Ortodoncia infantil en niños y adolescentes

Ortodoncia infantil

Recurrir a la ortodoncia para el crecimiento y la buena alineación de los dientes en edades infantiles es un punto a favor a la hora de obtener mayores posibilidades terapéuticas. Una de las principales razones es por la etapa de desarrollo en la que se encuentran los huesos faciales del niño. De este modo obtenemos una mayor posibilidad de actuar sobre ellos, haciendo que su crecimiento sea guiado a través del ortodoncista mediante la ortodoncia infantil.

En adultos para modificar las estructuras óseas de la cara será necesario acudir a la cirugía ortognática o maxilofacial con la finalidad de mover la mandíbula.

Tengamos en cuenta que los dientes de leche serán reemplazados por piezas dentales definitivas y si el espacio óseo no es el suficiente para albergar dientes de mayor tamaño, nos encontraremos con el problema en la edad adulta de falta de espacio o apiñamiento dental.

De ahí que aprovechemos las edades infantiles para utilizar el mayor y más rápido periodo de crecimiento. Este periodo es perfecto para el tratamiento de ortodoncia infantil. Una etapa y oportunidad estupenda que no debemos dejar pasar para un tratamiento exitoso.

Malos hábitos en niños que se pueden corregir con la ortodoncia

Ciertos niños tienen hábitos típicos de su edad y que impiden el buen desarrollo mandibular. Estos hábitos generan alteraciones en los dientes y mala oclusión con el consiguiente trastorno funcional y estético.

Uno de los hábitos más extendidos en los niños es el de «chuparse el dedo». En principio no debería de tener ninguna otra importancia hasta los seis años de edad aproximadamente, pero es ahí, a partir de esa edad cuando puede provocar una mala oclusión dental el seguir «chupándose el dedo». El paciente en edad adulta puede padecer una «mordida abierta«.

La maloclusión de «mordida abierta» puede también suceder con la deglución atípica. En el momento de tragar, el niño tiende a empujar con la lengua los dientes anteriores hacia adelante, creando una fuerza importante sobre esos dientes, provocando que se separen hacia delante.

Hay niños que también sufren problemas en los maxilares provocado por la respiración oral. Estos niños con esa situación deben de ser vigilados por sus padres para poder identificarlo. Además este tipo de respiración por la boca puede afectar negativamente en el rendimiento diario del niño provocando cansancio y sueño.

La respiración oral está provocada por una obstrucción nasal constante. Por ello el niño se ve obligado a respirar por la boca. El día a día de estos pequeños suele ser incómodo al permanecer constantemente con la boca abierta e incluso por las noches roncar. Estos niños suelen sufrir de otitis y problemas de audición además de tener voces nasales y enuresis durante el sueño. Este tipo de respiración oral impide que se desarrolle bien el maxilar superior, de ahí que cuando este problema sea detectado por los padres, sea necesario acudir al especialista en ortodoncia para valorar y planificar el tipo de tratamiento para su niño.

Factores a tener en cuenta para la ortodoncia infantil

El tratamiento de ortodoncia comienza con una visita al ortodoncista y su correspondiente revisión.

Una vez diagnosticado y estudiado el caso se comenzará con la realización del tratamiento una vez que los dientes definitivos del niño hayan aparecido reemplazando a los de leche, salvo en algunos casos.

La aparición de los dientes definitivos es fundamental para colocar una ortodoncia infantil puesto que este tratamiento se realiza para posicionar correctamente los dientes con el fin de mejorar la estética y salud bucal. Por consiguiente es absurdo comenzar este tratamiento con los dientes de leche.

Todo lo contrario sucede cuando los problemas son de huesos o mandibulares como anteriormente hemos descrito. En este caso debemos iniciar el tratamiento a la mayor brevedad.

Resumiendo, los aparatos de ortodoncia fijos se utilizarán en niños con dientes definitivos estando orientados a la alineación, oclusión y estética de los dientes; y los aparatos removibles serán los empleados en niños con dientes temporales o de leche. Estos últimos corregirán el hueso y los malos hábitos anteriormente descritos durante el crecimiento de los dientes definitivos.

Muy importante por esto anteriormente descrito, acudir al especialista en ortodoncia lo más pronto posible, para diagnosticar precozmente y realizar un tratamiento más seguro y efectivo.

Recordarte que en Dentaden, tu clínica dental en Granada, tenemos a tu disposición un amplio equipo de profesionales. Aconsejamos una revisión anual como mínimo tanto para ti como para tus hijos, además es completamente gratuita.

Pásate ya por una de nuestras tres clínicas o pide cita llamándonos al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí. Tus hijos te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *