indica, estas prótesis fijas se encargan de sustituir o restaurar nuestros dientes naturales de una manera fija, sin poderlas extraer o sacar de la boca.

Una corona dental es lo que comunmente conocemos como funda. Un recubrimiento dental completo del diente. Las coronas son utilizadas para solucionar los problemas dentales de las piezas que están siendo comprometidas por caries, endodoncias, etc; o bien por simple estética dental en casos de piezas oscuras o tintadas. Este tipo de prótesis fija se adhiere al diente natural a través de un cementado y previo tallado dental del diente natural.

Entre las coronas dentales existen diversos materiales para su fabricación. Entre estos materiales, hoy destacamos la porcelana. Este material se utiliza generalmente para las piezas anteriores de la boca por su acabado estético. La corona dental de porcelana es la prótesis más parecida a un diente natural.

Tipos de corona dental de porcelana

Existen principalmente tres clasificaciones de corona dental de porcelana según su composición. Corona dental de feldespato, corona dental de alúmina y corona dental de circonio.

Corona dental feldespato: Este tipo de coronas con porcelana feldespática fue de los primeros materiales en utilizarse para estas prótesis en odontología. Su composición con solo tres elementos (feldespato, cuarzo y caolín) fue el mismo que se utilizó en la fabricación de piezas de arte y ciertas esculturas. Con el paso del tiempo este material ha ido evolucionando en el mundo de la odontología y hoy en día su composición es de un magma feldespático con dispersas partículas de cuarzo y en menor medida el caolín. El aspecto traslúcido de la pieza de porcelana se debe al feldespato, el cristalino y brillo al cuarzo y por último la plasticidad de esta al caolín. Existen diversas marcas en el mercado que comercializan este tipo de porcelana y cada una de ellas con un toque muy similar. Lo importante es la calidad del producto.

Corona dental alúmina: Esta corona dental de porcelana es muy parecida a la feldespática; con la diferencia que reduce la cantidad de cuarzo y añade el óxido de aluminio a su composición. Debido a este cambio, las coronas dentales de alúmina son más resistentes aún y mejoran las propiedades mecánicas. Gracias a ello se han podido realizar coronas completamente de porcelana sin la utilización de casquillos de metal. En este tipo de porcelana se conocen los sistemas In-Ceram y Procera comercializado por diversas marcas.

Corona dental circonio: Las coronas de circonio a día de hoy son las coronas de porcelana más avanzadas y de última generación. Son coronas con un alto grado de resistencia gracias al circonio y una alta tenacidad. Este tipo de porcelana está compuesta por óxido de circonio en un 95% y un 5% de óxido de itrio. Igualmente a las anteriores existen diversas marcas comercializadoras de este tipo de porcelana.

Ventajas y desventajas de las coronas dentales de porcelana

La principal virtud o ventaja de las coronas de porcelana es su estética en boca. Gracias a lo traslúcido de su material, se consiguen unos resultados espectaculares en el sector anterior de la boca. Pareciéndose a los dientes naturales en un porcentaje elevadísimo.

Otro punto importante y a favor de las coronas de porcelana es que todos los materiales son biocompatibles con la boca y el organismo humano y no provocan alergias de ningún tipo. Además estás coronas de última generación han podido desplazar a las coronas «metal-cerámica» debido a poder fabricarlas directamente sin el material metálico del casquillo; y por consiguiente el resultado final es excelente y muy satisfactorio para el paciente.

Como desventaja comentar que este tipo de coronas están indicadas generalmente en los dientes anteriores de la boca puesto que en los posteriores y debido a las fuerzas masticatorias no son compatibles. Otra de las desventajas también puede ser el costo que es algo más elevado que una corona «metal-cerámica». Todo es cuestión de valorarlo antes con el odontólogo.

Para cualquier consulta o información, puedes ponerte en contacto con nosotros pidiendo una cita previa llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click en este enlace.

¿Qué es y en que consiste un puente dental?

Habrás oido hablar de muchos términos dentales como protesis fija, removible, puente dental, implantes, etc. Todos ellos van encaminados a sustituir alguna pieza o piezas dentales y aparentemente todos cumplen la misma función pero realmente no todos tienen porque ser igual de eficaces y más teniendo en cuenta las diferentes morfologías bucales y funcionales de cada paciente. Cada tratamiento para la sustitución de piezas dentales ha de comentarse con el odontólogo teniendo en cuenta la estética y comodidad que el propio paciente demande.

A continuación te vamos a contar en este post que es realmente un puente dental, sus ventajas e inconvenientes, como se realiza el tratamiento en cuestión y que diferencias existen con otro tipo de tratamientos con la misma finalidad, para poder ayudarte a decidirte o por lo menos tener los conceptos más claros y así poder tomar una mejor decisión final.

¿Qué es un puente dental?

El puente dental está compuesto por varias coronas (dientes) unidas entre sí formando un grupo alineado. Este grupo o composición será el que cubra el espacio dejado por el/los diente/s perdidos. El puente dental está denominado como una prótesis dental fija y no removible ya que se apoya en las piezas dentales sanas de cada paciente salvando así las ausencias entre diente sano y diente sano. En definitiva, el puente, también conocido como prótesis parcial fija, es una buena opción para sustituir esas feas «mellas» producidas por la ausencia de las piezas dentales.

¿Cómo se coloca un puente dental?

Pasos antes de colocar un puente dental fijo
Te preguntarás como se coloca un puente fijo, ¿verdad? Para comenzar el odontólogo deberá de examinar la boca y realizar varias pruebas. La primera prueba será realizar una radiografía panorámica de la boca y a continuación tomar unas impresiones con masilla de alginato de las dos arcadas de la misma para posteriormente realizar un molde de escayola donde poder trabajar esa prótesis.

La segunda prueba es preparar los dientes sanos naturales del paciente para recibir el puente dental. Para ello es necesario tallar esos dientes con el fin de que la prótesis dental sea bien recibida en cuanto a estabilidad y agarre y tenga una garantía de seguridad en cuanto a sujeción. En este paso a veces es necesario realizar alguna endodoncia en alguno de los dientes.

Estos dientes naturales tallados o trabajados llamados «pilares» serán la sujeción y el agarre del puente; y son considerados como la estructura principal donde apoyará el puente dental. Los «pilares» serán los encargados de recibir la carga completa de todo el puente dental.

Colocación de los puentes dentales fijos
Después de la preparación del tallado dental y habiéndose conocido la estructura bucal del paciente mediante las impresiones; el odontólogo colocará provisionalmente una prótesis dental realizada en resina mientras el laboratorio protésico elabora el puente dental definitivo.

La elaboración del puente definitivo al ser realizado por un laboratorio protésico, necesitará unos cuantos días para poder ser colocado en la boca del paciente.

Una vez colocado es posible que se tenga que hacer alguna visita más a la clínica; para ajustar la forma y tonalidad del puente dental. Esto hará que el paciente quede completamente satisfecho.

Ventajas e inconvenientes del puente dental

Como ventaja principal respecto a los implantes hay que decir que un puente dental es más económico. Los implantes dentales tienen un precio de mercado superior; por consiguiente la opción del puente es una muy buena solución si se anda con un presupuesto ajustado.

El puente dental ofrece larga durabilidad, gran resistencia y buena estética pero no se puede comparar en cuanto a durabilidad (teniendo en cuenta siempre el cuidado personal de cada boca) con los implantes dentales ya que todo el peso del puente dental va, como ya hemos dicho, apoyado en los propios dientes naturales tallados que hacen de «pilares» y los implantes no, al disponer de su propia raíz.

¿Cuáles son los problemas dentales más comunes?

Desde las enfermedades buco dentales, hasta la falta de higiene que es el factor más importante del desarrollo de patologías, son importantes y debemos conocer los principales problemas dentales para evitarlos, visitando cada seis meses al dentista para una revisión y diagnóstico.

¿Cómo evitarlos y cuáles son los problemas dentales más frecuentes?

Evitar las complicaciones orales resulta más sencillo siguiendo las pautas de la prevención oral y por esta razón es necesario mantener un cepillado diario tres veces por día en las encías y dientes controlando el desarrollo de las bacterias que conllevan varias afecciones. Pero, cepillar los dientes no es la única solución, sino que debemos recurrir a otras técnicas complementarias como el enjuague bucal, la higiene interproximal, el hilo dental, la irrigación bucal y la correcta limpieza lingual para evitar los habituales problemas dentales. Además, es importante acudir al odontólogo ante la presencia de síntomas como el dolor, enrojecimiento de las encías y otras molestias, sin dejar de lado las revisiones cada seis meses.

Os dejamos una breve explicación de las complicaciones más comunes que resolvemos con éxito en nuestras clínicas:

  • Caries dentales: Afecta tanto a niños, como adultos y destruyen progresivamente los tejidos internos, encontrándose su origen en los ácidos que provocan la pérdida del esmalte de los dientes. Esta enfermedad bucodental puede ocasionar en sus fases avanzadas la extracción de la pieza dental y para evitarlo es imprescindible la prevención basada en un buen cepillado, eliminando los productos con azúcar y visitando al especialista con periodicidad.
  • Periodontitis: Surge cuando no se diagnostica a tiempo esta afección y en pacientes con gingivitis mal tratada, provocando la movilidad de los dientes y el mal aliento. Destruye lentamente los soportes de los dientes cuando la infección se encuentra en estados avanzados y puede ser más grave, aunque detectada en los controles regulares el dentista preserva la salud bucal.
  • Gingivitis: Es otro de los problemas dentales que afecta a muchas personas por la acumulación de placa bacteriana y encías, además de sus síntomas que son el sangrado, inflamación y enrojecimiento, siempre con un proceso reversible si se consulta a tiempo para evitar que se produzca la periodontitis.
  • Llagas: Que son habituales junto con las aftas y otras irritaciones que surgen por estrés o falta de higiene que alterna las funciones vitales como beber y comer, provocando molestias por causa de las llagas que pueden desaparecer después de varios días.
  • Dolor de muelas: Aparece de repente y cambia por completo las rutinas de quienes lo padecen, hasta desarrollar infecciones por distintas causas que deberá valorar el odontólogo.
  • Bruxismo: Este hábito sucede mientras dormimos al apretar los dientes con fuerza y aunque difícil de detectar puede complicarse con las roturas dentales o cefaleas. Para reducir las causas principales y evitar estos problemas dentales, acudir a la consulta es el primer paso para impedir el rechinar de dientes.
  • Manchas dentales: Son superficiales en la mayoría de los casos y aparecen en la zona superficial de las piezas dentales oscureciendo el tono natural, pero son fáciles de eliminar con el blanqueamiento dental y la limpieza profesional que recupera rápidamente la sonrisa.
  • Halitosis: Procede de la cavidad oral el mal aliento que se intensifica a primeras horas de la mañana, afectando las relaciones personales hasta encontrar solución en la limpieza de la lengua y el uso de colutorios o enjuagues bucales.
  • Rotura dental: Si bien pueden ser totales o parciales, será preciso acudir al dentista para considerar el mejor tratamiento de restauración estético y funcional del diente.
  • Dientes sensibles: Cuando el paciente experimenta sensación de dolor ante los estímulos fríos o calientes y si persiste se elimina consultando con el profesional de confianza.

Así que ya sabes… toca cuidarse los dientes y boca todos los días. 😉

Odontología versus Tabaquismo. ¡Cuidemos nuestra boca!

Fumar influye en la sonrisa cambiando el color natural de los dientes y afectando las encías con los hábitos perjudiciales que provoca el tabaquismo.

¿Cuáles son los efectos en la salud oral del tabaquismo?

Todos sabemos que afecta la salud general del organismo, pero durante la adolescencia y la juventud, generalmente se adquiere este vicio que puede durar varios años. Mascar tabaco o fumar son hábitos nocivos, también para la salud bucodental, porque deteriora de forma progresiva los dientes y produce los siguientes efectos con importantes complicaciones:

  • Enfermedades periodontales al favorecer la periodontitis y la gingivitis, cuando se alteran las defensas del sistema inmunológico, destruye los tejidos que actúan como soporte de los dientes y existe la posibilidad de perder las piezas dentales.
  • Estéticos, porque el tabaquismo modifica el color natural de los dientes que adoptan un tono amarillento, alterando la sonrisa y en algunos pacientes, provoca manchas que solo se eliminarán con tratamientos odontológicos específicos.
  • Mal aliento, quizá es el efecto más conocido por ser una consecuencia derivada del tabaco, especialmente cuando no se mantiene una higiene oral adecuada para evitarlo, permaneciendo por más tiempo. Aunque el uso de enjuagues bucales puede ser una solución si contiene flúor, como elemento protector del esmalte dental.

Así mismo, se encuentra entre las causas principales del cáncer oral, según afirman las investigaciones al respecto, porque han detectado el origen de esta patología en el 80% de los casos estudiados por causa del tabaco. Como dato relevante de los problemas que ocasiona el tabaco en la dentadura es importante destacar, que genera retraso en la curación de las heridas o llagas después de las extracciones de dientes y aumenta el riesgo de infecciones, alargando la recuperación en cualquiera de los procedimientos realizados. Sabemos que muchos pacientes fumadores deben mejorar su rutina de control, asistiendo a la consulta para las valoraciones periódicas y potenciar la higiene dental, además de abandonar el tabaco de forma definitiva.

Prevención y pautas contra el cáncer oral

Diversos factores influyen en la aparición de esta enfermedad bucodental grave y el tabaquismo es una causa que puede evitarse con prevención. Comenzando por adquirir hábitos saludables el primer paso será visitar al dentista, cuando se detectan los primeros síntomas y aunque podrían pasar de forma desapercibida o confundirse con la gingivitis la inflamación en la zona de los maxilares, bultos pequeños o irritaciones que no cicatrizan, deben ser diagnosticados por el odontólogo.

La detección temprana de la patología en pacientes con tabaquismo es clave para mejorar el resultado final y siempre se aconseja la biopsia oral. Para una prevención eficaz es fundamental seguir estos consejos:

  • Visitar al dentista dos veces al año como mínimo, ayudará a una detección precoz del cáncer oral.
  • Realizar una higiene oral rutinaria con el cepillado correcto 3 veces al día, usando hilo dental y colutorio contribuye a prevenir las causas en personas fumadoras.
  • Evitar los hábitos de riesgo beneficia esta patología cuando se abandona el consumo de tabaco y el alcohol que son determinantes en el desarrollo de esta afección.
  • Acudir al odontólogo para la revisión de las prótesis, especialmente porque forman parte de los elementos de riesgo y los pacientes que son portadores de prótesis, deben asistir regularmente a la consulta para un seguimiento profesional.

Hoy en día, diferentes tratamientos ofrecen una solución a los problemas causados por el tabaco y permiten evitar los graves riesgos que ocasionan, tanto la prevención como las técnicas aplicadas por el profesional, consiguen mejorar los efectos adversos de estas sustancias en la salud bucodental. ¡Visita a tu dentista periódicamente y evita fumar para garantizar tu bienestar con una gran sonrisa! Puedes consultarnos llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

¿Por qué elegir las coronas dentales?

Funcionalidad y corrección son aspectos básicos para mejorar distintas imperfecciones con las coronas dentales en función de cada paciente y sus características.

Tratamientos estéticos de máxima efectividad

Muchos procedimientos para corregir los dientes son solicitados para alcanzar un alto grado de estética y corrección total, optando por las coronas que cumplen con las necesidades de funcionalidad exigidas.

Desde la estructura hasta la aplicación es diferente a las carillas, porque son finas láminas de porcelana o composite adheridas a las piezas dentarias. Aunque, puede durar más tiempo la adhesión al diente es la principal característica de las carillas, mientras las coronas dentales marcan la diferencia como estructuras completas y pueden ser de zirconio o porcelana.

El tratamiento conlleva el tallado del diente y un encaje perfecto para su posterior aplicación en la pieza original, siempre con resultados efectivos que evitan la pérdida dental cumpliendo así la función estética.

Por su parte, cada paciente con sus particularidades merece especial atención del profesional, quien determinará las mejores condiciones para el diente. Las carillas mejoran el color, posición, forma o tamaño, solucionando estos problemas leves y las coronas se recomiendan en las piezas deterioradas por varias patologías como las caries, bruxismo o fracturas, entre otras.

Cuando se necesita recuperar y mejorar el aspecto estético, nada mejor que aportar fortaleza en la masticación sin dejar de lado la restauración, como elemento determinante que pueden requerir los adultos. Y, también algunos pequeños, según diversas situaciones pueden necesitar el uso de coronas ante la presencia de caries profundas y otras patologías odontológicas.

En caries extensas el empaste no es una solución y para conseguir un excelente resultado final la propuesta del profesional se centra en estas estructuras de materiales solventes de gran calidad.

¿Cómo restaurar la dentadura de los niños con coronas dentales?

Generalmente, cuando los dientes de leche sufren patologías y afectan la estética el odontólogo puede considerarse la posibilidad de restaurar con coronas dentales. Esto se debe a la funcionalidad que ofrecen, siendo las más recomendadas para las piezas dañadas las estructuras de resinas compuestas y materiales como el acero.

Aunque en adultos es habitual el uso de porcelana entre los elementos, resultan perfectas como solución para los más pequeños la colocación sobre los dientes, hasta el momento que caigan solas las piezas junto con la corona.

Sin embargo, muchos suponen que es innecesaria la colocación en los dientes de leche por la temporalidad de estas piezas, pero resulta indispensable para colaborar en el mantenimiento de los espacios, donde se alojarán los dientes definitivos. Además, representan la clave principal durante el aprendizaje de la dicción y fundamental en el proceso de masticación.

Todos los odontopediatras presentan como motivos importantes para usar las coronas dentales las siguientes recomendaciones:

  • Colocar después de practicado el procedimiento de la endodoncia, porque las piezas se debilitan y requieren mayor fortaleza.
  • Caries muy avanzadas que no obtienen buenos resultados con los empastes.
  • Defectos o fracturas que son frecuentes en niños por accidentes durante los juegos.
  • Mejorar los hábitos de limpieza bucal y evitar nuevas caries.

Prevenir con estas coronas otras patologías más graves es la principal apuesta por el uso de estas estructuras dentales, también animan a seguir con una limpieza oral diaria y cepillarse tres veces al día.

Tanto los niños como muchos adultos que necesitan una restauración de la pieza, solicitan una consulta al odontopediatra y el dentista de confianza, profesionales cualificados para aconsejar las mejores coronas en cada caso.

¡Cuidar los dientes desde edades tempranas, siempre es necesario para lograr sonrisas sanas y estéticas por más tiempo! Contacte sin compromiso, nuestra clínica dispone de los especialistas para elegir coronas personalizadas. Para más información puedes pedir tu cita previa y gratuita llamando al número de teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

¿Cómo cuidar el esmalte dental de tus dientes?

Todos sabemos que los hábitos de alimentación e higiene son fundamentales para cuidar el esmalte dental que se pierde, cuando envejecen las personas.

Claves para evitar el desgaste del esmalte dental

Como resulta evidente, naturalmente se desgasta el blanco original y frente a este problema lo más aconsejable es alejarse de las bebidas y productos nocivos, también puedes optar por restringir su consumo sin privarte de nada.

Sin obsesionarse es posible limitar convenientemente la ingesta y mantener una higiene bucal óptima. Aquí te presentamos una lista negra de los alimentos que representan una amenaza para conservar el blanco de tus dientes.

Si piensas que tu dieta incluye los alimentos que describimos lo mejor será modificar el consumo y evitar las consecuencias desagradables de coloración. Entre los principales debes tener en cuenta los siguientes:

  • Refrescos

Para comenzar, este tipo de bebidas carbonatadas al ser ácidas, contienen elevados niveles de azúcar que se suman a los ácidos y se llevan medalla de honor en nuestra lista. Como supondrás el esmalte dental se erosiona de forma paulatina y desgasta las estructuras.

Ante esta composición, inclusive los jóvenes presentan destrucción esmaltaría prematura en la dentición por ser un cóctel explosivo los refrescos.

Esto se suma al consumo frecuente y mala higiene oral, convirtiéndose en un caldo de cultivo perfecto para formar la placa bacteriana causando patologías de todo tipo. Desde enfermedades periodontales o caries, hasta trastornos cardiovasculares y diabetes son algunos de los efectos que producen si no limitamos estas bebidas.

  • Alimentos Cítricos

Si bien parece lógico que el ácido propio de ciertos productos daña el esmalte dental, será importante evitar el abuso del zumo de limón, por ejemplo, porque cuenta con concentraciones altas este cítrico. En menor medida las naranjas en fruta o zumo son perjudiciales y nuestros profesionales aconsejan regular su consumo.

Debemos tener presente no eliminar su consumo porque son buenos para la salud en general, pero sí reducir la cantidad diaria de estos alimentos. Otros como el vinagre que son procesados, también contiene ácidos en su composición.

  • Dulces

Especialmente los más pegajosos dejan restos entre los dientes y afectan tu esmalte, como: turrón, frutas deshidratadas, chuches, etc.

Recuerda que la exposición a este tipo de dulces con excesivo azúcar, facilitan las caries al perder el esmalte dental si no retiras correctamente durante tu limpieza bucal los restos después de ingerirlos.

  • Caramelos y frutos secos

Como es evidente estos alimentos tienen un doble valor perjudicial por su elevada concentración de azucares y el efecto es superior al chuparlos por determinado tiempo. Tanto partir caramelos con los dientes que podría ocasionar una fractura en las piezas dentarias, como masticarlos es muy negativo.

Sucede lo mismo con frutos secos que no contienen azúcar, pero deberás tener cuidado para masticarlos, especialmente los kikos.

Como podrás comprobar, existen varios enemigos del esmalte: ácidos y azúcar, son los principales. Pero, será sencillo evitar este riesgo presente en los alimentos antes mencionados y consumir en cantidades reducidas las salsas, galletas, pan de molde, zumos artificiales, entre otros.

Todos los productos que contienen azúcar deberían ser erradicados de las dietas o limitado su consumo. Por ello, te aconsejamos que comiences a leer con detenimiento las etiquetas de los alimentos al realizar tus compras, y te llevarás una sorpresa, porque está presente en más artículos de los que supones.

Hoy es el día perfecto para comenzar de forma sencilla a disminuir esta ingesta y visitar a los dentistas de nuestra clínica para evaluar tu caso particular, está en tus manos mantener siempre blanca tu sonrisa.

¡Esperamos tu visita a nuestras clínicas para ayudarte a lucir los dientes más blancos!

Pide tu cita gratuita y sin compromiso alguno, llamando al teléfono 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Motivos para cambiar el empaste de amalgama

El nivel de toxicidad es una de las principales causas para sustituir tu empaste de amalgama por productos alternativos, como composites o cerámicas que son más estéticos y seguros.

Razones importantes para cambiar tus amalgamas

En los medios se difunde desde hace varios años las consecuencias sobre la alta toxicidad y presencia de mercurio en estos empastes que contienen metal tóxico. El uso cotidiano de este producto está muy limitado para las personas, también en las reconstrucciones dentales se evita este material.

Pero, ¿qué sucede con las piezas que presentan importantes cantidades de mercurio? Nuestros dentistas en la consulta procuran reemplazar estos productos dentales en tus dientes y cambian el  empaste de amalgama por estos motivos:

  • Presencia de mercurio.
  • Problemas de estética dental.

Nuevos estudios e investigaciones científicas revelan los altos niveles de toxicidad del elemento a nivel neurológico, corroborando que en todo el mundo se descarta de las actividades humanas, entre ellas el uso en odontología.

Las amalgamas son utilizadas desde hace 150 años para el tratamiento de caries, denominados entonces como “empastes de plata”. Desde las décadas del 70s y 80s aumentaron los postulados científicos que recomendaban no usar este material por el alto riesgo de intoxicación y envenenamiento que podía provocar.

En odontología se desarrollaron diferentes técnicas a partir de estas conclusiones, buscando reconstruir dientes libres de amalgamas, evitando la exposición del paciente a estos problemas de salud.

La composición de las reconstrucciones dentales con cantidades de zinc, estaño, plata y mercurio en bajas proporciones, representan cantidades significativas para identificar como peligroso este compuesto.

Estudios recientes han demostrado que existe correlación entre el número de empaste de amalgama de las personas y los niveles encontrados en sangre y orina.

El uso y eliminación de estos productos con mercurio están desaconsejados también por la OMS, donde se incluyen este tipo de empastes. Este metal en tu boca resulta tóxico porque se evapora a 25°C, cuando bebes café o té a temperaturas que pueden llegar a 60ºC, liberando el vapor que puede exponerte a este proceso nocivo.

¿Qué consecuencias conlleva esta exposición al mercurio?

Los problemas de salud que puede ocasionaros esta inhalación de vapor afectan directamente a tu aparato digestivo, riñones, pulmones, sistema inmune y nervioso. En mujeres embarazadas especialmente el metal puede ocasionar problemas a nivel neurológico al feto.

Actualmente la Unión Europea estudia prohibir el mercurio debido al impacto elevado que genera para el medio ambiente, mientras países como Dinamarca, Suecia y Noruega desde 2008 ya aplican esta restricción.

¿Cómo cambiar las amalgamas por otros empastes?

Nuestros dentistas recomiendan siempre reemplazar tu antiguo empaste de amalgama, realizando una reconstrucción totalmente estética y saludable sin metales. Visitando la consulta podemos evaluar tu salud oral y aconsejar las opciones personalizadas que requieres.

El cambio se realiza siguiendo protocolos estrictos para extraer las viejas amalgamas y evitar tu exposición a los vapores del mercurio, sustituimos por otros materiales como:

  • Resina
  • Composite
  • Cerámica

Estos productos alternativos os permiten mejorar la belleza de los dientes y aumentar la seguridad, para mantener una buena salud oral y general.

El recambio es aconsejado por muchos expertos para evitar la exposición del paciente, también del profesional que realiza el procedimiento al cambiar generalmente por materiales, como el composite realizado a base de resinas.

El riesgo del mercurio es innecesario cuando existen otras alternativas seguras, capaces de cumplir las mismas funciones a nivel estético y garantizar la reconstrucción de tus dientes afectados con la misma dureza que las amalgamas.

Nos preocupamos por la salud de nuestros pacientes, diagnosticando el cambio que necesitáis para mantener el buen estado bucal y mejorar la imagen de tus dientes.