Dientes sanos para toda la vida

A continuación vamos a hablar y a darte unos consejos fáciles y sencillos para mantener unos dientes sanos durante toda la vida. Estos consejos te van a ayudar a mantener tu boca y dientes en buen estado, sin grandes complicaciones. De esta manera podrás disfrutar de una sonrisa deslumbrante «de cine» por mucho más tiempo.

Los dientes son un bien preciado y como tal hay que cuidarlos no solo ya por razones estéticas sino también funcionales. Las funciones de los dientes son diversas y no solo cumplen la de masticar o morder los alimentos. También realizan una función importante para la digestión al segregar la boca lubricantes y enzimas cuando se mastica. En definitiva la boca y los dientes sanos son el «comienzo de una buena digestión». Imagínate si no tuviéramos dientes, no podríamos comer alimentos duros y solo tomaríamos dietas blandas, trituradas o líquidas.

Y no solo estas funciones bucales, otra fundamental es la de poder hablar bien para hacernos entender y comunicarnos correctamente con los demás. Para ello la función de la lengua, labios cavidad bucal y dientes hacen un «pack» que se complementan entre si para poder formar las palabras y la entonación de estas.

Como una parte más del cuerpo humano, es necesario cuidarla. Es muy probable que sin cuidados se nos presenten diversos problemas bucales en dientes, encías y boca en general como puedan ser inflamaciones, llagas, caries, infecciones, perdidas de piezas dentales, etc… Para controlar, evitar y prevenir este tipo de problemas y así poder mantener una boca y dientes sanos, te dejamos aquí unos consejos para seguirlos regularmente tal y como te indicamos:

  • Cepillarte los dientes con pasta dentífrica que en su composición incluya el flúor, todos los días por lo menos dos veces al día y siempre después del desayuno y la cena. Si puedes, es recomendable cepillarte los dientes también después de cualquier otra ingesta de comida. Por ejemplo en el almuerzo.
  • Importante es también la duración del cepillado que debe ser de unos 3 minutos, dedicando exclusivamente ese tiempo a todos los dientes de la boca sin olvidarse de ninguno. Recuerda que el diente también tiene una cara trasera.
  • La lengua debes de cepillarla igualmente. De esta manera descartarás posibles problemas de mal aliento.
  • Las encías se pueden cepillar pero ejerciendo un ligero masaje con el cepillo dental.
  • El cepillo dental debe ser de cerdas suaves (no por más dureza es mejor) y debe cambiarse cada 3 meses.
  • Utilizar hilos, sedas o cintas dentales, o cepillos interdentales, para quitar los posibles restos de comida, como mínimo una vez al día.
  • Enjuagarse la boca con un enjuague bucal (colutorio) que no contenga alcohol.
  • Controlar o suprimir los alimentos con azúcar entre comidas
  • En los deportes de contacto, utilizar protectores bucales para prevenir golpes y posibles traumas.
  • Especial cuidado con los medicamentos. Sobre todo jarabes. Es conveniente preguntar a tu médico o farmacéutico antes de tomarlos porque pueden dañar tus dientes sanos.
  • El tabaco puede mancharte los dientes pero peor aún es que puede provocarte cáncer bucal. No fumes ni mastiques tabaco.
  • Analiza a menudo tu cavidad bucal. Mira y observa si tienes llagas, ampollas, inflamaciones o cualquier otro cambio que notes.
  • Acude a Dentaden por lo menos una vez al año. Recuerda que las revisiones y limpiezas son totalmente gratuitas.

La mejor arma para tener unos dientes sanos y una boca saludable es seguir estos consejos. Recuerda que en Dentaden nos tienes para lo que necesites. Solo tienes que pedir cita llamando al 958 25 00 00 o bien on-line haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *