Blanqueamiento dental interno para dientes endodonciados

El blanqueamiento dental interno en dientes endodonciados o «sin vida», es uno de los tratamientos especializados en estética para conseguir una sonrisa sana, bonita y natural.

Higiene bucodental

Para conseguir una bonita boca con unos dientes blancos y brillantes debemos comenzar por lo más básico: La higiene bucal y las revisiones periódicas. Anticiparnos a los posibles síntomas es fundamental.

La limpieza o cepillado dental es el primer consejo para conseguir un bonito tono en tus dientes. La recomendación general es cepillar los dientes con un cepillo suave o medio y con una pasta dental con flúor durante unos tres minutos y tres veces al día, después de cada comida.. A día de hoy existen infinidad de marcas dentífricas y con diferentes composiciones para una limpieza dental de éxito. No olvidemos completar nuestra higiene bucodental con hilo o cinta y/o cepillos interproximales para eliminar toda la placa en estos espacios tan pequeñitos.

Importantísimo también acudir a nuestro profesional de confianza para una revisión dental cada 6 meses como mínimo. Programar revisiones (además gratuitas en Dentaden) es una acción inteligente para el cuidado y salud de tu boca. Recuerda… prevenir antes que curar.

Hábitos saludables

Bien es sabido que los malos hábitos no nos llevan a buen puerto. La salud bucodental al igual que la salud en general, se ven seriamente afectadas con ciertos hábitos como son el fumar y beber alcohol. Está claramente comprobado que el tabaco afecta directamente a nuestra salud bucal. Empeorando nuestras encías y cambiando la tonalidad de nuestros dientes.

Una vida sana y saludable con una dieta rica en pescados, frutas y verduras y la reducción de azúcares, bebidas carbonatadas e hidratos de carbono, mejorará nuestra salud y el estado general de nuestra boca.

Tratamientos estéticos

En la odontología estética uno de los tratamientos más realizados es el del blanqueamiento dental. Consiguiendo reducir varios tonos en nuestros dientes. El objetivo está bien claro, obtener y dar una mayor blancura y luminosidad a nuestra sonrisa.

Como tratamiento alternativo al blanqueamiento dental, existe la posibilidad de colocar carillas dentales o microcarillas (ya sean de composite o porcelana). El tratamiento con carillas además de cambiar la tonalidad dental, tiene la posibilidad de tapar o arreglar malformaciones o tamaños diferentes del diente.

Por último, el tratamiento de blanqueamiento dental interno es otro acto clínico con el que poder dar una buena solución a la tonalidad de nuestros dientes.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental interno?

El blanqueamiento dental interno es un tipo de blanqueamiento generalmente realizado en dientes endodonciados y sin raíz, «muertos». Son dientes que por lo general al quedarse «sin vida», se oscurecen con el paso del tiempo o presentarán una tonalidad diferente al resto de dientes «vivos».

Para la correcta realización de este tratamiento es preciso que el tratamiento anterior de endodoncia o como se le conoce comunmente «matar el nervio», esté bien realizado. Aparte es también imprescindible que el diente a tratar, tenga parte de la zona de su estructura sana. De este modo podremos realizar el blanqueamiento dental interno, de lo contrario, deberemos de optar por otro tipo de tratamiento como puedan ser el tallado y la colocación de una funda o corona dental.

En un diente endodonciado la realización del blanqueamiento se realiza colocando, en la cámara pulpar a partir de la dentina y dentro de la estructura del esmalte (sin llegar a la superficie más externa), el agente blanqueador. Produciendo este una reacción en forma de oxidación en la dentina oscura o manchada. Esta reacción hará que se produzca el efecto blanqueante.

Requisitos a tener en cuenta para un blanqueamiento dental interno

Para un correcto tratamiento es importante que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Tener el diente sano respecto a no tener enfermedad periodontal ni patología periapical.
  • Estar sana la dentina.
  • Una buena realización del tratamiento de endodoncia.
  • Evitar contacto de los productos blanqueadores con los tejidos blandos.
  • Apertura adecuada coronaria.

Indicaciones y contraindicaciones para el tratamiento

Indicaciones:

  • Dientes vitales con una calcificación de los conductos radiculares y la cámara pulpar.
  • Piezas dentales vitales con manchas de antibióticos tipo tetraciclina y que en ellos no surten efecto los blanqueamientos convencionales externos.
  • Dientes no vitales con manchas internas y con una endodoncia bien realizada.

Contraindicaciones:

  • Dientes oscuros de hace ya años atrás. Estos dientes por lo general tienen mayor dificultad de blanquearse.
  • Dientes con reconstrucciones y/o fisuras.
  • Pacientes con enfermedad del periodonto (encías) y dientes cariados.
  • Pacientes que desean un color exacto al resto de su dentadura.

Pasos para la realización de un blanqueamiento dental interno

  • Limpieza dental con ultrasonido.
  • Anotación y comprobación del color del diente o los dientes con una guía de color dental para comprobar después la variación de tonos.
  • Aislamiento con dique de goma y aplicación de crema específica hidrosoluble para la protección de los tejidos blandos.
  • Acceder a la corona y al interior de la cámara pulpar retirando previamente los materiales de la restauración.
  • Acceder a los conductos radiculares, eliminando aproximadamente 3 mm de material de restauración antes de colocar el dique de goma con una sonda periodontal y haciendo una transferencia de la sonda al interior de la cámara pulpar. Este procedimiento tiene el fin de crear espacio para aplicar el producto blanqueante.

Este producto blanqueador (perborato de sodio mezclada con agua destilada) entrará por los túbulos dentinarios alcanzando la superficie radicular.

Esta técnica sencilla y rápida es muy eficaz para devolver el tono primitivo del diente dañado que contrasta en color con el resto de dientes.

En definitiva, el blanqueamiento dental interno está indicado para dientes endodonciados correctamente y en dientes vitales con cambio de tonalidad con respecto al resto de piezas; y que no responden al efecto de un blanqueamiento tradicional externo.

Para una información más detallada, no dudes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro número de teléfono 958 25 00 00 un on-line haciendo click aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *